Mis humildes y sencillas letras, son las hojas de mi otoño tardío cuando comencé a lagrimear tinta sobre pensamientos huérfanos, desgranando amores y fantasías en la soledad de mis horas.



*Hacer versos malos, depara más felicidad que leer los versos más bellos* Hermann Hesse

*Soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabras de lo que digo* Oscar Wilde

LO QUE SE ESCRIBE AQUÍ NO TIENE PORQUE SER BIOGRÁFICO,
LOS PENSAMIENTOS Y LA IMAGINACIÓN SON LIBRES COMO EL VIENTO
🍂 SI BUSCAS ALGO TRASCENDENTAL, ESTE NO ES EL LUGAR. AQUÍ LO ÚNICO QUE TRASCIENDE ES LO INTRASCENDENTE.

26.2.22

Sí, así me gustan -Letras desenfadadas-

Unas letras desenfadas en estos días que nos preocupa otra cosa muy seria, 
y no solo en Europa sino en todo el mundo.
****

Un risueño contacto
fueron sus ojos en los míos,
aquel día a la orilla de... la vida
solo un instante, 
distraídos.

¡No importa!, 
así me gustan
verdes como el olivo,
sin despejar dudas
enigmáticos, vivos.
Que me de tiempo a pensar
lo que llevan, lo que traen
o si están pensando en el olvido.
Si rezuman interés
o están vacíos.

Así me gustan,
sí, así me gustan
cuando de soslayo
me miran con descuido o,
con intención difusa.

Una incertidumbre
que mantiene mi interés
a la orilla de... la vida,
sin definir, sin concretar,
o simplemente sin existir.

Así me gustan,
sí, así me gustan,
pues lo contrario, pasa,
y lo demás queda suspendido,
 sin definir,
para seguir haciendo... 
¡conjeturas!
.
.
.
Conjeturas,
lo único que se puede hacer
a estas alturas...😆

∃ⅬⅮ∀



19.2.22

Momentos atemporales -Haikus-

 

Estructura del Haikus: tres líneas de 5-7-5 sílabas, sin rima

El viento llega,
sin pedir permiso
nos desmelena.

En la arboleda
aletean los pájaros.
Llega el albor

La bella flor
abre sus labios rojos.
Liba una abeja

El mar susurra,
la caracola canta
en el oído.

Se fue el verano.
Emigran los pájaros
las hojas vuelan.

Regresa el frío,
las horas de luz merman.
La noche es dueña.

La noche es dueña
como tú eres mi dueño,
mi sol, mi cielo.

Viento del sur
suspírame al oído,
del corazón.
........

La primavera,
desplazará al invierno
con su perfume.

12.2.22

Todo sigue su curso, a no ser que...

 

La niebla sobre el río
va creciendo.
Todo queda sumido
en un: estás allí pero no te veo.
Languidece el ambiente
con la espesura gris que no ceja.
Los pajarillos silencian sus cantos.
El río trascurre lento,
acariciando las piedras
que sus aguas besan
alisando sus aristas.

Todo sigue su curso.
 
A no ser que una sequía
invada la tierra.
Y entonces, 
todo será desierto.
Las arenas se instalarán
en el curso de los ríos y las praderas.
La tierra quedará agrietada,
sin vida, muerta.
Se enfadó profundamente,
la naturaleza.
 
Pero antes de todo ello:

Quiero bailar en tu voz,
reír en tu mirada,
y flotar en la música
de tus palabras.
En tus brazos anidar
hasta que la noche le diga:
buenos días al alba.
Quiero llorar tu verbo,
beber de tu silencio,
y quiero oír la lira
cantarle al viento.
 
Pero no podrá ser,
tú ya solo estás,
donde se bordan mis recuerdos.

4.2.22

Todo en su lugar

 

Calma y quietud en la mañana.

El sol florece con intensidad
entre el frío del alba.
Mucha luz acaricia los espejos.
Mientras, los pájaros 
en las deshabitadas ramas,
peinan su plumaje.
Dos palomas se arrullan 
en los cables de la luz,
y la estela de un avión
pasa delante de mi ventana,
siendo el único paisaje blanco
en este azul del cielo tan limpio y claro.

Cielo, cielo, echo de menos esa palabra
que me abría los oídos 
y también el corazón.

Ninguna nota de color verde, 
solo algunos árboles perennes del jardín,
y el disco del semáforo cuando da paso.

No hay horizonte tras los altos edificios,
está oculto...
como el futuro

El futuro comienza hoy, no mañana. (Juan Pablo II)