Mis humildes y sencillas letras, son las hojas de mi otoño tardío cuando comencé a lagrimear tinta sobre pensamientos huérfanos, desgranando amores y fantasías en la soledad de mis horas.



*Hacer versos malos, depara más felicidad que leer los versos más bellos* Hermann Hesse

*Soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabras de lo que digo* Oscar Wilde

LO QUE SE ESCRIBE AQUÍ NO TIENE PORQUE SER BIOGRÁFICO,
LOS PENSAMIENTOS Y LA IMAGINACIÓN SON LIBRES COMO EL VIENTO
🍂 SI BUSCAS ALGO TRASCENDENTAL, ESTE NO ES EL LUGAR. AQUÍ LO ÚNICO QUE TRASCIENDE ES LO INTRASCENDENTE.

28.9.20

Busco un verso

LÁ
Busco un verso peregrino
que me lleve de la mano
a refugiarme en su destino.
Pintaré en él, nimbos
azucenas y jazmines,
rosas, margaritas y lirios
que perfumen las huellas
por si tengo que volver
al principio del camino.
Busco un verso delirante
que hechice al trovador más fino
como si bebiera un brebaje
y se embriague complacido.
Busco un verso y no lo encuentro
de los acaricien el alma
diplomático y discreto
con enjundia, con solera
que produzca mucha calma.
Busco un verso elevado
de los que hacen navegar
y en su blanco papel lleve,
tatuado el verbo amar.
Busco un verso hidratado
con sabor a fresca lluvia,
con fragancia a tierra húmeda
y a ríos por la llanura.
Con sabor a verde olivo
con acordes de guitarra,
que sepa a limón dulzón
como mi corazón de serrana.

He buscado y he buscado
y el verso no encontré,
ni delirante ni con sabor.
Lo dejaré para otra vez. 

21.9.20

Una sonrisa sin final

Imagen de Pinterest

Una sonrisa sin final
me ilumina la cara
cuando aparece en mi recuerdo
esa mirada que tanto tiempo hace...
Los sentimientos se ponen de pie
como juncos en la ribera,
firmes, pero flexibles con el viento
y siempre a la espera
que el velo del tiempo se rompa,
y se rocen las manos nostálgicas
entreveradas por una ilusión
que permanece intacta
a pesar de los años trascurridos
por mis veredas.

Quizás fue un espejismo
que con el tiempo se diluyó
y todavía no descubrí,
por falta de un encuentro.

Pero la sonrisa permanece
cuando apareces en mi recuerdo,
con un fuego cálido y reducido
como la llama de una vela.

Una sonrisa sin final
en el carmín de mis labios,
cuando traspaso el portal de la fantasía
donde me muevo sin reparos, y espero,
desentrañar el misterio de un amor
quizás inexistente,
mientras revoloteo como mariposa
en la alcoba de mis sueños
rellenando renglones que surgen al paso,
esperando el punto final.

Pero volveré, porque siempre vuelvo
a enamorarme del amor,
y recorreré los caminos de tu piel y mente,
haciendo de protagonista sin serlo
mientras susurro quedamente:
"perdona si te llamo amor"


14.9.20

¡Ah, si pudiera!

Irene Sheri   Tutt Art
Septiembre brilla en mi
como si quisiera borrar
las huellas del tiempo.
Imposible, porque amor
es lo único que tengo.
Él sigue joven como
las flores de primavera,
se ilumina con las miradas
y mantiene un perfume que envuelve
mis noches soñadas.

El mes de septiembre brilla en mi
humedeciendo de sensaciones
mis sentimientos,
fina y silente lluvia
para la aridez del alma
robada por el sol cada mañana,
mientras en él pienso.

En septiembre quisiera su mirada,
unos ojos sinceros que dicen mucho
y no dicen nada,
pues vuelan como mariposa
de flor en flor,
y se mimetizan dejando una huella
que nunca hallo.

¡Ah, si pudiera!
encontrar el cielo de su boca, en primavera,
donde viven los suspiros escondidos
para una noche sin tiempo.


8.9.20

Un día de agosto


Amanece azul.
Ha bajado la temperatura
y el cielo se va cubriendo
de nubes cenicientas.
El silencio es grande,
como un vacío del pensamiento
de los que quedan grabados en la memoria,
con esa intensidad que hiere
la vida en algún momento.

Hay un tranquilo susurro en la casa
que adormece el silencio.
Quizás llegue el rumor de la lluvia
y rebroten sueños de otros veranos
más movidos, más intensos.

Parece que el sol establece su presencia celeste
sobre el cielo y la tierra.
Un poderoso viento ha comenzado.
Las hojas de los árboles
sacuden el polvo del tiempo
produciendo un murmullo
como las aguas del río.

De pronto, el cielo se ha despejado
y todo brilla en el aire,
a la vez que cierro las líneas
de escasas sensaciones
distraídas por el silencio
de una soledad amiga
que encandila mi sentir,
y es que yo misma me parezco única
entre mi ventana y el cielo,
porque sin darme cuenta
le he robado la sonrisa al viento.

Todo está bien,
y un recuerdo se me escapa hacia ti.