Letras desprendidas de una pluma muy sencilla donde el amor y desamor son desgranados por sueños y fantasías hilvanados con alguna realidad. Son las hojas de mi otoño tardío cuando comencé a lagrimear tinta sobre pensamientos huérfanos, en el silencio de mis horas.
*La sonrisa es una linea curva que lo endereza todo* Phyllis Diller
*Avísame si dejo de soñar* Elda

*Hacer versos malos, depara más felicidad que leer los versos más bellos... Hermann Hesse

LO QUE SE ESCRIBE AQUÍ NO TIENE PORQUE SER BIOGRÁFICO,
LOS PENSAMIENTOS Y LA IMAGINACIÓN SON LIBRES COMO EL VIENTO...


27.5.19

Sencillo y preciso

Si te miro,
y presiento que me has dejado
a la orilla de tus pensamientos
y no soy el principio de tus anhelos,
se romperán mis palabras
y las letras caerán por el precipicio
de la desilusión. 
Si noto que el viento con tus caricias
no roza el cristal de mi ventana,
y la guitarra de abril ha enmudecido su voz, 
entonces,
mi cariño por ti se fundirá como el hielo.
Ya no serás el que ocupa mis pensamientos
porque si tú te alejas, yo me alejo,
y te olvidaré veloz en el tiempo,
sencillo y preciso
como jaque mate en el tablero.

Si alguna vez apareces en la estrellada noche, 
no me busques, no me encontrarás,
estaré paseando por la vereda de lo invisible
buscando luciérnagas
para iluminar mi jardín crepuscular,
mientras el aire me besa la boca
y revolotea en las hebras de mi pelo.
Tu ausencia, se tornará en un simple recuerdo
y la memoria cuando me hable de ti,
no me dirá nada,
porque entre tus labios y mis labios,
habrá ciudades con sus campos, ríos y montañas
donde se esconde la solemnidad del olvido. 

15 comentarios:

  1. Hola Elda.. Precioso, refinado y sentido poema, una forma sutil y sensible de decir adiós, aunque mis dudas tengo que el adiós sea garantía del olvido, no se si sera la edad pero cada vez cuesta menos olvidar..
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Definitivo, la ausencia mata el deseo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Admirada Elda, todo el buen hacer de tu pluma me aguarda…con ese mirar anhelante y ese encanto que se pierde y aflora la desilusión, como algo que queda desdibujado y con el susurrar del viento se apagaran los hechizos y otra predisposición a lo bello, se decanta por lo sencillo de un juego preciso que se recreará en lo tangible donde acaso se escondan los olvidos…
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué grandes Gregory Peck,y Audrey Hepburn! Se están clavando la mirada eternamente desde aquellas Vacaciones en Roma :)

    Poema profundo Elda. Supongo que el amor, la amistad y el cariño en general es algo que hay que retroalimentar para que no se disuelva como un azucarillo.

    Un fuerte abrazo, y feliz comienzo de semana.

    ResponderEliminar
  5. Drástica y contundente...así es la vida de cruel, no tiene memoria, y sigue incansable su rápido e inalcanzable rodar.

    Tu maestría al escribir con esta prosa tan bella de la que haces gala, es un lujo para quienes podemos disfrutarla. Me ha encantado como todo lo que te leo y aprendo.


    Un besito

    ResponderEliminar
  6. Hola Elda, con personas así que no aprecian lo que tienen al lado, lo mejor es la distancia y seguro que algo muchísimo mejor esta por llegar.
    Como siempre es un deleite leerte Elda, aunque tardo en venir me encanta leerte:)

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Precioso poema Elda, llenas de lirismo y sentimiento cada verso del poema, pero a veces la oscura noche nos viene sin avisar y entonces solo la esperanza y la fortaleza nos ayudan a que el sol vuelva a brillar en nuestras vidas-

    UN abrazo con cariño.

    ResponderEliminar
  8. Que hermosos versos componen tu poesía. es una manera de decirle adios al amor que no fue, con la elegancia que tu sabes darle.
    La imagen de Gregory Peck y audrey Hepburn es tan bonita y creo pertenece a una inolvidable película: "La princesa que quería vivir".

    mariarosa

    ResponderEliminar
  9. Delicia de poema, como solo sabes hacer tus versos poblados de imágenes y belleza, gracias amiga Elda.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  10. Ojos que no ven, corazón que no siente, dice el refrán. A veces la distancia conduce al olvido, mientras que en otras ocasiones acrecienta el deseo y la nostalgia. En este bello poema parece que has optado por el distanciamiento y la desilusión por el amor perdido. Ya ves, Elda, yo siempre sacando conjeturas de tus versos. Esté o no en lo cierto, siempre me encanta leer tus pensamientos.
    Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  11. Un precioso, profundo y encantador poema.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Un precioso poema para decir adiós a un amor que quizá no existió...
    Me encanta leerte aunque no sepa expresarlo.
    Un abrazo con cariño.

    ResponderEliminar
  13. Frialdad, ironía, distancia. Un jaque mate más que justificado cuando la reciprocidad es inexistente. Pero qué manera tan bella, precisa, sencilla y profunda de expresarlo. ¡Maestra!
    Y en petit comité: (Por un, un..., un lo que sea con el Gregorio, quizás le perdonaría la vida).

    Elda, un abrazo grande y feliz semana

    ResponderEliminar
  14. ¡Ay Elda, que bellísimo poema, reina! Así es el amor, a veces no sabe estar a la altura y, un adiós a tiempo, evita grandes atascos en la vida de las personas y es muy bueno liberar el camino.

    Me ha encantado leerte, como siempre, gracias.
    Un abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  15. Muy agradecida por vuestras lecturas y amables comentario, Marina, Pilar, Piedad, Amalia, Josep, M. del Rosario, mariarosa, Angeles, Piruja, Fibo, Miguel, Dionisio, Alfred y Llorenç.

    Un verdadero placer encontraros.
    Abrazos para todos.

    ResponderEliminar