Letras desprendidas de una pluma muy sencilla donde el amor y desamor son desgranados por sueños y fantasías hilvanados con alguna realidad. Son las hojas de mi otoño tardío cuando comencé a lagrimear tinta sobre pensamientos huérfanos, en el silencio de mis horas.



*Hacer versos malos, depara más felicidad que leer los versos más bellos* Hermann Hesse

*Soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabras de lo que digo* Oscar Wilde

LO QUE SE ESCRIBE AQUÍ NO TIENE PORQUE SER BIOGRÁFICO,
LOS PENSAMIENTOS Y LA IMAGINACIÓN SON LIBRES COMO EL VIENTO

28.2.21

Evocaciones

 

Ya no volverán esas ilusiones
que hacían gala en los pensamientos,
y se transformaban en palabras escritas
en nuevos renglones
que ahora  se han hecho viejos.
Ya no volverán esas ilusiones,
se han fundido con el tiempo.
Han volado como vuelan las nubes
cuando hace viento.

Quisiera volver a tener
el secreto de la primavera,
del amanecer, del fuego, 
y el cálido escalofrío 
de los sentimientos.
Pero ya no importan los secretos,
porque el amor en el corazón
se ha desvanecido, ha muerto.

¡Ah, quién pudiera ser como el río
joven eterno, y quedarse
fuera de las prisas estacionales
caminar sin preocupaciones
como camina el viento!.

No, no digas que estoy afligida,
nostálgica, o con melancolía;
es la verdad del hoy, del mañana,
es el corazón, es el reloj del tiempo
donde la cuenta sigue veloz,
haciendo muy cortos 
los buenos momentos.

Ecos cada vez más lejanos
de ayeres caprichosos con aromas,
a tilo, a romero.

Quedo cantando silenciosa
abrigada por dulces evocaciones
a través de la noche,
esperando el regalo
de un nuevo amanecer
que se detenga,
en los más bellos instantes.
 

21.2.21

Sin título

 

¿Está lloviendo en tu ventana,
o es solo en la mía?
Y es que anochece violentamente
en estos días,
como el corazón anciano
cuando su amor ha partido
de la mano de una muerte.
Tal como un perfume
que se fue en el viento,
o un suspiro de alegría
o de lamento.

Un verso,
una línea
que no encuentro.
Todo es bazofia
como la vida
en este momento.

Quién se puede inspirar?.
Es fácil echar la vista a un lado
y mirar el cielo azul
y los almendros rosados,
la nieve que se derrite
y los arroyuelos cantando.
Pero la realidad,
está detrás de la ventana.
Una piara de cerdos
ha salido de sus cuadras
rompiendo la luz
de todos los espejos,
las notas musicales
de un violonchelo,
y mancillando con el hedor
de sus patas manchadas,
el perfume de una nueva primavera,
la que el cuerpo, la mente
y el alma esperan...

Un verso,
una línea
que no encuentro,
porque todo es bazofia
en este momento.

Quiero oír una canción de amor
aunque sea lejano,
para que el latir de mi corazón
no palpite en vano.

16.2.21

Un paseo en la mañana

 

El cielo abre su color
entre copos de nubes
níveas y grises
que florecen en un azul intenso,
bajo los rayos del sol.

El aire tiene aroma de primavera,
mientras paseo emocionada
en una mañana clara y ligera.

Me emociona este paseo
con un halo de nostalgia.
Un recuerdo de la niñez
al recorrer el lugar donde me crie
y observar mi antigua casa
todavía en pie.
La única que se mantiene
de aquella entrañable época.

La he visto preciosa,
pequeña,
como una mariposa
cuando revolotea
libando en su trozo de tierra.

He retrocedido en el tiempo,
y encontré a la niña feliz
jugando en esa calle,
que ahora, y como otras veces,
vislumbro con atención
los cambios producido en el tiempo,
y me inunda una dulce melancolía
que me produce
un suspiro de emoción.

Sigo caminando 
el Paseo de la Dirección,
¡mi querido barrio!
muy cercano al actual,
mientras termino de contemplar
una amplia vista 
que se veía desde mi balcón:
un horizonte ondulado
por la sierra de Guadarrama,
¡Madrid!
y el pecho se me ensancha de aire puro
al aspirar el ambiente donde crecí.


9.2.21

Las palabras que me debes

No puedo silenciar el silencio
de las palabras que me debes,
las que no me dijiste
en la noche rota de diciembre.

No puedo silenciar el silencio,
no quieren los labios del pensamiento.
Un pellizco del sur lo grita
cuando suena la guitarra del corazón.

No puedo silenciar el silencio
cuando todo brilla alrededor,
perlando las oscuras penas
que se vuelven collares de emoción.

Pero puedo silenciar el silencio
cuando no hay nada que decir,
cuando la vida duerme plácidamente
en el sentir del sentimiento,
soñando un corazón florido
que perfumó todas mis esquinas.

Silenciaré el silencio
cuando se acerque la tarde
a los brazos de la noche,
cuando las sombras pierdan su voz,
cuando la luna grite en silencio
y así escuchar,
las palabras que me debes
de esa boca perdida
en los flecos del tiempo.


1.2.21

Donde se bordan los sueños

 

Donde se bordan los sueños,
allí quisiera estar siempre
tras la ventana de la imaginación
donde las nubes recorren el alba,
sutilmente, para no cegar
el resplandor del sol que con su calidez,
da permiso a las aventuras del corazón.

Donde se bordan los sueños
surgen inesperadas las voces del amor
envuelto en la seda de los pensamientos
que tapan la realidad de la vida,
a veces cruel cuando se mira alrededor.

Donde se bordan los sueños,
te encuentro a ti con diferentes rostros
para decirte, te quiero;
palabras que se van perdiendo en el olvido
porque no las pronuncian mis labios,
solo los dedos revolotean prestos
para dejar la huella de mis pensamientos.

Donde se bordan los sueños
siempre estará presente el amor,
mientras no se pierda la sonrisa,
ni el latido... ni la imaginación.


26.1.21

Vagar en la niebla

 Ver las imágenes de origen

"Qué extraño es vagar en la niebla",
todo se oculta,
la sombra desaparece
y el horizonte no se presenta.
Los árboles no ven su campo,
los pájaros se confunden de nido.
Las luces se difuminan con el velo gris,
se desorientan el día y la soledad.
El día se vuelve noche,
la soledad se queda sola,
el amigo no conoce al amigo
que siempre caminó a su lado,
a su lado no ve a nadie
y a nadie ve
porque al caer la niebla,
lo ha borrado todo...

Se despeja
y surge el horizonte,
aparecen las sombras 
con la luz del sol.
El día se ha vuelto día,
 la soledad tiene compañía
los pájaros han encontrado sus nidos,
porque al desaparecer la niebla
se ha iluminado todo...

Y,
El mundo rezuma amor.
-¿Dónde?-

18.1.21

Un ojo de la noche

 

Un ojo de la noche entra por mi ventana,
curioseando los infinitos minutos
que se van sin decir nada.

Es hora de dormir
en esta cálida estancia
donde todo está bien
a pesar del frío y las heladas.

El corazón no tiene que decir,
tampoco las palabras
ni escritas, ni habladas.

Echo el último vistazo
a la noche despejada.
Todo es silencio,
solo el escaso viento
acuna las ramas desnudas,
y el semáforo de la esquina
baila con sus pequeños colores
al ambiente gélido, y sosegado.

Las inmóviles vidrieras
se van apagando
con la sombra del sueño.

Los instantes en este letargo
pasan cada vez más lentos
esperando el alba,
donde la velocidad de las horas
con los mismos minutos
aumentará,
hacia un lugar no deseado...

Un ojo de la noche
curiosea por mi ventana,
y después errante,
la veo caminar hacia el albor
perdiéndose en los sueños.

11.1.21

Nada

 

"Volveré a pensarte"
escribí en una ocasión
cuando la mente
me sorprendía,
cuando se desbordaba
la imaginación
según escribía.
Y ahora, espero en vano.

Se nubló el sol en los renglones,
los pensamientos no fluyen,
están dormidos
en una tranquilidad
espesa de movimientos.
Los sueños se han hecho viejos,
ni me duelen ni me dan alegrías,
todos están serenos y silenciosos
como las calles de mi barrio
 en una noche fría.

Quedo pensando frente
al espacio en blanco
mientras hago un último intento
buscando en mi piel una huella
que me hable.
No hay nada, o está oculta
bajo las hojas secas...
del tiempo.


Hace un sol incipiente
que no caldea este frío día,
ni tampoco las palabras,
ausentes, perdidas
en un horizonte desdibujado.

¿Volveré a pensarte,
de aquella manera?

Quizás,
si me susurra tu pensamiento,
porque en el mío, eres todo y nada.
Eres aquel que encontré 
en el agujero del tiempo
cuando la noche se suicidaba,
en los colores del amanecer.

21.12.20

Tu recuerdo


Pintura José Bravo

Tu recuerdo,
una flor perfumada en mi traje de invierno,
una luz en mi espacio sideral,
la vereda libre para mi pensamiento,
el hueco donde alojar mi corazón.

Tu recuerdo me visita,
y yo le dejo, hasta que sale el sol
desenredando la oscuridad de la noche.
Entonces, vuelvo a pisar la realidad
y guardo la llave del olvido hasta la próxima vez
que me hables con el pensamiento,
y yo te escuche
como escucho el viento en estos momentos,
murmurándome en los oídos con sus arpegios
en medio de una calma transparente
donde la serenidad,
hace eco en todos los rincones de mi cuerpo,
mientras miro en la misma dirección
donde dejaste las tres huellas de carne y hueso...

Tu recuerdo,
se intensifica en el mes de diciembre
como el perfume de las flores
en primavera.
Porque tú me enseñaste
a pintar las paredes de colores
con tus ojos acastañados,
donde llevabas todos los pinceles
que coloreaban
el mundo de mi alrededor.

Tu recuerdo,
una dulce llama que ahora me alumbra
después de haber llorado en el tiempo,
cuando yo era risa.
*
*
*
Os deseo unas Felices Fiestas y un Año Nuevo en todos sus días, mucho mejor..
Abrazos, no con palabras sino de corazón a corazón.


14.12.20

ÉL & ELLA, dueto (Cuartetas)

 

Él
Eres todo un encanto
eres todo ternura,
una amiga a la que canto
y adoro con locura.

Ella
Yo te quiero amigo mío
por tus bonitas palabras
que se orillan en mi río
tan hermosas y tan claras.

Él
Pues si tú lo quieres, cariño
yo seré la orilla tuya,
tus olas serán tu guiño
y yo el hombre que te arrulla.

Ella
Arrullada en tus brazos
estar siempre yo quisiera,
y así me dieras abrazos
hasta el día que muriera.

Él
¡Ay Elda de mis amores!
la que me alegra la vida,
eres del jardín, sus flores
y de sus flores mi preferida.

Ella
Tu flor preferida no soy
lo sé de sobra mi amigo,
pero solo me importa el hoy
momentos de estar contigo.
                                               
                                           A.A y E.

Y aquí se acaba el brebaje
que sin alcohol embriaga,
por su verbo y su lenguaje
que restaura cualquier llaga.

Así quiero yo galanes
con sus palabras floridas,
son auténticos imanes
si ellas están bien pulidas.
   
                     *                     
Amigo de gran bagaje
a ti te doy muchas gracias,
por este estupendo viaje
de tan bonitas falacias.


7.12.20

Día gris, literalmente

 

Hoy un día feo, sin sal,
para quedarse en la cama
acurrucado y sin pensar,
porque los pensamientos molestan
cuando no dicen nada.
Pero es imposible, la olla bulle y,
burbujea en el fuego
sin dar tregua al ensueño
que quiere de nuevo instalarse
más allá del horizonte,
en el arcoíris del tiempo.

La juventud se niega a acompañarme
por el túnel de la memoria
y alegrar este día viejo de otoño.

Delante de mi tengo el ocaso
siendo un día temprano.
Hace frío, y la oscuridad
cubre las alturas
que se pierden en un techo gris.

Necesito la mirada del sol 
suspendida en mi piel,
pero solo saboreo su luz
y su perfume desde lejos.

Hoy, la oscuridad se cierne.
Quizás claree mi ocaso
cuando la noche
se acerque a mi ventana,
y vea tu nombre escrito en su luna.

30.11.20

Se sincero, nada pasa

Vista previa

¿Por qué si piensas en mi,
no me lo dices?.
Se sincero, nada pasa,
no te compromete, no te atrapa.
He oído el eco de un suspiro,
es tuyo, lo conozco,
suena mudo,
pero mueve el aire que respiro.
Es medroso y triste,
perdido en las sombras
o escondido…

Sé que miras la luna
cuando yo la miro,
veo tus ojos reflejados en ella.
Son… color del mundo,
y cuando los cierras
cruje el viento
que llega con el sonido
de tus pensamientos.

Oh cielo!, que simpleza
tener un sentimiento
en el corazón y en la cabeza,
pero con lengua de hierro
como una campana
de sonido lastimero.

¡Vamos hombre!
si piensas en mí, ¡dímelo!,
se sincero, nada pasa,
no te compromete,
¡no te atrapa!.

*PRIMER PREMIO EN AIRES GALEGOS*
POEMA N° 7 EN LIBRE
AUTORA: ELDA GALLEGO

23.11.20

Cuantas lunas...

Cuantas lunas han pasado por mi piel
dejándola ajada y sin brillo
como al corazón de mi caja.
Cuantas lunas por mis ojos han pasado
y sin embargo no he visto nada
porque pasó la vida tan rápido, 
que los años se me han hecho semanas.
Cuantas por mis manos sin dejar una marca,
pero sí marcadas por las huellas del tiempo
que pasó y pasa sin decir nada.
Cuantas lunas por mis labios
deseosos de decir lo que se callan.
Cuantas por mis pensamientos
atorados por las incongruencias de la vida
que me producen acidez en mis adentros.
Cuantas en mis oídos
cansados de escuchar lo que no quiero.
Cuantos candados en mi boca
para no decir lo que pienso.
Y que corto el tiempo desde la primera luz
hasta la oscuridad no deseada,
donde se borraran las huellas
de cada paso dado en el tiempo
y sin embargo no quedará ni una señal,
nada, de nada.

Abro mis oídos a la música
y entre ella me pierdo,
mientras silencio la desidia
de los pensamientos,
porque dentro de diez minutos
todo será perfecto,
si no hago caso a lo que oigo,
ni a lo que veo.

16.11.20

Amor Áspero

 Deduzco de esta novela de divorcio y segundas nupcias, que sigue siendo muy común, incluso entre avezados ejecutivos, confundir estrategia con tácticas.

Amor áspero,
coronado de espinas tus aristas
repeles el acercamiento.
¿Tienes miedo?
¿o será que el corazón
ya no te palpita?.

Que no te toque el ocaso,
ni la noche ni el alba
con sus dibujos de colores,
que no te mire la luna
te hechizará con su cara clara y oscura.

Quizás no sabes,
que me quedé prendada de tu arte
de tu verbo que encandila
de tu cálida voz en cada línea,
y que ahora se pierden 
en la tiniebla húmeda de la noche.

Ayer te recordé y dije en silencio:
Vendrás conmigo, lo sé,
tarde o temprano;
cuando el cuco cante en el olivo,
cuando el bosque pierda su título
y los pájaros de hierro,
hagan sus nidos en los árboles del camino.
Quizás sea tarde, pero será.
Cuando las espinas de tus aristas
se desprendan y sientas frío,
cuando dejes tu aspereza impostada
serás entonces, como el ámbar pulido.

Sin ir lejos, aquí mismo donde me encuentro
puedo verlo todo a través de lo que escribo,
a pesar de que haya barcos, trenes,
ríos y montañas, entre tus ojos y los míos.

Cierro con el punto y final
¡y todo expira!,
como la llama de una vela
cuando el pábilo termina .

9.11.20

Nunca habrá...

 

La belleza- Hermann Hesse
Cuando no hay lagos más claros y profundos que sus ojos;
cuando no hay grutas de las maravillas comparables con su boca,
cuando no hay lluvia que supere a su llanto,
ni sol que brille más que su sonrisa....

*********************

Nunca habrá... Elda
Cuando no hay amor en los ojos que miran,
cuando no hay luz que retorne a iluminar su cara,
cuando no hay quien preste su alegría,
ni hay consenso en su palabra y su mirada.
Nunca habrá un nuevo amanecer.

Cuando no hay más allá entre el cielo y la tierra,
cuando no hay luna que brille sobre el mar,
cuando no hay lluvia que ahogue la miseria,
ni amor que sirva para más.
Nunca habrá un nuevo amanecer.

Cuando tu voz y mi voz no se abrazan con firmeza,
cuando tus ojos y los míos no miran a la vez,
cuando tu boca y mi boca al hablar se desperezan
y a nuestras manos les falta calidez.
Nunca habrá un nuevo amanecer.

Cuando tu sonrisa no abraza mi sonrisa,
cuando tus miradas me ofenden sin querer,
cuando las nieblas separan nuestros cuerpos
y no hay sol que caliente nuestro ser.
Nunca habrá un nuevo amanecer.

Cuando en los campo no salgan flores,
cuando las abejas no hallen donde libar,
cuando las mariposas pierdan sus colores
y los ríos se queden sin hablar...
La vida y sus encantos, se perderá.