Mis humildes y sencillas letras, son las hojas de mi otoño tardío cuando comencé a lagrimear tinta sobre pensamientos huérfanos, desgranando amores y fantasías en la soledad de mis horas.



*Hacer versos malos, depara más felicidad que leer los versos más bellos* Hermann Hesse

*Soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabras de lo que digo* Oscar Wilde

LO QUE SE ESCRIBE AQUÍ NO TIENE PORQUE SER BIOGRÁFICO,
LOS PENSAMIENTOS Y LA IMAGINACIÓN SON LIBRES COMO EL VIENTO

24.10.21

Sin edad

Atrapada en el aire
va la vista de los paisajes
recordando los olmos
y robledales,
donde el arcoíris
deja su mágica luz
formando mosaicos de colores.

Elegí pintar el lienzo
en tus labios silenciosos
olvidados de besar,
y allí encontré el placer
de recordar el pasado.

Borré el presente inhumano,
gris y solitario,
y la esperanza llegó
para detener el tiempo
bajo el titilar de una caricia
tan simple y tan eterna,
como el rutilar de las estrellas.

Acuné el instante,
y te vi de camino
besando la punta de mis dedos.
Delineé nuestros labios
en la humedad del silencio,
y la imaginación se elevó
donde el arcoíris
deja su mágica luz
formando teselas de colores,
y volé sin edad...
como "hija del viento".

16.10.21

Desmotivación

 

 Ahora si que volaron los pájaros.
Las tardes se abandonan en las noches
y la oscuridad se hace dueña;
le sobran horas que faltan al día.
El reloj con firmeza marca el tiempo
sin darse cuenta si hay lobreguez o alba,
y vuela.
En la mente desaparecen las mariposas
que daban colorido a las palabras.
 El sembrado de los pensamientos
se seca porque ya no grita el día
con la luz de la imaginación,
se perdió por el sendero del tiempo
como se pierde la fronda
al llegar la estación incolora,
y como se pierde lo vivido,
mientras un soplo de viento nos lleva
hacia un destino desconocido.

La edad del sueño desaparece,
volaron los pájaros.
Nada queda en el nido... 
de la fantasía.


6.10.21

Se introduce en mi cama...

 

Nocturnidad,
una palabra que me quita el sueño.

Entra en mi dormitorio,
se introduce en mi cama,
enciende la luz
dañando mis parpados
preparados para dormir
entre pensamientos plácidos.

La noche llama al insomnio
y comienza la función
con una sempiterna música.
La conozco,
sus notas no me agradan
son estridentes,
y como poseídas
bailan en mi mente.

Miro el reloj:
¡vaya!
las tres de la mañana
y mis ojos cerrados e inquietos
no consiguen volar
al país de los sueños,
donde me espera
un descanso feliz.

Mi mente sigue a la deriva
sin centrarse en el timón
en este mar revuelto
de sabanas arrugadas,
que ya laceran mi piel.

¡Las cinco menos cuarto?
Quizás pueda robar
unas horas al amanecer
y entrar en un sueño profundo,
donde la voz del mundo
no me grite estolideces,
sino susurros de ensueño
a la luz de una luna llena,
mientras busco en tu memoria
palabras que yo quiero,
para ponerlas en tus labios...
aventureros.

29.9.21

A través de la utopía

 

Es necesario cerrar los ojos
para entrar de lleno en los sueños.
Un mundo mágico
que la mente crea a través
de la utopía propia o ajena
para vestir la mente
de alegres fantasías.
Solo basta un instante
para sentirse prisionero
de un amor inexistente,
mientras el mundo mágico
de los sueños, se despierta
en una realidad vagabunda
que baila al son
de una música lejana.
Dulces momentos de un tiempo
que solo existe en el recuerdo.


Pero todo está bien.

Solo son frases que busco
y no encuentro.
Perezosa está la mente
y todo mi cuerpo.

Quizás en un amanecer rosado
vuelva la brisa primaveral,
y debajo de su sombra
se despierten sensaciones
envueltas en el murmullo de un aliento,
y busque los paisajes favoritos
en unos ojos ya perdidos,
porque así lo quiso el tiempo.

Delego mis letras en la mirada de otros
para que ellos las pinten
de expresiones brillantes,
mientras yo dormida sin sueño,
dejo caer el lápiz a la orilla
de unas letras que no hallo.


21.9.21

Quería seguir...

Abrazada a lo inconsciente
pasa la vida,
un día tras otro
restando horas,
camino de un final
que no se sabe cuando ha de llegar,
pero que llegará
aunque me esconda tras la niebla
de mis pensamientos consentidos.

En aquel momento se quedó
la mente distraída
al ver unos pajarillos
delante de mi ventana,
dando saltos, moviendo su colita,
y picoteando entre la hierba.

Era una mañana suave
de cielo ceniciento.
Nubes altas y traslucidas
dejaban pasar la luz del sol
que intentaba calentar
aquel silencio en la aldea.
¡Había tanto silencio!
que no me dejaba pensar,
me distraía su mutismo;
incongruencia que estudio
y no hayo respuesta.

Quería seguir
dibujando palabras
en los renglones.
Tatuar con letras
la luz y las sombras del aire
y pintar con ellas
los misteriosos rincones,
como pintó Monet con sus pinceles
la luminosidad de los colores.
Pero me quedé en pausa,
y las letras volaron de mi mente
cual pájaros...
y pensé:

Quizás mañana,
u otro día,
si el sol me regala su fulgor,
y los pajarillos no me distraen
con sus aleteos,
podré hilvanar algunas palabras
para cantarle a lo más bello:

La vida, el amor y la naturaleza 

14.9.21

Momentos en el tiempo -Septiembre

 

Su melena verde perfuma de oxígeno
las calles de la ciudad,
alivia los calores del verano,
es un delicado paraguas cuando llora el cielo
y ríe el sol con su boca de fuego
extendiendo sus brazos acogedores
para los amores más tiernos,
y ofrece su tronco para tatuar señales
que perduran en el tiempo.

Un sol acaricia la mañana suavemente.
El viento está en calma,
se presiente un día caluroso
por la cuesta de occidente.
La contaminación acecha en lo alto,
el tráfico aumenta,
y es que agosto murió y ha nacido septiembre
que activa el movimiento de la ciudad
pisando las huellas del sosiego.

Y otro curso más sobre las flores delicadas,
sobre los pies descalzos y heridos,
sobre las golondrinas que emigrarán
hasta la próxima primavera,
y sobre el vestido de los árboles
que irán descosiendo sus costuras,
hasta quedar desnudo de sus ropajes
cuando sean de oro mate,
y entonces, el viento hará su trabajo
volviéndolas mariposas en el aire.

Bello septiembre,
entre dos meses se sienta a esperar
los caprichos de la naturaleza,
mientras la paleta de colores
prepara sus pigmentos cálidos
para recibir el otoño.



2.8.21

El amor es como rosa

 

Sí, soy mujer de costumbres,
y costumbres olvidadas
al notar que ya no vienes
a verme por las mañanas.

Ahora ya no me importa
si te vienes o te marchas
tu ausencia no me provoca
estoy en completa calma.

Ni te quiero ni te olvido,
contraste sin definir
y aunque no tenga sentido
siempre lo percibo así.

Entre tu orilla y la mía
hay una laguna muy grande
donde el cariño se encoge
y este olvido se expande.

Y así es como están las cosas
cual vuelo de mariposas
del jazmín al limonero
sin pensar en lo certero :

Que el amor es como rosa
que por falta de calor,
con el frío se deshoja
sin perfume ni color.

________🤍________

Os deseo, un hermoso y plácido mes de agosto. 


26.7.21

Sueña en tu viaje

 

La palabra suena en el vacío
si no la lees tú, viajero,
al que siempre anhelante espero.

Deja esa maleta de verdades
y coge el maletín de los sueños.
Seguro que está repleto,
y si los revisas despacito
quedarás atrapado por una melodía
y quizás sientas lo que yo siento:
El perfume del lirio y el limonero.

Encontrarás muchos momentos
que dejaron huellas
de felicidad y sentimiento,
de emociones sonrientes
de carcajadas y encuentros,
y volverás a vivirlas
como si fuera el instante
donde ocurrieron:

En aquel jardín
donde se encuentra el perfume
del lirio y del limonero.

Recuerda,
y esos segundos
te quitarán el frío del cuerpo.

Viajero, sueña en tu viaje,
antes que llegues a la última estación
donde ya no te harán falta los perfumes,
los sueños, ni las realidades.

20.7.21

Automatismo

Un sueño está firmado
y guardado en la carpeta
de mi tocador bajo una llave,
que no da la vuelta.

No quiero que nadie lo lea,
son simulaciones
que ocupan espacios
todavía no ocupados.
Polvorientos por el ayer
con sombras de preguntas
sin respuestas.

Vacías sensaciones
se desprenden cuando no he visto sus letras.
Se borraron como se borran los sueños
en una noche inconsciente
de penumbra suspensiva,
buscando llaves que no abren
la puerta de salida.

Entra la noche en el insomnio,
y en una página en blanco
vacía la mente,
que atorada no sabe donde se encuentra,
hasta que la luz refleja las incongruencias
que salen de unos dedos sin verdades.

Pero a pesar del automatismo
empleado para repartir palabras
vacías de sensaciones: 
Soy el suspiro que cierra la noche
rellenando renglones,
esperando ser el tuyo que abra los días
en todas las direcciones.
Y cuando eso ocurra,
será el sueño que tenía firmado.
.

13.7.21

Desde mi otra ventana

 


Desde mi otra ventana
miro el monte,
tan verde, tan poblado,
que ya no se divisa
la aldea de enfrente.

Hoy se balancea levemente el viento,
y de vez en cuando el sol se esconde.
Se ha desplomado la temperatura
en este día de julio
y se enfría el ambiente.

Todo sigue igual.
Solo los árboles crecen
formando una jaula alrededor
en este valle de robledales,
donde impera el silencio.
Tan sólo los pájaros rompen
el mutismo
con sus vuelos de rama en rama
y sus cantos matutinos,
plenos de libertad 
como las nubes que van y vienen
por un cielo transparente.

Desde esta ventana,
todo el ambiente es verde,
solo la pintura de mis labios
es diferente.

El monte rompe el horizonte
y la mirada se detiene.
:
Después de este
respiro oxigenado
vuelvo al mundo...
¡mi gran ciudad!.
Pero volveré
a este hueco
de verde mirar.


4.7.21

Letra + letra

 

Comienzo a dibujar 
letra más letra
sin saber muy bien donde me llevan.
Quisiera pintarlas 
con armonía y sutileza,
como un parpadeo de la luna
en una noche de silencio
cuando el viento duerme,
mientras un perfume en el aire
de canela y té,
embriaga mis sentidos.

¿Canela y té?, ¡si no me gusta!.
Quizás ha influido su color
al pensar en el ocaso,
ese momento que el sol
se va perdiendo tras el horizonte
dejando en el cielo
un lienzo seductor y mágico.

Pero fuera de este pensamiento
todo sigue igual.
Solo el segundero del reloj
ha dado mil vueltas,
mientras divagaciones sin sentido
van hilvanando letras
con puntadas de humo
que se descoserán,
con un insatisfecho suspiro.

Doy cuerda a la ruleta del corazón
a ver si sale premio,
mas el engranaje tiene herrumbre
y atasca los sentimientos;
pero si recuerdo tu nombre
y eso no es mentira, es costumbre.

27.6.21

Te buscaré otro día


No te conozco hombre de fuego
y a pesar de eso te busco en mi memoria,
por si alguna vez me dejaste una huella
con la que poder nombrarte en un verso 
y de ahí, crear una romántica historia.

Hago un último esfuerzo
para buscarte entre los vuelos del sentir,
y no hay nada que me lleve a ti,
pero yo sé que de vez en cuando
llamas a mi puerta,
y entonces me embriagas el pensamiento
que se desgrana en unas palabras
si la imaginación está dispuesta.

He logrado encontrarte
en el pliegue de un sueño.
Estoy contenta, 
las alas me han crecido
y preparada estoy 
para viajar en el mar de las ilusiones
y contigo dar mil vueltas
por la última estación,
que serenamente me tienen presa.

La imaginación
se ha diluido de repente
y huyen los pájaros 
que se habían despertado 
en mi corazón y en mi cabeza.

Te buscaré otro día,
¡no sé dónde!
pero te encontraré,
me haces falta
para pintar de amor mis renglones.


20.6.21

Con, Antonio Machado

 




Sentí tu mano en la mía,
tu mano de compañera,
tu voz de niña en mi oído
como una campana nueva,
como una campana virgen
de un alba de primavera ......... (Antonio Machado)

Sentí lo mismo aquel día
por la vereda de flores
cuando tu mano y la mía
unidas poros y pieles
sintieron algo de amores ....... Elda

¡Eran tu voz y tu mano,
en sueños tan verdaderas!...
Vive, esperanza ¡quién sabe
lo que se traga la tierra! ….....(Antonio Machado)

No fue un sueño de almohada,
fue real como la vida.
Tú me hablabas de amores
y yo te los devolvía
uniendo dos corazones ......... Elda

Soñé que tú me llevabas
por una blanca vereda,
en medio de el campo verde,
hacia el azul de las sierras
hacia los montes azules,
una mañana serena ........... (Antonio Machado)

No fueron sueños, amor,
fue una verdad verdadera,
caminabas de mi mano
al caer la primavera.

El viento sopló muy fuerte
y el ocaso en nuestros cuerpos,
se presentó de repente.
Ahora mis besos se pierden
y entre lluvia de suspiros,
lloran mis labios ardientes ............ Elda


13.6.21

Eres eso, y lo contrario

 

Ya eres
un latido
de mi corazón.
Una ventana
abierta a la luz
de la mañana.
Una flor
que perfuma
un pequeño rincón
de mi jardín.
Una palabra
en el silencio,
una pequeña
melodía
en mi pensamiento,
y la sonrisa
en mis labios.

Pero también eres:
Un latido maligno
en mis venas,
la afonía
de mi delicada
garganta.
Una mancha
colgada
de mi falda,
la nube oscura
que tizna mi cielo.
La abeja
que produce
hinchazón.

Eres miel
en mis heridas,
pero algunas veces,
amargas como la hiel.

6.6.21

Más allá del arcoiris

En aquel lugar,
más allá del arcoíris
donde los pájaros ya no llegan
ni el viento sopla con fuerza.
Allí, donde la luz
se vuelve resplandeciente
porque cerca están las estrellas
compartiendo con la luna
un espacio sideral.
Allí mismo te encuentras tú
lucero del alba,
donde las partículas cósmicas
son flores que pintas
con la mirada
de tus ojos grandes
y pestañas rizadas,
que se cerraron sin mi permiso
ni el tuyo
en una noche fría y aciaga
de diciembre,
cuando todas las ventanas
de este lado de la luna
dormían profundamente.

En aquel lugar,
más allá del arcoíris
donde la luz
se vuelve resplandeciente
con los colores de tus pinceles,
algún día volveré
a llamarte por tu nombre:
Amor.