Mis humildes y sencillas letras, son las hojas de mi otoño tardío cuando comencé a lagrimear tinta sobre pensamientos huérfanos, desgranando amores y fantasías en la soledad de mis horas.



*Hacer versos malos, depara más felicidad que leer los versos más bellos* Hermann Hesse

*Soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabras de lo que digo* Oscar Wilde

LO QUE SE ESCRIBE AQUÍ NO TIENE PORQUE SER BIOGRÁFICO,
LOS PENSAMIENTOS Y LA IMAGINACIÓN SON LIBRES COMO EL VIENTO
🍂 SI BUSCAS ALGO TRASCENDENTAL, ESTE NO ES EL LUGAR. AQUÍ LO ÚNICO QUE TRASCIENDE ES LO INTRASCENDENTE.

27.9.22

Diferente melodía


En la soledad que perturba mi silencio,
he vuelto a oír el violín a lo lejos.
No llega con la misma melodía,
la escucho desordenada, 
enredada en el viento,
y no atrapa mi corazón
como lo hizo en aquel tiempo,
cuando cargada de notas melodiosas
oía su nombre afinado por el clavijero,
y es que de no pronunciarlo
en mis labios se va diluyendo.


¡Oh ilusión de hombre
que te desvaneces en mi pensamiento!,
pronuncio y pronuncio tu nombre,
y la melodía no oigo 
desde que tus palabras,
se las llevó el viento.

Viento que vuelas brioso
levantando polvareda,
dile a mi amor hermoso
que el corazón tengo ansioso
por verle en mi rosaleda. 
Sin huellas de los otoños,
y vestida de primavera.

20.9.22

Será el otoño


Como río que transcurre calmo por su cauce,
así son los días que vivo.
Serenidad, y una pequeña indolencia
que recorre todo mi cuerpo suavemente
cuando la soledad no me respeta.

Abro la ventana y miro al cielo,
está nublado y el sol no encuentro.
¿Será que el otoño llama a la puerta?
Una estación que en mi cuerpo y sentires
hacen mella.

Sin embargo, me gusta su paleta de colores
acuarelando el paisaje. 
Y ese perfume a tierra mojada cuando llueve
que aroma los pulmones a hierba fresca. 

Pero no me gusta que se caigan las hojas
que lucieron en primavera
dejando al árbol desnudo de su belleza,
mientras que en los suelos alfombrados
desaparece lo que un día fue 
la piel que vestía su erguida firmeza.
Y es que me recuerda otras firmezas...
que también con el tiempo
se doblan y descuelgan.

¿O, será el otoño que me hace mella?

14.9.22

Todo seguía igual


 Unos días en la aldea,
y todo seguía igual.
Solo los árboles crecen
como si quisieran tocar el cielo. 


Crece y crece el monte,
y extiende su manto verde
acercándose con peligro
a los hogares del lugar.

Nadie lo cuida.
Abandono total de quien le compete.

Mucha sequía en el ambiente.
El suelo se quejaba por doquier,
necesita urgente que llueva
para aliviar su sequedad. 

Eso sí,
hacía unos días preciosos
de limpios y azules cielos.
Ni una nube por sus puntos cardinales.
Y yo allí, como todos los años,
en silencio, mirando por la ventana,
escuchando los pájaros 
escondidos entre la fronda
al alivio del frescor matutino.
Pero... todo seguía igual,
menos el río que parecía fenecer.
La sequía lo ha dejado mudo
y sus cuatro gotas, hoy,
perdidas en la jungla verde
de sus orillas.

Pero, todo seguía igual,
el mismo paisaje,
el mismo perfume,
el mismo silencio.
Silencio, tanto silencio,
que se oían las palabras
de mis pensamientos.