Mis humildes y sencillas letras, son las hojas de mi otoño tardío cuando comencé a lagrimear tinta sobre pensamientos huérfanos, desgranando amores y fantasías en la soledad de mis horas.



*Hacer versos malos, depara más felicidad que leer los versos más bellos* Hermann Hesse

*Soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabras de lo que digo* Oscar Wilde

LO QUE SE ESCRIBE AQUÍ NO TIENE PORQUE SER BIOGRÁFICO,
LOS PENSAMIENTOS Y LA IMAGINACIÓN SON LIBRES COMO EL VIENTO
🍂 SI BUSCAS ALGO TRASCENDENTAL, ESTE NO ES EL LUGAR. AQUÍ LO ÚNICO QUE TRASCIENDE ES LO INTRASCENDENTE.

30.11.20

Se sincero, nada pasa

Vista previa

¿Por qué si piensas en mi,
no me lo dices?.
Se sincero, nada pasa,
no te compromete, no te atrapa.
He oído el eco de un suspiro,
es tuyo, lo conozco,
suena mudo,
pero mueve el aire que respiro.
Es medroso y triste,
perdido en las sombras
o escondido…

Sé que miras la luna
cuando yo la miro,
veo tus ojos reflejados en ella.
Son… color del mundo,
y cuando los cierras
cruje el viento
que llega con el sonido
de tus pensamientos.

Oh cielo!, que simpleza
tener un sentimiento
en el corazón y en la cabeza,
pero con lengua de hierro
como una campana
de sonido lastimero.

¡Vamos hombre!
si piensas en mí, ¡dímelo!,
se sincero, nada pasa,
no te compromete,
¡no te atrapa!.

*PRIMER PREMIO EN AIRES GALEGOS*
POEMA N° 7 EN LIBRE
AUTORA: ELDA GALLEGO

23.11.20

Cuantas lunas...

Cuantas lunas han pasado por mi piel
dejándola ajada y sin brillo
como al corazón de mi caja.
Cuantas lunas por mis ojos han pasado
y sin embargo no he visto nada
porque pasó la vida tan rápido, 
que los años se me han hecho semanas.
Cuantas por mis manos sin dejar una marca,
pero sí marcadas por las huellas del tiempo
que pasó y pasa sin decir nada.
Cuantas lunas por mis labios
deseosos de decir lo que se callan.
Cuantas por mis pensamientos
atorados por las incongruencias de la vida
que me producen acidez en mis adentros.
Cuantas en mis oídos
cansados de escuchar lo que no quiero.
Cuantos candados en mi boca
para no decir lo que pienso.
Y que corto el tiempo desde la primera luz
hasta la oscuridad no deseada,
donde se borraran las huellas
de cada paso dado en el tiempo
y sin embargo no quedará ni una señal,
nada, de nada.

Abro mis oídos a la música
y entre ella me pierdo,
mientras silencio la desidia
de los pensamientos,
porque dentro de diez minutos
todo será perfecto,
si no hago caso a lo que oigo,
ni a lo que veo.

16.11.20

Amor Áspero

 Deduzco de esta novela de divorcio y segundas nupcias, que sigue siendo muy común, incluso entre avezados ejecutivos, confundir estrategia con tácticas.

Amor áspero,
coronado de espinas tus aristas
repeles el acercamiento.
¿Tienes miedo?
¿o será que el corazón
ya no te palpita?.

Que no te toque el ocaso,
ni la noche ni el alba
con sus dibujos de colores,
que no te mire la luna
te hechizará con su cara clara y oscura.

Quizás no sabes,
que me quedé prendada de tu arte
de tu verbo que encandila
de tu cálida voz en cada línea,
y que ahora se pierden 
en la tiniebla húmeda de la noche.

Ayer te recordé y dije en silencio:
Vendrás conmigo, lo sé,
tarde o temprano;
cuando el cuco cante en el olivo,
cuando el bosque pierda su título
y los pájaros de hierro,
hagan sus nidos en los árboles del camino.
Quizás sea tarde, pero será.
Cuando las espinas de tus aristas
se desprendan y sientas frío,
cuando dejes tu aspereza impostada
serás entonces, como el ámbar pulido.

Sin ir lejos, aquí mismo donde me encuentro
puedo verlo todo a través de lo que escribo,
a pesar de que haya barcos, trenes,
ríos y montañas, entre tus ojos y los míos.

Cierro con el punto y final
¡y todo expira!,
como la llama de una vela
cuando el pábilo termina .

9.11.20

Nunca habrá...

 

La belleza- Hermann Hesse
Cuando no hay lagos más claros y profundos que sus ojos;
cuando no hay grutas de las maravillas comparables con su boca,
cuando no hay lluvia que supere a su llanto,
ni sol que brille más que su sonrisa....

*********************

Nunca habrá... Elda
Cuando no hay amor en los ojos que miran,
cuando no hay luz que retorne a iluminar su cara,
cuando no hay quien preste su alegría,
ni hay consenso en su palabra y su mirada.
Nunca habrá un nuevo amanecer.

Cuando no hay más allá entre el cielo y la tierra,
cuando no hay luna que brille sobre el mar,
cuando no hay lluvia que ahogue la miseria,
ni amor que sirva para más.
Nunca habrá un nuevo amanecer.

Cuando tu voz y mi voz no se abrazan con firmeza,
cuando tus ojos y los míos no miran a la vez,
cuando tu boca y mi boca al hablar se desperezan
y a nuestras manos les falta calidez.
Nunca habrá un nuevo amanecer.

Cuando tu sonrisa no abraza mi sonrisa,
cuando tus miradas me ofenden sin querer,
cuando las nieblas separan nuestros cuerpos
y no hay sol que caliente nuestro ser.
Nunca habrá un nuevo amanecer.

Cuando en los campo no salgan flores,
cuando las abejas no hallen donde libar,
cuando las mariposas pierdan sus colores
y los ríos se queden sin hablar...
La vida y sus encantos, se perderá.
                           


2.11.20

Huyen las palabras

Tengo ganas de escribir
pero me faltan las palabras.
Mi voz no suena,
mi verbo escaso, muere.
Muere por dentro y por fuera.
No tengo nada que decir,
todo está dicho,
nada nuevo,
todo se repite.
Cada cual lo mismo.

Se dice, se cuenta
como si algo se hubiera descubierto.

Las estrellas desfilan por las mentes
buscando un planeta nuevo,
pero no, todo se repite
también en el firmamento,
en las ensoñaciones, 
en los lamentos.

Alegría hace falta en estos tiempos,
dejemos pues las reflexiones
y alegremos el pensamiento.

-¿Alegría? ¿dónde la busco?-

Yo sé como se escribe
pero ahora mismo no la encuentro,
huyeron las palabras del pensamiento.
Solo en mi percepción
toco sus azulados flecos.

Menos mal que existe la música,
y podemos pisar la tierra
y mirar el cielo;
y si todo el mundo tuviera
un poco de dinero,
¡para qué más!, 
si la riqueza empobrece
por fuera, por dentro.

****************

Tankas
El sol se esconde
mientras el viento suena.
Es el otoño.
El fruto a punto está,
canta alegre la tierra.
.....
Niños sin sol,
cielo y tierra los velan.
No tienen casa,
les falta pan y techo.
Otros, las manos llenas.