....

Letras desprendidas de una pluma muy sencilla, donde el amor y el desamor son desgranados por sueños y fantasías hilvanados con alguna realidad. Son las hojas de mi otoño tardío, cuando comencé a lagrimear tinta sobre pensamientos huérfanos en la soledad de mis horas...

Hacer versos malos, depara más felicidad que leer los versos más bellos... Hermann Hesse

Avísame si dejo de soñar... Elda
Y
ee





2.8.16

No veo, pero imagino

No veo, pero imagino
aquel lugar de ensueño,
que tampoco sé si existe
o solo es producto del pensamiento.
Un pensamiento que vuela sin alas
en pos de los volantes del viento.

Tal vez allí nacen las flores abrazadas 
porque así las pinto,
y el río serpentea entre ellas
en campo abierto,
sin arbustos que me impidan ver
sus aguas cristalinas y serenas,
desbordadas y bordadas en su cauce.
Un árbol frondoso en pleno verdor
para cobijar de la lluvia o del calor,
o donde dejar la desnudez
prestada al cálido cristal,
en el que se mira un lucero
cuando el día pierde su nombre.

¿Un lucero?
quizás tú… 
hombre de mi memoria,
que sin pensarlo ni pretenderlo,
te cuelas siempre entre los renglones
de mi pálido verbo.

Y mientras apareces en mis líneas,
me robas el pensamiento
y mi lugar de ensueño se diluye,
desgranando gotas de silencio 
sobre mi campo, árido.

27.7.16

YO, LE DEJO

Viene el viento a besar mis labios,
y yo, le dejo.
Me regala un sabor a menta y limón
a hierbabuena y albahaca
perfumando mis palabras
sin eco.

Es un aliento sutil,
un soplo silente
con una dulce sensación;
solo dura un instante
mientras crece una flor
en el minutero del tiempo.

Alguien escribe tu nombre
en las estrellas del sur,
pero no alcanzo a leerlas.
Lejanas se diluyen cual humo
y desapareces en mi sueño,
sin nombre, por donde cae el sol,
y muere la flor
como mueren los instantes
en los huecos vacíos.


23.7.16

El jardín mustio


Hago infinitos esfuerzos para ver
todo lo que se presenta hermoso
delante de mis ojos.
El jardín de mis pensamientos está mustio,
se han desecho todas las flores
y una alfombra de hojas ocres, cubre el camino
donde se esconde las ilusiones mías.
Mi mirada se pasea debajo de un paraguas negro.
Llueve lento.
Mis pies descalzos pisan todos los charcos,
dejando huellas borradas que nadie encontrará
aunque el sol salga enamorando el alba. 
Sigue nublado, y la niebla llega a mi corazón
anegándole hasta que desaparece
porque nadie le alarga una mano.
Solamente una mirada lejana en el infinito,
donde nunca llego
porque la niebla sigue espesa…
y yo descalza,
por el jardín mustio de mis pensamientos.

Elda...febrero 2012



17.7.16

Escucho un latido

Escucho un latido,
en el fondo,
muy en el fondo.
No sé si es mío o,
del amanecer que canta
besando los cristales,
donde se trasluce la luz
en alegres sinfonías
y un brote en la alborada
que el viento serigrafía.

En una ciudad, 
en una esquina,
en los pasos con huella,
en los árboles perennes
donde la brisa aúlla.

Es el latido de la vida
que se escucha alto y claro,
el que mueve
el que traspiras
el que susurra vitalidad.
El que acompaña
sin diluir la soledad;

porque la soledad
es un latido propio,
habitante en jaula vidriada
que solo quiebra:
el amor y la amistad.

¡Regálame tus palabras amor!,
o quedaré presa 
donde anidan los vacíos.

9.7.16

Sin título

Gif rocking
No me he ido,
estoy en el mismo lugar
con el corazón cerrado
para que no se escape el amor
que todavía noto trasteando,
entre azules melodías.
Pero ese feeling 
que encontraba contigo
se ha diluido
como aurora en el sol.

Vacío y vacío 
solo encuentro en tus palabras
aunque las adornes con un son,
con sabor a melaza,
con perfume de jazmín
o con cantos de ruiseñor.
Esa complicidad a muerto
y no la he matado yo.
Quizás tu tampoco
pero así lo percibo
con una gran desilusión.

Murieron las sonrisas,
los besos de las miradas,
el rubor de las palabras,
y ese decir que
esperábamos con ganas.

Se hizo noche en el cristal del alba,
los silbidos del viento ya no cantan.
Las nubes dicen adiós 
cual pañuelos blancos
despidiendo el renacer de las palabras,
mientras vuelan los pensamientos…



6.7.16

Décimas jocosas



Tengo ganas de quererte
aunque no te diga nada,
por estar mi voz quebrada
al tener vetado el verte.
Y aunque mi sentir es fuerte
de nada sirven mis ganas
que siento por las mañanas
y dilatan con las horas.
¡Me atormentan las demoras
de tus miradas lejanas!.

De tus miradas lejanas
no quiero ser horizonte,
prefiero ser polizonte
por unas cuantas semanas.
Hasta quitarme las lianas
del amor que me atormenta
con ese sabor a menta
de tu verbo tan divino,
que me elevó del camino
sin apenas darme cuenta.

Sin a penas darme cuenta
he volado sin razón
por seguir al corazón
me presente en esa venta.
Me hice pasar por sirvienta
al atisbar que era de él,
y dulce como la miel
caminé hacia aquel encuentro
contándole un falso cuento,
y descubrió mi papel.

-Mientes como una bellaca-
¡y me dijo que era vieja!
Me dejó medio perpleja
su decir sobre la Paca.
Es una linda polaca
por la que bebe los vientos,
y toca dos instrumentos
me dijo el muy insensato;
me pareció tan pazguato…
¡le mandé a freír pimientos!

Le mandé a freír pimientos
y alegre llegué a mi hogar,
no me interesaba amar
aquel hombre de mis cuentos.
Se equivocan sentimientos
si la vista no interviene,
te das cuenta que no tiene
lo que tiene que tener:
Un cuerpo de convencer
y que el bolsillo te llene.








3.7.16

Un bello momento

Silencio en las pupilas, 
tocan las campanas melodía de maitines.
Las avecillas madrugan con el alba
y se posan a picotear en la verde alfombra.
Mariposas invisibles revolotean
a la luz de la mañana
indiferentes a las bellas armonias.
Solamente unos ojos disfrutan la visión y,
el suspiro se eleva silente
recorriendo su figura blanca 
inclinada levemente a cientos de miradas,
luciendo su bello estilo románico.
Es la hermosa dama de la Toscana
con su vestido perlado de Carrara.
Una ensoñación en la realidad visual
y un suspiro en el alma.

Volver a verte quisiera...
disfrutarte con más "calma",
aunque se me antoja un milagro 
como la plaza donde estás enclavada.

¡Ah, que bello momento mientras te miraba!
blanca, esbelta, y esa inclinación afamada.





21.6.16

Te buscaré otro día

En el campo solitario de mis horas,
se desgranan pensamientos que fluyen
o se atoran según el momento.
Surcos hay en la mente para sembrar semillas,
y en un minuto crecen en explosión
gritando en el silencio de los relojes parados.
No consigo agruparlas en la recolección,
son distintas.
Unas son  flores de cálidos tonos
como el atardecer en un día estival, 
y otras como cizaña
que se agarran a los verdes tallos
y trepan y oscurecen lo bello de la vida.
Ahí te encuentras tú,
en la maraña de mis pensamientos,
que se vuelven gotas de tinta
en un papel blanco y húmedo de suspiros.
Trato de colocarlas y al final, no encuentro tu nombre,
creo que olvidé sembrar la semilla
que delicadamente guardé aquel día.
Sí, aquel día que besaste mis labios
con el verbo de tus palabras.
No sé que hice con ella,
la busco impaciente porque no quiero olvidarte,
no, no quiero olvidarte, 
sin tu recuerdo no tengo nada y,
mi mente se queda en blanco,
en blanco, en blanco…

Te buscaré otro día, hoy, viajo…


12.6.16

Le tengo dicho (Décimas)

Le tengo dicho a cupido 
que no me tire más flechas
pues no da dos a derechas
y confunde el cometido.
Quiero que tenga sentido
o me deje ya tranquila,
pues no quiero ser pupila
de ningún viejo insensato,
que se las dé de jabato 
cuando solo es una anguila.

Que me busque un caballero
le digo constantemente,
más es poco inteligente
buscando al hombre que quiero,
y aunque pone mucho esmero
no sabe tirar con flecha
su maña es bastante estrecha,
y así, me doy por vencida
aunque se pase mi vida,
sin encender esa mecha.

8.6.16

El hechizo de mis sueños

Cada vez que me hablas,
placeres prohibidos se me antojan,
y me adentro entonces en un túnel 
de misterio y aventura,
hasta que el aliento de un sueño
llama a la puerta de mi corazón.
Abro las sombras de par en par,
y dejo pasar las mariposas que revolotean
por las paredes de mis sentimientos,
agitados por la imaginación...
y allí, apareces tú:
Caballero de la dulce figura,
acariciando mis ojos velados por la ilusión de verte.
Cierro los labios para no romper el silencio
que me acuna, 
y me acurruco en tu pecho
para oír los latidos de tu verbo 
que gotean en la noche callada, 
mientras sueño que soy tu amor
y no solo una sombra fugaz en tu corazón.

No quiero perder el hechizo de este sueño,
pero el alba, filtra su luz por las persianas
de mis fantasías, y te difuminas en un eco...
cuando pronuncio tu nombre.

1.6.16

Romanceando


¡Ah cruel pensamiento mío
en el despuntar del alba
ya sin embriagar el sol
me estás quitando la calma!.

¿Le veo? pues no le veo
al amor que me atormenta
clavado en el sentimiento
con ese sabor a menta.

Ojos presos en la luz
vagan paisajes de seda
pestañeando colores
buscando ver una senda.

Encuentro un río dorado
un jardín lleno de estrellas
y una mirada escondida
que al mirarme me atropella.

Ah cruel corazón el mío
que late buscando guerra
pero no encuentra guerrero
que se lo lleve a la sierra.

A la sierra o al sendero
donde empieza la alameda
o a la vera del camino
y me diga lo que él piensa.

¡Lo que piensa ha referido
y un tormento me ha causado
tiene mujer y diez hijos
y tan fresco se ha quedado!.

Mis ojos están llorando,
a mares por este amor
hizo mella en mi tejado
me produjo insolación.

Aquí se acaba la historia
que ya naciera frustrada
de una mirada coqueta
estaba yo enamorada.
            ¿?
En el guindo te has quedado
de adorno de Navidad.
¡Bájate inmediatamente
el guindo no es tu lugar!…


27.5.16

Un puñado de palabras... solamente

En la tibieza de tu encanto,
me diluí como humo en el viento
y ahora por mucho que busco,
no me encuentro.
Quedé atrapada en el verbo de tu boca,
suave nube donde dejarse llevar
a través de los paisajes que invento:
Primaveras floridas y perfumadas
que mueve el aire
dejándome envolver con su aliento,
donde soy mariposa de mil colores
grácil y primorosa, 
como un cálido céfiro de abril.
Pero tú, no te das cuenta de mi presencia.
Absorto en tus pensamientos,
miras los charcos que ha dejado la lluvia,
y abandonas en ellos tu sentimientos
que se empapan de nostalgias y pesares,
y ese verbo que tanto me llena,
queda mudo y enmohecido.

Revoloteo alrededor con mis sueños volcánicos,
pero el frío y la humedad 
siguen en tus aristas que repelen lo cálido.

Volveré algún día, quizás,
porque el tren de mi vida
traquetea entre las últimas flores, 
de mi pradera amarilla.

24.5.16

Micro relato - Libertad


Se abrieron las puertas de la cárcel donde había estado recluido cuarenta y cinco años. El espacio le pareció inmenso, el aire tan limpió que no podía respirar; miró a un lado y a otro, se sintió perdido, agobiado, sus piernas flaqueaban dejándole de rodillas en aquel lugar que durante tantos años había ansiado pisar y sentirse libre, pero ya era tarde, quería su pequeña ciudad detrás de los muros donde se sentía a salvo. Volvió sobre sus pasos y aporreó la puerta para que le devolvieran sus cadenas...



22.5.16

El amor es una tara (décima)



El amor es sentimiento
que te vuelve majareta
cantado por el poeta
y casi todo, es un cuento,
y seguro que no miento
si al decir que es una tara
que te lleva por y para
al más tremendo dolor,
y te entierra en el pavor...
¡El amor es cosa rara!.



18.5.16

Hablando con Dios

Formado con algunos TÍTULOS de mis humildes poemas en el 2011.
Lo encontré trasteando en lo archivado en el pc


¡OH DIOS MÍO! Hoy he visitado tu Casa,
y me he dado cuenta que estoy distraída
pensando cosas que nada tiene que ver con tu presencia, 
NO OIGO tus PALABRAS.
He puesto atención a mi corazón, 
y he visto que está sembrado de trigo
que crece regado por tu amor,
pero, en medio de estas espigas hermosas,
he encontrado una parte CUBIERTA de cizaña 
que crece a la par,
sembrada quizás por LA DESILUSIÓN
y la maleza de MI EXISTIR.
LA ESPERANZA recorre mis sentidos, 
y con ella formaré una hoz afilada
para segar esta cosecha llena de CONTRADICCIONES,
separando el trigo de la mala hierba.

SUSPIROS salen de mi pecho al pensar que:
EL AMOR ES MANANTIAL de agua viva 
donde la vida nos muestra un letrero que dice:
RÍE MÁS QUE LLORA, 
aunque en tu caminar encuentres
FLORES DE ASFALTO rígidas y sin perfume,
porque TODA ARIDEZ puede ser un jardín florido
si se riega con tu amor infinito.

Salí de Tu Casa diciendo: 
EL FUTURO NO EXISTE,
porque en este instante pasó a ser presente y,
COMO UNA MALETA voy llena de pasado,
donde dejo SECRETOS, 
los míos, y los que me han contado.
Señor, cuando yo me encuentre 
en esos FEOS LUGARES DE REUNIÓN,
en Ti descansaré porque sé que tu solo, eres amor

11.5.16

Por ti fue

Se me olvidaron todas las letras
en el campo de aquellos días lejanos,
felices, 
ocupados por el jardín de nuestras vidas.
No las encontré nunca,
ni las busqué,
no me hacían falta,
para mi no existían…

Alguna quedó por ahí suelta 
enredada entre raíces,
y salieron una que otra florecilla 
que se envolvieron con varios matices.
He paseado por la naturaleza
después de tu marcha,
y allí, entre matojos y plantas
las encontré a la luz de un nuevo amanecer.
Trato de adornarlas escribiendo al viento,
pero este se presta voluble
y las esparce desapareciendo.
Las he pintado en río silente,
y silente desaparecen en la suave corriente. 
Otras las he colgado en el árbol de la alegría
hasta que vistan el más bello color,
y pueda enamorar con ellas 
los ojos de algún lector.
Mientras, me quedo aquí,
recordando que has sido tú
quien me llevó de la mano
para distraer mi soledad
en los primeros años.

Por ti fue, 
que escriba en renglones cortos,
uno debajo del otro.


4.5.16

Dueto con Pablo Neruda -Déjame sueltas las manos-

PABLO NERUDA
Déjame sueltas las manos
y el corazón, déjame libre!
Deja que mis dedos corran
por los caminos de tu cuerpo.
La pasión, sangre, fuego, besos
me incendia a llamaradas trémulas.
Ay, tú no sabes lo que es esto!

ELDA
Sé de tus ansias, 
¡fuego de volcán en el viento 
que quema cual llamarada
por las caricias que dejaste en mi pelo!.
No me beses, todavía no ha llegado el momento,
los sentimientos son livianos
¡déjame!… pensarlo quiero.

PABLO NERUDA
Es la tempestad de mis sentidos
doblegando la selva sensible de mis nervios.
Es la carne que grita con sus ardientes lenguas!
Es el incendio!
Y estás aquí, mujer, como un madero intacto
ahora que vuela toda mi vida hecha cenizas
hacia tu cuerpo lleno, como la noche, de astros!

ELDA
No te acerques todavía, mi piel temblando está, 
me da miedo quemarme en tu deseo
y en el silencio cuando oigo tu palpitar.
Quiero un amor sereno llegado del corazón,
no solo el fuego del frenesí
que se apagará como candil al viento
haciéndose humo los gritos de tu carne ardiente.

PABLO NERUDA
Déjame libre las manos
y el corazón, déjame libre!
Yo sólo te deseo, yo sólo te deseo!
No es amor, es deseo que se agosta y se extingue,
es precipitación de furias,
acercamiento de lo imposible,
pero estás tú,
estás para dármelo todo,
y a darme lo que tienes a la tierra viniste
como yo para contenerte,
y desearte,
y recibirte!

ELDA
No, a tus manos vestidas de deseos,
solo una pasión con sentimiento prenderá en mi, 
el fuego.
¡Ah sus besos y caricias pensando en él!,
¡ah sus besos!
El que me ame en cuerpo y alma,
suspirará en mi aliento.
Mi negativa tienes a tus manos libres,
y el corazón libre te dejo,
mientras en ti no se funda el deseo con el amor
no habrá posible acercamiento…


29.4.16

Soñando amores


"Bajo el loco reír de los domingos"
te recuerdo mi cielo,
en aquellas tardes vestidas
de dorados hilos
que bordaban la corona del monte.
Entrelazadas las manos,
mirábamos como bostezaba el día
entre el parque de los rosales.
Un broche de pieles
prendido en nuestros corazones,
quedó coloreando el camino de la vida,
hasta que el reír de los días festivos
lloró lágrimas de luto.

Hoy, por el puente de los suspiros 
voy caminando entre los rizos de una brisa cálida, 
bogando en los sueños,
y riendo a la vida que pasa amable 
rozando mi piel marchita,
mientras las golondrinas
vuelven cada primavera,
anidar en tu balcón.

Ahora soy luz en la oscuridad,
y risa loca en el minutero del tiempo
soñando amores,
por una calle que no es la mía…
donde paso de puntillas con mis pasos soñadores.

22.4.16

Ya no sé que es un beso ¡qué pena! (Acróstico)



Ya no sé que es un beso ¡qué pena! (Acróstico)

Ya no se que es un beso;
alimento para el corazón y

nubes de algodón en los labios?
ornamento de un bello amor,

suspiros de sentimientos y
embeleso en el alma?

quimeras azules que vuelan al cielo y
un revoloteo en el interior
envuelto con mariposas de seda?

encanto espacial donde vas… vienes
subes y bajas, pues control no tienes?

unir unos labios a otros, y palpitar?
no, ya no se de

besos,
esos mismos
se los llevo el viento…¡que
osadía!

Quiero un beso,
urgente,
especial y sugerente,

poderosamente
encantador, y sin
ninguna duda, con
amor.


UNA PASIÓN QUE ME FASCINA

Tengo una pasión que me fascina,
no es la poesía y se nota en mi versar,
mi pasión sin ninguna duda es:
bailar…
Escucho música y me domina
en todo momento y en cualquier lugar,
entra en mis sentidos
como potro desbocado a buscar.
Todos los rincones de mi cuerpo
se alertan…
y no los puedo controlar.
Siento emociones tan bellas
que no puedo explicar.
Mis sentimiento se elevan 
mas allá del cielo,
la alegría aparece, y floto,
todo mi cuerpo se estremece 
y mis pies comienzan a danzar.
Bailar, me provoca,
me enamora
me ilusiona
me apasiona
y es dulzor, escalofrío, libertad;
cuando siento la música,
mis pies y mi corazón se mueven al compás.
Si alguna vez, no puedo con esta pasión,
mi alegría se apagará...
como el amor cuando muere.

A ti mi amor, que ya nunca juntos,
podremos bailar.

REMEMORANDO



15.4.16

Como si fuera cierto


Ha muerto el amor
en el ojo de aquel huracán,
donde te encontrabas atrapado.
Hoy eres libre para volver amar,
dejar atrás la senda del camino espinoso,
y volver a pasar por la vereda florida
donde los jazmines regalan sus pétalos,
vistiendo de perfume el aire.

El otoño es primavera de diferentes colores
si los pintas con los ojos del amor.
No importa que el viento aúlle
mientras resbala la lluvia en tu ventana,
ni que huyan los pájaros a otras ramas
por estar las tuyas deshojadas.
No, no importa,
porque tu tienes todas las estaciones pobladas de aves,
y unos tallos fuertes para abrazar
hasta que ardan los corazones.

Tu verbo es tan sencillo
y tú amor tan grande!
que quisiera compartirlo cuando calles,
cerrar los ojos como flor nocturna
y reposar en tu pecho hasta el alba,
mientras las campanas tocan a maitines
detrás de las montañas,
donde se refugia todo lo invisible,
como las palabras escritas 
en los recodos del viento
donde imaginando escribo,
como si fuera cierto...