Mis humildes y sencillas letras, son las hojas de mi otoño tardío cuando comencé a lagrimear tinta sobre pensamientos huérfanos, desgranando amores y fantasías en la soledad de mis horas.



*Hacer versos malos, depara más felicidad que leer los versos más bellos* Hermann Hesse

*Soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabras de lo que digo* Oscar Wilde

LO QUE SE ESCRIBE AQUÍ NO TIENE PORQUE SER BIOGRÁFICO,
LOS PENSAMIENTOS Y LA IMAGINACIÓN SON LIBRES COMO EL VIENTO
🍂 SI BUSCAS ALGO TRASCENDENTAL, ESTE NO ES EL LUGAR. AQUÍ LO ÚNICO QUE TRASCIENDE ES LO INTRASCENDENTE.

25.6.22

A las manos, no le hacen falta palabras

 

Cierro suavemente las manos
para que no se vayan las sensaciones
que todavía cuando te pienso,
tengo guardadas en el corazón
después de tantos años.

Si cierro los ojos y me concentro,
puedo recordar el tacto 
de tus manos en las mías,
cuando paseábamos agarrados
por cualquier vereda del campo
o por las avenidas.
Mis manos heladas en invierno
y las tuyas calientes como una estufita,
tiernas y acogedoras daban calor 
dentro del bolsillo de tu abrigo, 
a las mías.
Ese gesto que siempre adoré.

Son las manos unidas
palma con palma,
más sinceras que las palabras.
En el amor y en la amistad,
un canto a la verdad. 

Amigo, quiero encontrar tu mano
y darte la mía,
para que en ellas queden tatuadas
las huellas de tu alma y la mía.


"Si no sabes que hacer con tus manos, transfórmalas en caricias"  -Jasques Salomé-

37 comentarios:

  1. Acertadas sugerencias. Añoranzas.
    Abrazos Elda.

    ResponderEliminar
  2. Me recuerdas momentos y sensaciones ya perdidas, pero que siguen en la memoria.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alfred, me alegra que te haga recordar esas sensaciones, creo que todos tenemos recuerdos de esos que son bastante habituales.
      Gracias por tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Delicioso o teu poema Elda!
    Ah! Quando fechamos os olhos e pensamos numas mãos suaves que acariciam,
    voamos para uma outra dimensão, onde apenas existe o desejo, o prazer e o calor que docemente nos envolve na mais maravilhosa volúpia...

    Te dejo un beso... buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, esos recuerdos siempre son muy agradables.
      Muchas gracias por tus gratas palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Mi primer amor comenzó tomando la mano de la que sería la madre de mi niña así que creo que transformar las manos en caricias es lo mejor que se puede hacer con ellas. Me encanta cuando veo a las parejas pasear con las manos cogidas.
    Precioso texto, Elda.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Miguel, a mi también me encanta ver a las parejas de la mano, sobre todo cuando ya son mayores que parecen siguen con esa misma complicidad de cuando eran jóvenes. Yo con mi marido aunque mayores ya, íbamos de la mano cuando paseábamos. 😌
      Muchas gracias por leerme.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Emotivo y nostálgico pero hermoso.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Tu precioso poema desprende una enorme ternura. Es muy emocionante.
    Y, además, encierra una gran verdad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Amalia por tus tiernas palabras. En verdad creo que es una acción bastante común la de ir de la mano. Lo del bolsillo en invierno no me he fijado,:)))
      Un beso.

      Eliminar
  7. Y de seguro tatuadas están y a su vez calientes y unidas en ese bolsillo que guardaba silencios de amor. Es tan bonito, romántico y agradable pasear con las manos unidas, dicen tanto con tan poco, que toda palabra sobra. Unos versos que desprenden añoranzas y susurros de un ayer muy cercano.
    Sabes decirlo Elda y lo expresas con el corazón.
    Estará mal repetirlo muchas veces, pero siempre es un placer el leerte. Transmites muy bien y bajo mi humilde experiencia, llegas al corazón de los que te leemos.
    Un fuerte abrazo amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Juan por tan amable comentario.
      Es cierto que las manos dicen mucho, yo diría que todo, lo mismo en lo bueno que en lo malo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Hola Elda, que linda sugerencia nos dejas en esta entrega: tan fiel a tu buen hacer en la secuencia de la vida, cual variante estacionaria que reseña el percance que atraviesa y la huella muestra, ese indeleble sensación álgida y cálida marcando la firme voluntad que acompaña el bien hacer cuando de la naturaleza brota. Gracias por tan gentil deferencia amiga Elda.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Dionisio por tu hermoso comentario y tus palabras a estas letrillas reales.
      Un placer tenerte como lector por tanto tiempo.
      Un abrazo y muchas gracias nuevamente.

      Eliminar
  9. Cuando he leído tu bello poema, al poco vino a mi memoria otro de un amigo bloguero que seguramente tú no llegaste a conocer, su blog es Nereidas pero ya hace mucho que no escribe.
    En uno de los libros que ha publicado, tiene un poema que a mí me había llegado al alma, algo parecido a lo que he sentido cuando he leído el tuyo y tantos recuerdos de mi vida me ha hecho revivir.
    El poema se titula LAS MANOS , pero es demasiado largo, solo te pondré un trocito del final:
    "Evocan miles de recuerdos
    cuando las miras despacio,
    si las ves llenas....amor
    vacias... nostalgia, tristeza
    arrugas... vida vivida
    callos... lucha, trabajo...
    y nunca mienten las manos.
    La vida será más larga
    si vais cogidos de la mano.
    ¡Qué bonito sentimiento
    cuando está tu mano en mi mano!
    ¡Ven!
    Mis manos te están llamando.

    Te dejo un fuerte abrazo.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sí Kasioles, conocí su blog Nereidas!!, y me encantaban sus poemas. De los que leí, siempre era un recuerdo a su esposa, y este que muestras aquí, es una autentica belleza. Una forma preciosa de expresar lo que sentía con esas manos.
      Muchas gracias por ese trocito tan sabroso de Andrés (Ah, me he acordado de repente de su nombre).
      Un cálido abrazo, y muchas gracias.

      Eliminar
  10. Hola Elda, un poema lleno de nostalgia hacia ese ser amado y que tanto se añora, para mi, las manos son como los ojos, que sin decir una palabra pueden decir mucho mas, un gesto, una caricia..., precioso como siempre Elda.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena comparación Piruja, porque cierto es que los ojos también expresan todo y es difícil que mientan.
      Muchas gracias por tu lectura.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Manos entrelazadas, unidas para siempre... amor eterno.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonitas sensaciones para recordar Rafael.
      Muchas gracias por tu lectura POETA, siempre un honor tu presencia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. clara
    tracción
    de armonias
    flor en
    flor las manos
    ponias
    frescas
    caricias
    en ambos
    ya melodías...

    hermoso poema Elda , feliz semana . jr.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Hermosas tus palabras José Ramón, siempre armoniosas y dulces.
      Un abrazo y muchas gracias por venir a leer mis letrillas.

      Eliminar
  13. Amigo, quiero encontrar tu mano
    y darte la mía,
    para que en ellas queden tatuadas
    las huellas de tu alma y la mía

    Me ha encantado este cierre de tu poema y, por supuesto, todo él. Lo que habita en el corazón no tiene que ser complicado sino todo lo contrario. Ese gesto de las manos enlazadas creo que se está perdiendo entre los más jóvenes. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Franziska por tu lectura. Y sí, a mi también me parece que ese gesto se pierde entre los jóvenes, como tantas otras cosas sencillas y simples que enamoran.
      Un placer tu visita.
      Abrazos.

      Eliminar
  14. Emocionan tus palabras, porque yo también lo he vivido, y tengo la fortuna de seguir viviendo ese gesto que tanta poesía desprende.

    Son las cosas bellas de la vida, cierto, Elda??? Son esas pequeñas cosas, casi imperceptibles por su sencillez, que nos emocionan cuando las vivimos y que no las olvidamos jamás en la vida. Hasta añorarlas intensamente cuando las perdemos!!!

    Y es cierto: aunque los gestos también pueden ser fingidos, estos pequeños gestos, tal y como se hacen, tal y como se viven, tal y como se sientes, nos dicen la verdad del amor que sentimos y del amor que acogemos. Las palabras pueden ser mucho más fácilmente manipulables. Pero los pequeños gestos y las miradas, esas nos dicen todo. Una mirada de tierno e intenso amor jamás puede ser imitada. Y su belleza puede llegar a ser inimaginable.

    Qué bonito me has hecho sentir, amiga mía!!! Qué bonito recrearse en lo que tan bellamente poetizas!!! Qué bello detenerse en tus letras para sentir la vida!!! Gracias, de corazón.

    Y un enorme, enorme, enorme abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres muy afortunado si nuevamente sigues viviendo ese gesto, y cosas tan sencillas como estas al final es la sabrosura de la vida.
      Y es verdad que se puede fingir, pero sino está uno embobado, se percibe, :))).
      Me alegra mucho si con estas letras te hecho sentir, sería estupendo que así fuera.
      Muy agradecida por tus palabras tan halagadoras Emilio.
      Un cálido abrazo.

      Eliminar
  15. Las manos pueden dar mucho amor si se usan bien. Las manos expresan muchas cosas, buenas y malas. Las manos escriben, saludan y avisan. Una caricia, acompañada de una sonrisa es lo mejor que un ser amado puede recibir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Josep, pueden ser lo peor y lo mejor según y para que se usen. La vida sin ellas no se puede imaginar, aunque desgraciadamente hay personas que se han quedado sin ellas y sin embargo tienen la gran valentía y coraje para aprender a usar los pies.
      Un abrazo y muchas gracias por siempre estar...

      Eliminar
  16. Este seu belo poema, amiga Elda, diz bem do talento da poeta no seu canto sobre tantas virtudes das mãos.
    Gostei do conselho que diz que, quem não souber o que fazer das mãos, faça carícias.
    Um bom final de semana, amiga Elda,
    um abraço.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pedro, es un placer tu compañía en mis letrillas.
      Un abrazo y buen domingo.

      Eliminar
  17. He olvidado muchas cosas:nombres, sitios, comidas, placeres, personas, pero existe algo que jamás olvidaré y, es el contacto de una mano que me acariciaba las mías.
    Muy bello.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha razón en lo que dices Tatiana, hay manos que nunca se olvida.
      Muchas gracias por tu visita.

      Eliminar
  18. ¡¡Que lindo volver a leerte!!
    Un gusto es encontrar en tu poesía pensamientos mios que no supe transformar en versos y que tu lo haces tan bien y me emociona saber que somos muchos los que recordamos tiempos y momentos parecidos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que ilusión que vuelvas a regalarnos tus letras siempre tan bien puestas.
      Muchas gracias por tu comentario .
      Un abrazo María Rosa.

      Eliminar
  19. En verdad no hay manos más bellas que las que se reconocen y se han tenido presente en nuestra vida, recuerdo en ello las de mi madre prodigiosas en amor, cuidados y caricias supremas...Así debe ser el amor expresado en todos los que saben querer no?
    Una belleza de poesía, muy querible a mi corazón.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar