Mis humildes y sencillas letras, son las hojas de mi otoño tardío cuando comencé a lagrimear tinta sobre pensamientos huérfanos, desgranando amores y fantasías en la soledad de mis horas.



*Hacer versos malos, depara más felicidad que leer los versos más bellos* Hermann Hesse

*Soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabras de lo que digo* Oscar Wilde

LO QUE SE ESCRIBE AQUÍ, NO TIENE PORQUE SER BIOGRÁFICO,
LOS PENSAMIENTOS Y LA IMAGINACIÓN, SON LIBRES COMO EL VIENTO
🍂 SI LA EXPLICAS, LA POESÍA SE VUELVE BANAL, MEJOR QUE CUALQUIER EXPLICACIÓN, ES LA EXPERIENCIA DIRECTA DE LOS SENTIMIENTOS QUE CADA CUAL EXPERIMENTE... Pablo Neruda

21.12.20

Tu recuerdo


Pintura José Bravo

Tu recuerdo,
una flor perfumada en mi traje de invierno,
una luz en mi espacio sideral,
la vereda libre para mi pensamiento,
el hueco donde alojar mi corazón.

Tu recuerdo me visita,
y yo le dejo, hasta que sale el sol
desenredando la oscuridad de la noche.
Entonces, vuelvo a pisar la realidad
y guardo la llave del olvido hasta la próxima vez
que me hables con el pensamiento,
y yo te escuche
como escucho el viento en estos momentos,
murmurándome en los oídos con sus arpegios
en medio de una calma transparente
donde la serenidad,
hace eco en todos los rincones de mi cuerpo,
mientras miro en la misma dirección
donde dejaste las tres huellas de carne y hueso...

Tu recuerdo,
se intensifica en el mes de diciembre
como el perfume de las flores
en primavera.
Porque tú me enseñaste
a pintar las paredes de colores
con tus ojos acastañados,
donde llevabas todos los pinceles
que coloreaban
el mundo de mi alrededor.

Tu recuerdo,
una dulce llama que ahora me alumbra
después de haber llorado en el tiempo,
cuando yo era risa.
*
*
*
Os deseo unas Felices Fiestas y un Año Nuevo en todos sus días, mucho mejor..
Abrazos, no con palabras sino de corazón a corazón.


14.12.20

ÉL & ELLA, dueto (Cuartetas)

 

Él
Eres todo un encanto
eres todo ternura,
una amiga a la que canto
y adoro con locura.

Ella
Yo te quiero amigo mío
por tus bonitas palabras
que se orillan en mi río
tan hermosas y tan claras.

Él
Pues si tú lo quieres, cariño
yo seré la orilla tuya,
tus olas serán tu guiño
y yo el hombre que te arrulla.

Ella
Arrullada en tus brazos
estar siempre yo quisiera,
y así me dieras abrazos
hasta el día que muriera.

Él
¡Ay Elda de mis amores!
la que me alegra la vida,
eres del jardín, sus flores
y de sus flores mi preferida.

Ella
Tu flor preferida no soy
lo sé de sobra mi amigo,
pero solo me importa el hoy
momentos de estar contigo.
                                               
                                           A.A y E.

Y aquí se acaba el brebaje
que sin alcohol embriaga,
por su verbo y su lenguaje
que restaura cualquier llaga.

Así quiero yo galanes
con sus palabras floridas,
son auténticos imanes
si ellas están bien pulidas.
   
                     *                     
Amigo de gran bagaje
a ti te doy muchas gracias,
por este estupendo viaje
de tan bonitas falacias.


7.12.20

Día gris, literalmente

 

Hoy un día feo, sin sal,
para quedarse en la cama
acurrucado y sin pensar,
porque los pensamientos molestan
cuando no dicen nada.
Pero es imposible, la olla bulle y,
burbujea en el fuego
sin dar tregua al ensueño
que quiere de nuevo instalarse
más allá del horizonte,
en el arcoíris del tiempo.

La juventud se niega a acompañarme
por el túnel de la memoria
y alegrar este día viejo de otoño.

Delante de mi tengo el ocaso
siendo un día temprano.
Hace frío, y la oscuridad
cubre las alturas
que se pierden en un techo gris.

Necesito la mirada del sol 
suspendida en mi piel,
pero solo saboreo su luz
y su perfume desde lejos.

Hoy, la oscuridad se cierne.
Quizás claree mi ocaso
cuando la noche
se acerque a mi ventana,
y vea tu nombre escrito en su luna.

30.11.20

Se sincero, nada pasa

Vista previa

¿Por qué si piensas en mi,
no me lo dices?.
Se sincero, nada pasa,
no te compromete, no te atrapa.
He oído el eco de un suspiro,
es tuyo, lo conozco,
suena mudo,
pero mueve el aire que respiro.
Es medroso y triste,
perdido en las sombras
o escondido…

Sé que miras la luna
cuando yo la miro,
veo tus ojos reflejados en ella.
Son… color del mundo,
y cuando los cierras
cruje el viento
que llega con el sonido
de tus pensamientos.

Oh cielo!, que simpleza
tener un sentimiento
en el corazón y en la cabeza,
pero con lengua de hierro
como una campana
de sonido lastimero.

¡Vamos hombre!
si piensas en mí, ¡dímelo!,
se sincero, nada pasa,
no te compromete,
¡no te atrapa!.

*PRIMER PREMIO EN AIRES GALEGOS*
POEMA N° 7 EN LIBRE
AUTORA: ELDA GALLEGO

23.11.20

Cuantas lunas...

Cuantas lunas han pasado por mi piel
dejándola ajada y sin brillo
como al corazón de mi caja.
Cuantas lunas por mis ojos han pasado
y sin embargo no he visto nada
porque pasó la vida tan rápido, 
que los años se me han hecho semanas.
Cuantas por mis manos sin dejar una marca,
pero sí marcadas por las huellas del tiempo
que pasó y pasa sin decir nada.
Cuantas lunas por mis labios
deseosos de decir lo que se callan.
Cuantas por mis pensamientos
atorados por las incongruencias de la vida
que me producen acidez en mis adentros.
Cuantas en mis oídos
cansados de escuchar lo que no quiero.
Cuantos candados en mi boca
para no decir lo que pienso.
Y que corto el tiempo desde la primera luz
hasta la oscuridad no deseada,
donde se borraran las huellas
de cada paso dado en el tiempo
y sin embargo no quedará ni una señal,
nada, de nada.

Abro mis oídos a la música
y entre ella me pierdo,
mientras silencio la desidia
de los pensamientos,
porque dentro de diez minutos
todo será perfecto,
si no hago caso a lo que oigo,
ni a lo que veo.

16.11.20

Amor Áspero

 Deduzco de esta novela de divorcio y segundas nupcias, que sigue siendo muy común, incluso entre avezados ejecutivos, confundir estrategia con tácticas.

Amor áspero,
coronado de espinas tus aristas
repeles el acercamiento.
¿Tienes miedo?
¿o será que el corazón
ya no te palpita?.

Que no te toque el ocaso,
ni la noche ni el alba
con sus dibujos de colores,
que no te mire la luna
te hechizará con su cara clara y oscura.

Quizás no sabes,
que me quedé prendada de tu arte
de tu verbo que encandila
de tu cálida voz en cada línea,
y que ahora se pierden 
en la tiniebla húmeda de la noche.

Ayer te recordé y dije en silencio:
Vendrás conmigo, lo sé,
tarde o temprano;
cuando el cuco cante en el olivo,
cuando el bosque pierda su título
y los pájaros de hierro,
hagan sus nidos en los árboles del camino.
Quizás sea tarde, pero será.
Cuando las espinas de tus aristas
se desprendan y sientas frío,
cuando dejes tu aspereza impostada
serás entonces, como el ámbar pulido.

Sin ir lejos, aquí mismo donde me encuentro
puedo verlo todo a través de lo que escribo,
a pesar de que haya barcos, trenes,
ríos y montañas, entre tus ojos y los míos.

Cierro con el punto y final
¡y todo expira!,
como la llama de una vela
cuando el pábilo termina .

9.11.20

Nunca habrá...

 

La belleza- Hermann Hesse
Cuando no hay lagos más claros y profundos que sus ojos;
cuando no hay grutas de las maravillas comparables con su boca,
cuando no hay lluvia que supere a su llanto,
ni sol que brille más que su sonrisa....

*********************

Nunca habrá... Elda
Cuando no hay amor en los ojos que miran,
cuando no hay luz que retorne a iluminar su cara,
cuando no hay quien preste su alegría,
ni hay consenso en su palabra y su mirada.
Nunca habrá un nuevo amanecer.

Cuando no hay más allá entre el cielo y la tierra,
cuando no hay luna que brille sobre el mar,
cuando no hay lluvia que ahogue la miseria,
ni amor que sirva para más.
Nunca habrá un nuevo amanecer.

Cuando tu voz y mi voz no se abrazan con firmeza,
cuando tus ojos y los míos no miran a la vez,
cuando tu boca y mi boca al hablar se desperezan
y a nuestras manos les falta calidez.
Nunca habrá un nuevo amanecer.

Cuando tu sonrisa no abraza mi sonrisa,
cuando tus miradas me ofenden sin querer,
cuando las nieblas separan nuestros cuerpos
y no hay sol que caliente nuestro ser.
Nunca habrá un nuevo amanecer.

Cuando en los campo no salgan flores,
cuando las abejas no hallen donde libar,
cuando las mariposas pierdan sus colores
y los ríos se queden sin hablar...
La vida y sus encantos, se perderá.
                           


2.11.20

Huyen las palabras

Tengo ganas de escribir
pero me faltan las palabras.
Mi voz no suena,
mi verbo escaso, muere.
Muere por dentro y por fuera.
No tengo nada que decir,
todo está dicho,
nada nuevo,
todo se repite.
Cada cual lo mismo.

Se dice, se cuenta
como si algo se hubiera descubierto.

Las estrellas desfilan por las mentes
buscando un planeta nuevo,
pero no, todo se repite
también en el firmamento,
en las ensoñaciones, 
en los lamentos.

Alegría hace falta en estos tiempos,
dejemos pues las reflexiones
y alegremos el pensamiento.

-¿Alegría? ¿dónde la busco?-

Yo sé como se escribe
pero ahora mismo no la encuentro,
huyeron las palabras del pensamiento.
Solo en mi percepción
toco sus azulados flecos.

Menos mal que existe la música,
y podemos pisar la tierra
y mirar el cielo;
y si todo el mundo tuviera
un poco de dinero,
¡para qué más!, 
si la riqueza empobrece
por fuera, por dentro.

****************

Tankas
El sol se esconde
mientras el viento suena.
Es el otoño.
El fruto a punto está,
canta alegre la tierra.
.....
Niños sin sol,
cielo y tierra los velan.
No tienen casa,
les falta pan y techo.
Otros, las manos llenas.

26.10.20

Tarde oscura

 

Cae la noche sobre el horizonte
ocultando las horas tempranas de la tarde.
No hay estrellas, y la luna no aparece.
El cielo copado de nubes la oculta, la silencia.
La calle se presta solitaria
y llueve en la oscuridad
debilitando las viejas hojas de los árboles.
Solo las farolas florecen
en medio de una lluvia agitada
por un viento que no cesa,
volviendo del revés los pensamientos
que caminan en esta nocturnidad desapacible.
El paisaje falto de luz
destempla la calidez de la estancia.
Se enfrían los sentimientos.
La hoguera del corazón se apaga.
Las manos vacías duelen.
Los labios se pliegan, envejecen,
y los ojos se pierden en un horizonte ciego,
buscando palabras que despierten
el perfume del limonero
en una alameda dorada de primavera,
donde se desplieguen las estrías de la noche
que quiebran los albores.

Así quiero, y quiero,
que despierte en mi
el perfume del limonero.
Aroma que traspasa
las barreras del olvido
e imprime burbujas en el sentir
y en los sentidos,
abriendo diferencias.

Pero de momento,
la tarde oscura y pluviosa,
late lenta entre las sombras.

19.10.20

Así no puede ser (redondillas)

 


Ah! si pudiera decir
todo lo que en mi yo siento
que no sonara a lamento,
si no a dulce resurgir.

Pero así no puede ser,
se me traban las palabras
al observar las miradas
en mi oscuro atardecer.

Podría decir mil cosas
con el aura de las rosas
que nacen del corazón
ignorando a la razón.

Pero así no puede ser,
soy como una flor marchita
que se muere en su garita
en cualquier anochecer.

Quisiera ser una flor
que nace en invernadero
siendo tú mi jardinero
que me cuide con amor.

Pero así no puede ser,
porque me encuentro hasta el moño
que me produce ponzoño
al sentir lo que hay que ver.

Al sentir lo que hay que ver
de este mundo descarado
al estar mal gestionado
por las ansias de poder.

Por las ansias de poder
políticos a la greña
sin hacer caso a la peña
que les falta "pa" comer.

Y aquí se acaba mi rollo
practicando redondillas,
inquieta como una ardilla
mientras me cocino un pollo. 🐔
😄😄


Simplemente redondillas, todas, menos la tercera estrofa que son pareados.

12.10.20

Respuestas (en quintillas)

y


EL
Y así camina la vida
la poetisa cantando,
a su pecho lleva asida 
pena que la está matando.
¡Ay poetisa querida!
Si de mis labios pudieran
salir palabras de amores,
a tus labios acudieran
mis besos de mil sabores.

ELLA
De tus labios yo quisiera
esos besos de sabores,
si tenerlos yo pudiera
a San Antonio pidiera
me conceda tus amores.

Regálame tu mirada
mírame como tu sabes
con mirada enamorada
que me tiene ilusionada,
esos ojos tuyos suaves.

Dedícame este momento
dos minutos solamente
y verás mi sentimiento
con un solo pensamiento
que está clavado en mi frente

EL
este vivir sin sentido
es cultivo de tristeza;
llena el corazón amigo
del cariño y mi tibieza
y verás como florece
para ti la primavera.
Me abrazo a tu pensamiento
al no poder de otra forma
dejando mi sentimiento,
en el borde de tu boca.

ELLA
En el borde de tu boca
tengo muchos pensamientos
que me tienen medio loca
y un sentir que me provoca
suspiros como lamentos.

Más pensarlo no podemos
aunque nos duela de veras,
este amor silenciaremos
y el corazón amoldemos
hasta el día que tu quieras.

5.10.20

Todo envejece...

 

Han envejecido mis sueños,
y se asientan en lo más profundo
donde ya no puedo contar con ellos;
pero de vez en cuando,
otro nuevo aparece
*poniendo en el aire tibio*
una tenue fantasía de poco brillo
para iluminar el ensueño.

Desaparece silenciosamente
como ha llegado
sin dejar huella ni emociones plenas.
Deambula perdido
en la palidez de la noche
donde la oscuridad,
va tejiendo pequeñas sensaciones
poco duraderas.

¡Todo envejece tanto!,
que los pliegues no dejan ver
los anhelos ni las mieles del pasado,
y el dulzor de un sueño se deshace
diluido por la realidad,
mientras se queda callado el pensamiento
viendo como se deshoja la primavera...

28.9.20

Busco un verso

LÁ
Busco un verso peregrino
que me lleve de la mano
a refugiarme en su destino.
Pintaré en él, nimbos
azucenas y jazmines,
rosas, margaritas y lirios
que perfumen las huellas
por si tengo que volver
al principio del camino.
Busco un verso delirante
que hechice al trovador más fino
como si bebiera un brebaje
y se embriague complacido.
Busco un verso y no lo encuentro
de los acaricien el alma
diplomático y discreto
con enjundia, con solera
que produzca mucha calma.
Busco un verso elevado
de los que hacen navegar
y en su blanco papel lleve,
tatuado el verbo amar.
Busco un verso hidratado
con sabor a fresca lluvia,
con fragancia a tierra húmeda
y a ríos por la llanura.
Con sabor a verde olivo
con acordes de guitarra,
que sepa a limón dulzón
como mi corazón de serrana.

He buscado y he buscado
y el verso no encontré,
ni delirante ni con sabor.
Lo dejaré para otra vez. 

21.9.20

Una sonrisa sin final

Imagen de Pinterest

Una sonrisa sin final
me ilumina la cara
cuando aparece en mi recuerdo
esa mirada que tanto tiempo hace...
Los sentimientos se ponen de pie
como juncos en la ribera,
firmes, pero flexibles con el viento
y siempre a la espera
que el velo del tiempo se rompa,
y se rocen las manos nostálgicas
entreveradas por una ilusión
que permanece intacta
a pesar de los años trascurridos
por mis veredas.

Quizás fue un espejismo
que con el tiempo se diluyó
y todavía no descubrí,
por falta de un encuentro.

Pero la sonrisa permanece
cuando apareces en mi recuerdo,
con un fuego cálido y reducido
como la llama de una vela.

Una sonrisa sin final
en el carmín de mis labios,
cuando traspaso el portal de la fantasía
donde me muevo sin reparos, y espero,
desentrañar el misterio de un amor
quizás inexistente,
mientras revoloteo como mariposa
en la alcoba de mis sueños
rellenando renglones que surgen al paso,
esperando el punto final.

Pero volveré, porque siempre vuelvo
a enamorarme del amor,
y recorreré los caminos de tu piel y mente,
haciendo de protagonista sin serlo
mientras susurro quedamente:
"perdona si te llamo amor"


14.9.20

¡Ah, si pudiera!

Irene Sheri   Tutt Art
Septiembre brilla en mi
como si quisiera borrar
las huellas del tiempo.
Imposible, porque amor
es lo único que tengo.
Él sigue joven como
las flores de primavera,
se ilumina con las miradas
y mantiene un perfume que envuelve
mis noches soñadas.

El mes de septiembre brilla en mi
humedeciendo de sensaciones
mis sentimientos,
fina y silente lluvia
para la aridez del alma
robada por el sol cada mañana,
mientras en él pienso.

En septiembre quisiera su mirada,
unos ojos sinceros que dicen mucho
y no dicen nada,
pues vuelan como mariposa
de flor en flor,
y se mimetizan dejando una huella
que nunca hallo.

¡Ah, si pudiera!
encontrar el cielo de su boca, en primavera,
donde viven los suspiros escondidos
para una noche sin tiempo.


8.9.20

Un día de agosto


Amanece azul.
Ha bajado la temperatura
y el cielo se va cubriendo
de nubes cenicientas.
El silencio es grande,
como un vacío del pensamiento
de los que quedan grabados en la memoria,
con esa intensidad que hiere
la vida en algún momento.

Hay un tranquilo susurro en la casa
que adormece el silencio.
Quizás llegue el rumor de la lluvia
y rebroten sueños de otros veranos
más movidos, más intensos.

Parece que el sol establece su presencia celeste
sobre el cielo y la tierra.
Un poderoso viento ha comenzado.
Las hojas de los árboles
sacuden el polvo del tiempo
produciendo un murmullo
como las aguas del río.

De pronto, el cielo se ha despejado
y todo brilla en el aire,
a la vez que cierro las líneas
de escasas sensaciones
distraídas por el silencio
de una soledad amiga
que encandila mi sentir,
y es que yo misma me parezco única
entre mi ventana y el cielo,
porque sin darme cuenta
le he robado la sonrisa al viento.

Todo está bien,
y un recuerdo se me escapa hacia ti.

30.7.20

Al alba

Arrullada por el runrún del sueño
desperté en la mañana,
con el corazón dormido
como las flores al alba,
y una sensación en el filo del sueño
que no recordaba.

Quizás eras tú
ronroneando en mi oído,
para que te nombrara.

Cierro los ojos nuevamente
y la serenidad me embarga.
El alba decora el cielo
de oro y plata,
como otras mañanas antiguas
de reminiscencias olvidadas.

Es temprano.
El reloj con su leve tic tac
me acompaña, y,
mientras me acuna la paz pienso:
¿algo que hacer...?
-¡Y qué te importa!-

Nada, yo decido.

Arrullada por el runrún del silencio
seguí entre las sabanas,
adormilada,
presintiendo el monte
más allá de mi ventana,
serena, indiferente, despreocupada,
¡feliz!,
fuera del tiempo,
donde el agua sueña,
donde canta el agua,
donde susurra el viento.
........

Donde se cierran los renglones 
... del pensamiento.

24.7.20

Volveré a pensarte

Mundo Onirico de max...

Cuando el sol se ciegue
y el brillo del atardecer
aparezca en el horizonte,
volveré a pensarte.

En esos momentos
en que una soledad sosegada
se hace presente
en la línea del pensamiento,
volveré a pensarte,
para que no se me olvide
que existes en mi corazón,
mientras una lánguida nostalgia
recorre las fibras de mi cuerpo.

Sí, volveré a pensarte
con palabras sobre el papel
en las noches de insomnio,
rellenando renglones
con la dulce armonía de un sentimiento
dormido en los telares del tiempo.

Volveré a pensarte otro día,
cuando no me distraigan
los avatares de la vida,
cuando la brisa de una noche veraniega
me cubra de viajeras sensaciones,
entonces, volveré...
al sueño de las distancias,
mientras toca el alba
guitarras de mil cuerdas.


17.7.20

¡Ah poeta!

Oigo la voz de un poeta
que imita el susurro de la lluvia,
el susurro del viento,
el susurro del río a orillas de la vereda.
Quiero empaparme con su voz
y aprender las notas de sus palabras
melodiosas y serenas,
como plácida brisa
en una noche de verano
que refresca la piel sedienta.
Pero no llega con claridad,
y el sonido se pierde
al otro lado de la soledad.
¡Ah poeta!, acércate más,
y regálame la cadencia de tus letras,
que en ellas quiero perderme
desde diciembre a una nueva primavera,
hasta que a mi verbo le salgan flores
imitando tu sapiencia.
¡Ah poeta!, bésame con tu mirada
mientras me enseñas a escribir
con las palabras adecuadas,
y así poder hechizar el sentir,
de aquellos que creen en los sueños,
en las luces de Bohemia,
en la magia de un espejo,
y en “una forma de amor
que solo existe en el silencio”.

10.7.20

¡Qué calentura!

bello
El cielo azul está, ¡tan azul!
que las nubes no se atreven a salir
para dar un respiro
a este calor asfixiante,
donde crepitan hasta los árboles
como leños en el fuego.
Cantan en la tarde las cigarras
ensordeciendo el ambiente
con su voz disonante.
¡Y ni un pañuelo blanco en el cielo
que de sombra!.

La humedad no hace presencia,
y la aridez impera.
Hasta mi corazón está árido,
no produce, no da nada,
no conoce ni siquiera una mirada;
se encuentra ardiendo,
¡pero ardiendo de calor!,
lo suficiente para estar mudo, ciego,
¡y sordo!... un consuelo.

Necesito en estos días calientes,
una boca silenciosa,
unos ojos oceánicos, profundos y tiernos
que apaguen el fuego del corazón
como si me bañara en ellos,
mientras llueven sensaciones refrescantes
en las aristas de mis festivales,
que me hagan reír y soñar
para que nadie sepa:
que soy mar bravía, mar serena,
en los brazos de un desierto,
donde por arte de magia y del ensueño,
siempre encuentro un oasis.

3.7.20

Esa luz se extingue



Esa luz que llevas en la mirada
se extingue como la de una vela al viento.
Ya no alumbra como alumbraba,
es débil como la llama de tu corazón
ensamblado en razones que no alcanza.
Esa luz dorada, incitante,
se disuelve en la nada,
porque la geometría de tu cuerpo
ya no acompaña;
está minimizada entre otras luces
refulgentes como el sol.

Pasa el tiempo y nada perdura,
solo la ternura del amor
que acaricia el alma y da luz al corazón.
Son manos viajeras
que te invitan a la fiesta de un amanecer,
mientras el día baila y camina
hacia el filo de un sueño,
recordando así, un viento de primavera
y unos ojos oceánicos por doquier,
seducidos por la luz que llevabas en la mirada.

Inclinada sobre una tarde cualquiera,
echo un puñado de letras al viento,
según han caído, así las dejo,
mientras con el pensamiento
esparzo un deseo :
Que el tiempo nunca rompa la piel
ni el corazón se haga viejo,
para poder cantar al amor
al mar, al sol... al viento.


26.6.20

Noche que fluye lenta

I really love this city photography black and white pics #cityphotographyblackandwhitepics

Quisiera hablarle al viento
pero en el aire, no se encuentra.
Todo está pausado y en silencio.
La noche avanza en pos del alba,
y las percepciones duermen
en una mente que viaja hacia... nada.

¿En qué pienso?,
¿qué sensaciones tengo?.
En este momento solo una:
enojo, porque el sueño me abandonó
como se abandonan los trastos viejos.

Quisiera hablarle al viento
pero en el aire, no se encuentra,
y fluyen los minutos
marcando el tiempo
en una noche caliente
hacia la luz de otro día más,
pero... otro día menos.
Y mi boca cerrada
y también,
mis sentimientos;
yo despierta,
ellos durmiendo.
Solo el pensamiento bulle
como bulle el agua hirviendo
en una noche de insomnio
que fluye lenta,
como un mar cansado
que busca un puerto.

El fondo de la oscuridad
va cerrando su traje viejo.
Caen las sombras
pisadas por un crepúsculo matutino
mientras oigo unos pajarillos
que despiertan en la ciudad
antes de que se apague
la última estrella,
y se ilumine el tapiz del cielo.

Y yo, despierta,
abandonada por el sueño.
Y otra noche más,
pero... otra noche menos. 

19.6.20

Cierro los ojos


Transita el ocaso por los flecos del viento.
Cierro los ojos y lo percibo todo, todo,
pues soy como el ababol
hechicera y poderosa
que escucha tu silencio, siempre...

Cae la noche sobre el horizonte.
La luna se abre de par en par
iluminando con enigmática languidez,
los pasos noctámbulos.
Los pensamientos se armonizan
en un dulce sueño
del que no quieren despertar.
Todo pesar se diluye,
y tu recuerdo se despide
mientras guardo en mi secreter
la llave del olvido,
hasta que la luz del alba
se filtre por los resquicios de la persiana
y lo perciba todo, todo,
y, las palabras de tu silencio,
siempre…
pues soy como el ababol,
hechicera y poderosa
y sé lo que sientes,
pues nada se resiste
al poder de mi mente.

12.6.20

Escribí

Ver las imágenes de origen

Escribí palabras de amor en blanco
para que no se vieran,
y quedaron los renglones deshabitados
como flor en noviembre
que resiste los impactos de la naturaleza.
Escribí una a una todas las letras
como las notas de una canción
que en el aire se elevan,
pero solo mi corazón las escuchó
entre el rumor del viento
en el silencio de una espera
que burbujea cada vez más lenta.
Escribí tu nombre
y desapareció entre la niebla;
ya no me asombra, solo se aleja
como el beso de la lluvia
en una tierra árida y seca.

Sigo escribiendo sin ton ni son
palabras al viento,
y el día se pliega amablemente
hacia una noche perfumada de primavera,
mientras llego a la certeza:
que soy, aunque tú no seas,
ni nadie...

6.6.20

Hilando recuerdos


Aquella explosión de sentires
revolotearon en un cielo
siempre primaveral,
cuando la luna 
se suspendía de sus hilos plateados
en un bamboleo al ritmo del viento,
enamorando las horas
en un paisaje sin estrenar.

Todo ello,
quedó sellado en los ayeres.
Ese pasado,
una rueca donde hilar recuerdos.
Sensaciones prestadas por las agujas del reloj.

Nada queda en la amanecida,
el hechizo del tiempo lo envolvió sutilmente 
en el cofre del corazón,
allí, en el desván 
donde las remembranzas duermen 
con el sutil deseo de ser desempolvadas
por el beso de una memoria trasnochada.
El efecto será engrandecido,
y cada vez más hermoso.
Mentes ágiles,
deseosas de volver a vivir
esa explosión de sentires
que dan los años jóvenes
desaparecidos en el tiempo.

Un paseo lento y cálido
entre el corazón y la razón, 
van hilando los románticos soñadores
si la vida no les roba la propia historia,
donde todo muere, sin morir…

El futuro, no existe,
mientras lo escribía se hizo presente,
y camina hacia el desván
de los recuerdos.

30.5.20

Bebo de pequeñas sensaciones

Ver las imágenes de origen
Bebo de pequeñas sensaciones
y la felicidad me embarga.
Una mirada, una palabra,
un pensamiento en la boca
y se ilumina el espejo
donde miro ilusionada.
Qué será será,
creo que no es nada,
solamente son letras
que de principio a fin
por los dedos se resbalan,
cuando de la realidad me divorcio
y me enamoro del vaivén de las fantasías
que acunan el alma.

Allá, entre los flecos del viento
separando unas ráfagas oxidadas,
algo ha quedado pendiente, sin prosperar
entre tu palabra y mi palabra,
mientras los instantes por el reloj, pasan,
y se hace viejo el corazón
como la noche cuando espera el alba ,
pero ella surge esplendida
con rumor a rocío,
a gotas de  fuente cálida,
a flores de la campiña,
¡ a primavera rosada !.

Bebo de pequeñas sensaciones :
una mirada, una palabra,
un café en una terraza.
Es una brevedad fuera del tiempo...
pero con kilómetros de luz
que avanza.