Mis humildes y sencillas letras, son las hojas de mi otoño tardío cuando comencé a lagrimear tinta sobre pensamientos huérfanos, desgranando amores y fantasías en la soledad de mis horas.



*Hacer versos malos, depara más felicidad que leer los versos más bellos* Hermann Hesse

*Soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabras de lo que digo* Oscar Wilde

LO QUE SE ESCRIBE AQUÍ NO TIENE PORQUE SER BIOGRÁFICO,
LOS PENSAMIENTOS Y LA IMAGINACIÓN SON LIBRES COMO EL VIENTO
🍂 SI BUSCAS ALGO TRASCENDENTAL, ESTE NO ES EL LUGAR. AQUÍ LO ÚNICO QUE TRASCIENDE ES LO INTRASCENDENTE.

11.6.22

Hoy no... me hables

 

Una mirada melancólica
al pasado me lleva
y me llena.

¿Será este presente
gris nube
que formé,
navegando en el vacío?.

Dime el porqué,
si en mi exterior
todo está bien.

Algo atenaza
y sujeta,
la luz se apaga.
Intermitente
quiere reflejar fijeza.

Hoy no.

El pensamiento marchito
como jardín sin agua,
se ha quedado
en el interior profundo.
Mal sitio 
para recibir luz.

Todo 
lo que profundiza,
duele.
Allí se encuentra algo,
zafio, inherente
que bulle
en palabras que no brotan,
y se pudren.

Ven, y cierra por mi
ese fondo,
para que el olor
no afecte 
a la boca que sonríe,
y mata el pensamiento
con un beso.

18 comentarios:

  1. Muito belo o teu poema Elda!...
    Ah! O tempo! O passado! Há algo, uma voz, um olhar, um perfume ocasional, levanta em nossa alma a poeira das recordações. E quando o revisitamos, a alma se esfria, fazendo com que sintamos o peso da nostalgia sobre as pálpebras...

    Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Trazos de melancolía, preguntas al aire y ese 'Hoy no' nos lleva a reflexionar sobre lo que duele, lo que no se ve y cómo con un beso, a veces, todo se calma.
    Abrazos, Elda, y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  3. Nuestros pensamientos a veces nos llevan por esos lugares que mejor dejarlos sin volver a ver...o sacarlos de una vez por todas , porque son nubes espesas que seguramente no impide ver con más claridad el camino limpio de nuestra real conversión.

    Tengas un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. Nostalgia en en tan bellas letras llenas de reflexión.
    Como siempre, un profundo y gran poema.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. La memoria es una herencia que nos trae de todo. Todo aquello que vivimos y dejó huella en el alma, en el corazón.

    Y según sea nuestro estado anímico ese espejo que es la memoria nos hace ver belleza o tristeza.

    Tu retrato es muy especial, de íntima belleza, pero ese remate final me parece sublime, pues en el abrazo o en el beso, encontramos la fuerza para ahuyentar a los fantasmas que se refugiaron en nuestra memoria.

    Bravo, amiga mía!!! Una delicia leerte.

    Y un enorme abrazo!!!

    ResponderEliminar
  6. Estimada Elda, “Hoy no…no hables”…Toda la melancolía se refleja en tu verso y se deja fluir y se conduce hacia ese rango de bienestar que acaso se nos escapó por azar…pero ya no hay lugar para los divertimentos, todo ha de ser gestado sin descaros o malas caras innecesarias… “mal sitio para recibir luz”…cierra lo ingrato y hazlo con un beso… gracias por tu bien hacer Elda.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  7. Es inevitable la melancolía, el dolor causado y la desazón, Elda... pero se aliviana el alma, al final de todo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. La solución a ese conflicto interno ha llegado de tu mano,
    porque es hermoso
    todo lo que puede
    cancelarse con un beso.

    Se respira poesía
    en este jardín de versos
    y en todo el universo
    deberían prosperar
    amor, paz y alegría.
    Un abrazo, hasta otro día.

    ResponderEliminar
  9. Elda querida, hoy te abraza la nostalgia, esa que cuando asoma todo lo vuelve gris y hasta la sonrisa se paraliza
    Nlo permitas, la felicidad está en tí ....
    te admiro y quiero, un abrazo gigante

    ResponderEliminar
  10. Nossa vida é feita de coisas muito boas, saudades dessas; mas vem as lembranças não tão boas, são as mágoas que ficam de certas coisas e essas são difíceis de esquecer, nos acompanham, não querem nos largar, nossa mente é um alimento para elas.
    As saudades, o coração abraça!
    Uma boa semana, querida Elda!
    beijo

    ResponderEliminar
  11. Quando olhamos para o passado, talvez em busca dos bons momentos da infância a névoa impede nossa visão.
    Um belo poema.
    Uma boa semana, Elda.
    Um abraço.

    ResponderEliminar
  12. Waaaoooooo... Parece premonitorio! Ayer no conseguí hablar contigo en todo el día...
    Espero no ser el destinatario del poema! :))))))
    Abrazos Elda.

    ResponderEliminar
  13. ¡Hay días tan melancólicos!... Y no debería ser así: el pasado es realmente cosa muerta... Mejor momificar...
    Amiga poeta, lograste convertir este día difícil en un hermoso poema, con metáforas admirables, con propiedad y gran elocuencia... Aplaudo.
    Una semana más ligera y fresca... Abrazos
    ~~~~~

    ResponderEliminar
  14. Hola Elda, un poema lleno de nostalgia que muy a menudo no podemos evitar a si como el dolor, pero poco a poco y con esperanza lo superamos, un placer como siempre leerte Elda.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Aún estamos en primavera y la nostalgia aflora en tus letras.
    Mejor es abrirle la puerta al corazón y dejar que los sentimientos fluyan, para mí es el mejor medio de liberar añoranzas y tú sabes hacerlo en versos que llegan al corazón del lector.
    Mientras te escribo, arde esta tierra con 37 grados, dentro de un rato me iré al pueblo, allí se respira y siempre suele correr una suave brisa, pasaremos allí el fin de semana.
    Cariños.
    Kasioles
    .

    ResponderEliminar
  16. Ay, las miradas melancólicas al pasado. Nos pueden resultar muy emotivas, pero a la vez dañinas si no sabemos gestionarlas adecuadamente. Pero hay que reconocer que la melancolía inspira bellos poemas. Esto lo sabes tú mejor que yo. Creo que no hay poeta que no se deje acariciar por la nostalgia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Vim reler-te... Ler-te é sempre um doce fascínio!
    Uma noite linda para ti.
    Un beso, Elda.

    ResponderEliminar
  18. Mil gracias por vuestros comentarios, y vuestra paciencia para leerme.
    Abrazos.

    ResponderEliminar