Letras desprendidas de una pluma muy sencilla donde el amor y desamor son desgranados por sueños y fantasías hilvanados con alguna realidad. Son las hojas de mi otoño tardío cuando comencé a lagrimear tinta sobre pensamientos huérfanos, en el silencio de mis horas.



*Hacer versos malos, depara más felicidad que leer los versos más bellos* Hermann Hesse

LO QUE SE ESCRIBE AQUÍ NO TIENE PORQUE SER BIOGRÁFICO,
LOS PENSAMIENTOS Y LA IMAGINACIÓN SON LIBRES COMO EL VIENTO




30.5.20

Bebo de pequeñas sensaciones

Ver las imágenes de origen
Bebo de pequeñas sensaciones
y la felicidad me embarga.
Una mirada, una palabra,
un pensamiento en la boca
y se ilumina el espejo
donde miro ilusionada.
Qué será será,
creo que no es nada,
solamente son letras
que de principio a fin
por los dedos se resbalan,
cuando de la realidad me divorcio
y me enamoro del vaivén de las fantasías
que acunan el alma.

Allá, entre los flecos del viento
separando unas ráfagas oxidadas,
algo ha quedado pendiente, sin prosperar
entre tu palabra y mi palabra,
mientras los instantes por el reloj, pasan,
y se hace viejo el corazón
como la noche cuando espera el alba ,
pero ella surge esplendida
con rumor a rocío,
a gotas de  fuente cálida,
a flores de la campiña,
¡ a primavera rosada !.

Bebo de pequeñas sensaciones :
una mirada, una palabra,
un café en una terraza.
Es una brevedad fuera del tiempo...
pero con kilómetros de luz
que avanza.


25.5.20

Lo dejaría todo por ti


Lo dejaría todo por ti,
¡qué bonito suena eso!
pero llegó el tiempo
que no dejaría nada por nadie.
estoy bien donde me encuentro.

Para mí,

las nubes ya están muy elevadas,
son pañuelos blanco que me dicen adiós
sin pararse en la ventana,
porque saben que ya no flotaré con ellas
aleteando con ilusión mis alas,
ni me columpiaré
en las pestañas de la luna
ni en los flecos de las estrellas,
ni en el volcán de cualquier corazón
pintado en el portal de la fantasía.

Preparo mis zapatos de invierno
los que se agarran bien a la tierra,
los que nunca flotan por el peso,
los que nunca se mecen en el vaivén
de una ola traviesa.
Hoy, no.

Quizás... quizás mañana
cuando los colores de la primavera
me inviten a olvidar el tiempo
que estropeó mis aristas,
y entonces,
pintaré mi sonrisa de carmín
mientras me eleva el viento
hacia un lugar,
donde los aromas palpitantes
trepen por mi cuerpo
como nunca y siempre.

18.5.20

Acróstico - En la sonrisa de mis labios

Resultado de imagen de mujer hablando al oido de hombre
En la sonrisa de mis labios

En la sonrisa de mis labios,
nacen sentires que te llegarán :

Larga noche de luna llena
amenizada con una melodía ascendente.

Susurros color carmesí sobre tus
oídos aturdidos por las sensaciones
no percibidas ya, en el presente.
Ríos de humedad en tu campo árido
inundando las grietas del olvido,
sensaciones sin talla, pero...
agitadas por la cadencia de un suspiro.

Días de claros clarines
en la sonrisa de mis labios, suenan,

melodía de nuevas primaveras
inoculadas por el veneno de los
sueños soñados

labrados en la imaginación;
acción robada a las letras que
bailan sin orden ni concierto,
improvisando una ensoñación
optima en amores, que,
suavemente avivará tu corazón...
                                                 ...y el mío.



11.5.20

Detrás de una ventana

Detrás de una ventana,
ojos que no ven lo que quieren ver,
oídos que no escuchan lo quieren escuchar,
labios que no hablan lo que quieren hablar,
pensamientos que se deshojan
como una flor en otoño perdiendo su color.
Manos que descansan en el regazo
envejecidas de tanto usarlas,
las mismas que cuidaron de los brotes de su cuerpo,
las que cuidaron de sus amados creadores
y que entre algodones la tuvieron;
las que se quedaron vacías
en una noche de diciembre, mayo o enero,
porque su mitad navego al mar de los llorados,
y entre llantos y risas
se fueron iluminando los días, los años.

Detrás de cualquier ventana
alguien mira lo que ve pasar, y no ve,
porque su mirada se pierde en lo infinito
registrando sus pensamientos más radiantes
para cerrar las sombras,
y abrir la seda gris que tapaba el sol incipiente.
Pero hoy su cálida luz no se manifiesta,
una niebla llorona lo oculta
destemplando los corazones sensibles
que vuelven a los recuerdos
de las primaveras de encaje y terciopelo.


6.5.20

La tarde muere entre letras románticas

Item image
La tarde muere en mis ojos
delante de un paisaje
que no quiero olvidar.
Su belleza se hace más hermosa
con el recuerdo,
mientras busco tu mirada
de oscura noche en la que navegar
por los recónditos sentires,
allí dentro en la profundidad
de tu visión oculta
y donde no consigo llegar.

La tarde muere en mis ojos
como mueren las horas
de unos días perfumados
que quedaron huérfanos
de dulces sentimientos,
solo en el pensamiento avanzaron
como el río que nace entre riscos
y se expande en la serenidad de un llano.

La noche muere en mis ojos cerrados
y el día amanece lleno de color.
El paisaje de los sueños se oculta
y comienzan las horas
con la mirada en la realidad,
mientras el tiempo avanza
hacia una noche sin retorno
donde se perderán las fantasías
sin encontrar la verdad de tu mirada,
que no olvido.


29.4.20

Soy una huella

image #floweraesthetic image
Soy una huella
que ya no existe en tu pensamiento,
la borraste con otro sentir
en tu revoloteo por las esquinas,
y dejaste que conquistaran
tu corazón tan endeble
como el tallo de una espiga.
Fueron unos ojos verdes, azules o negros,
o quizás fueron aquellos de miel
que te miraban dulcemente
provocando tus anhelos.
No te lo reprocho,
porque estas letras tatuadas en los renglones
son como polvillo de estrellas
que yo recojo. 
Me lo digo yo misma,
me lo dicen mis ojos
me lo dice mi boca cuando canto
soñando lunas e inventando primaveras,
me lo dicen mis manos cuando buscan flores
por las laderas.
.
Estás fuera de mi,
en mi corazón no te encuentro,
solo cuando escribo amores
alegrías, penas.
Es la tinta de mi pluma
que desea volverse joven en cada letra.

Pero si alguna vez
caminas por la niebla perdido,
y un susurro en la sombra me llega de tus labios,
yo te escucharé como si fueras una melodía
a pesar de mi desencanto,
ya que tengo la gracia de enamorarme cada día,
de un gesto, de una dulce palabra,
o de la belleza que encuentre a mi paso.

22.4.20

Palabras sin huella

Revelión.
Palabras surgen,
descolocadas,
sueltas;
sin orden revolotean
mientras miro la mañana
con un sol tímido
que caldea la soledad del camino
exento de huellas.
Los semáforos siguen
con su baile de colores.
Todo limpio y esplendido.
Ha llovido la noche
con una voz grave
surgida entre las nubes
iluminando el cielo.
Impera el silencio.
Duerme todavía la mañana
entre un viento suave
que predice un día revoltoso,
mientras el tic tac del reloj
cuenta las horas que caen
en un tiempo sin definir,
perdiendo un poco de todo...

Cuando se despierte el jardín que duerme,
¿podrá tu mirada florecer en la mía?
¿habrá esa proximidad que deseamos los dos?.
¿Podremos juntar los cuerpos
en un saludo eterno?...

El amor bate alas en el viento,
quizás pronto tome tierra
antes de que se haga de noche
en el atardecer,
donde se va gastando la última vela
murmurando un sueño :
que no palidezca la luz.


14.4.20

Dueto, Elda y Germán



Germán es un compañero de AG que me invitó hacer un dueto con él, y este fue el resultado. 

ELDA
Mi pensamiento y yo estamos tristes,
esperando la suave noche vestida de plata
donde fundirnos en un profundo sueño
de blancos azules, y un mar de sensaciones
que nos arrastre por un horizonte infinito,
mientras anhelamos un sueño 
que nos hable de ti.

GERMÁN
Tu pensamiento y el mío son uno solo,
quizás esperando aquel beso deseado
donde su dulzura deja cielos de caramelos
de sabores exquisitos, de labios sedientos
que devoran el alma y el corazón,
mientras tanto, nuestros sueños
nos envuelven en dulces ambrosías.

ELDA
Mi pensamiento y yo, seguimos tristes,
no nos llega tu latido.
La distancia ha devorado tu sentir en el camino,
solamente llegan unas vibraciones
de notas musicales que rozan suavemente,
la sensibilidad de mis oídos.
Al viento le pedimos, que siembre tu voz
en los campos de mi piel.

GERMÁN
Nuestros pensamientos, siguen buscando amor,
mas, la distancia separa los latidos.
La lejanía devora nuestros agitados sueños,
pero el amor es más fuerte que el olvido
en la ansiedad de una esperanza 
que estremezca nuestras almas.
Al poema le pido, que jamás se acabe tu inspiración
para sentir siempre la música celestial de tus anhelos.

ELDA
Mi pensamiento y yo, estamos alegres,
porque ese amor llegó en alas del viento,
golpeó mi ventana cerrada
aproximando corazones,
y las sensaciones se acariciaron,
mientras desapareció el invierno en nuestra piel
y despertó la primavera en nuestros cuerpos,
sensibles a la calidez de abril
y a las noche de luna llena.

GERMÁN
Tu y yo, logramos sentir las alegrías del amor,
porque lo nuestro fue el encuentro de lo hermoso,
sentimos que el cielo se abría a nuestros besos
aunando corazones y sintiendo dulzura en el alma,
y los sentimientos se entrelazaron
en un abrazo eterno donde nuestros fríos cuerpos
despertaron en primaveras de los estíos,
sensibles a nuestras áridas pieles
en aquellas noches del parpadeo universal.

ELDA
En aquellas noches de parpadeo universal
soñé que todo era un sueño,
sentí llorar mi corazón por creer tu olvido,
pero amaneció un nuevo día
con una luz prendida en el horizonte
de rosa y grana que sonreía,
y sentí de nuevo el resurgir de la primavera
y una cálida ilusión inundó mi cuerpo,
mientras percibía que mi pensamiento y yo,
estábamos alegres y donde teníamos que estar,
inhalando el perfume de los frutos encantados.

7.4.20

A veces oscura


A veces soy oscura
como una noche sin luna,
pero llena de estrellas
que se pierden en un horizonte lejano
dejando una estela.
A veces soy clara y fría
como tempano en la montaña,
pero que se diluye
cuando el sol la besa cada mañana.
Soy buena, 
soy mala de pensamiento,
soy cobarde por fuera
y valiente por dentro,
siempre cara y cruz
de la misma moneda,
y algunas veces,
en el mismo momento
¡qué desconcierto!.

Soy agua, soy tierra árida
soy mar y a veces río,
¡soy la que ama la vida!,
esta vida, que se va en un suspiro.
.
Soy sincera si no hay peligro,
callada y dúctil cuando me interesa,
aunque me ofende la hipocresía,
la mentira, la vanidad, las promesas.

Me gusta la gente sencilla
con ojos cristalinos,
donde se pueda mirar
y navegar en las pupilas
hasta un lugar infinito.

Soy más o menos…
como todos los que me miran,
y yo los miro. 

O_O

3.4.20

Crepúsculo



Miré el crepúsculo de la montaña
en el silencio de la tarde,
y la vi triste y fría
en medio de una luz que se diluye.
Me pareció que lloraba
entre sus escasas retamas,
pero era el tatuaje de la niebla
que de la cumbre se apoderaba.
Me conmovió su aspecto sombrío
porque terminaba el día.
Y aunque es grande y poderosa
en medio del crepúsculo
tímida y silenciosa parecía.

El sol inundó el horizonte
y dio luz y color a todos los semblantes.
La montaña pintada de carmín rejuveneció
mientras llegaba el día.
El crepúsculo, quedó sentado en el borde
de la oscuridad, esperando…

Pienso, y todo me lleva a ti querido numen.
Entre mis renglones siempre estás
diluido entre la blancura del papel
atento a que te nombre,
sentado en el borde de mi pensamiento,
esperando…
como espera el crepúsculo la noche.

Vuelvo a pensar y retrocedo,
ya no eres mi numen, no me inspiras,
te encerré en las sombras
hasta que salga el sol en el horizonte.

´´´´´´´´´´´´´´´´´´

PD: No ha sido mi intención poner en los renglones blanco y negro, ha salido como ha querido y no hay forma de ponerlo bien.


28.3.20

Volverá

Mariposas

Por la ventana abierta se introduce la calma,

el silencio impera en el ambiente,
no brilla el sol como cada mañana,
el frío a vuelto a palidecer un cielo gris e inerte.
Llueve con calma gotas que la tierra absorbe con avidez
porque seca está de esperanza
como cualquier día al amanecer.

Pero saldrá el sol,
siempre sale el sol después de la oscuridad
restando días y aumentando perspectivas,
y entonces el viento sonrosado de alegría
bailará entre los retoños de los árboles
que se visten de un verde brillante y esperanzado,
como todos los corazones
que esperan detrás de las paredes
a que cante la primavera con su voz colorida.

Y, "volverán las oscuras golondrinas"
a poblar los cielos de aleteos
para anidar en todos los balcones
abiertos a la sensibilidad de un nuevo abrazo,
y a los paraísos más increíbles, los amores.

Volverá el alba y el ocaso con sus bellos matices,
volverán las flores a los campos,
porque siempre vuelve todo
menos, lo que muere.
Pero mientras,
el brillo de la vida nos envuelve.

22.3.20

Conmigo misma


Ahora si que no sé en el día que estoy, todo pasa silenciosamente, las horas son más largas pero el tic tac del reloj da los mismos pasos.
Con frecuencia abro la ventana para respirar aire puro, seguramente una quimera pues no sé si estará tan puro, aunque nunca se ha visto tan limpia la ciudad de contaminación acústica y ambiental.

Me encuentro lánguida, pero no porque no pueda salir, yo me adapto bien a las circunstancias,
sino porque me he mirado al espejo y eso si que languidece a cualquiera, a cualquiera que tenga encima el carretón de años que en mi se han depositado sin apenas darme cuenta.
Sí sí, ya sé que es MUY SUPERFICIAL esto que digo con la que está cayendo, pero es que el verse joven y un poco atractiva, rejuvenece el ánimo y todo se ve más, más... más mejor como dicen los niños.

Pero mírame, soy feliz porque miro al cielo y aunque está nublado, se pueden ver los colores de la vida que me han regalado.
Los árboles están acunando sus diminutas hojas que dentro de poco crecerán para dar sombra y aliviar el calor que llegará cuando tenga que llegar, como llegará también la expansión por los lugares que hoy, están privados.

La calle esta vacía (como tiene que estar), solo algún carrito de la compra con su dueño, o una barra de pan y un periódico debajo del brazo que dan una nota de vida al ambiente, aunque esa barra de pan es una escusa que algunas personas usan para dar una vuelta, porque perfectamente se puede comprar unas cuantas barras y congelarlas, y así contribuir más fielmente al objetivo marcado; voto por ello, porque yo lo hago. El periódico igualmente, no hace falta, hay saturación de noticias, a no ser que se quiera emplear para otros menesteres...

Me he dado cuenta que la frase de: “las personas mayores, tal y cual”, me está cargando un poco; se oye tantas veces que nunca me había sentido tan añosa ni tan vulnerable, y eso, minimiza.

Todo llega y todo pasa, y esto pasará, seremos un poco más viejas,  ¡pero qué más da!, porque seguramente nos habremos dado cuenta de algo importante... que..............
                           ............

-Oye, esto no tiene nada que ver- Lo sé, pero es para ponerle una 🎵 de humor.

                               

***********


Mi pequeño mundo

En esta isla que es mi habitáculo,
todos los elementos que nutren
yo los atrapo.
Hay sol cuando yo quiero,
luna estrellada y luceros,
hay lluvia y sequía si lo pretendo,
hay un lugar donde mecerme
mientras cierro los ojos y pienso
en los buenos y malos vientos,
los que me besaron la mejilla
y los que me hirieron.
Hay música, risas y llantos,
hay fruta fresca
jardines con claveles blancos
y una flor que por el tiempo
va marchitando.
Pero baila el aire que respiro
de cuando en cuando
con colores que arrebolan 
todo el encanto.
Hay una ventana 
para ver el color que tiene el día,
porque en mi trocito de mundo
prima el color de la armonía.
Es mi isla, es mi habitáculo, 
donde todo está bien
si lo procuro cuando me levanto,
dejando que corra el aire
cuando está viciado.
Mi pequeño mundo
es mi abrigo para el frío,
y mi aire fresco para el calor,
es… mi refugio preferido
donde la soledad no tiene permiso
y donde casi siempre, luce el sol.
🌞

E ele de a




11.3.20

Un pequeño momento

Cierro los ojos en el silencio
y todo está bien.
Los pensamientos están despiertos
en una noche fría sin paisajes,
pues nada veo.
La calle está oscura,
solo las farolas regalan su luz
a la soledad del ambiente.
Las ventanas parecen luciérnagas
que se van apagando en la noche;
solamente los noctámbulos
siguen regalando sus destellos
al camino de la madrugada.

Ni el viento se encuentra en el aire,
duerme entre las ramas desnudas del jardín.
Los semáforos de la calle
cambian sus luces a la ausencia
que pasa indiferente
delante de mi ventana.

Todo está en calma.

Intento despertar el sueño de las fantasías,
pero duerme profundamente
como una estrella apagada.

El silencio dice que me olvide,
pero unas letras desordenadas
revolotean en mi mente
como pájaros confusos
produciéndome insomnio,
y un pequeño momento se alarga
con la mirada puesta en los renglones.
Busco una frase argumental para seguir,
pero no encuentro ninguna
con la que modelar un verso.

Hago caso al silencio de la noche,
y me olvido...

4.3.20

En la ensoñación

Bridal portrait
  
Después de sentir la pereza
que a veces me acuna
cuando la languidez visita mi espacio,
me despabilo respirando el paisaje
que con imaginación hago pasar
por la ventana del ensueño
donde todo es posible,
pues el lienzo habitual delante de mis ojos,
es simple y no merece atención,
solamente si el cielo
se viste de diferentes colores
cuando las nubes reciben la influencia del sol
en complicidad con la naturaleza del viento.

Hoy, ni nubes ni viento,
el cielo se presta de un azul intenso
y los pañuelos de algodón
brillan por su ausencia.
Cerraré entonces los ojos a este color único,
y en complicidad con el sentir del pensamiento,
me sumerjo en el paisaje de unos ojos
que brillan cual luceros en una noche cálida
de brumas azules,
y esperaré esa mirada olivada
y llena de rapsodia que enamora,
cuando sus lagunas se cubren,
de luna llena.


26.2.20

Quisiera ser...

post-image

Quisiera ser cazadora de tus ojos,
ladrona de tus atenciones,
navegar por tus sentires,
entonar amores marineros
y anclar en tus pupilas sensibles,
mientras posas tu mirada
de color del mundo
en la mía llena de utopías;
levar anclas
y mecernos en las olas
de un mar en calma,
mientras llegamos
a un puerto vacío de ecos
donde solo se oigan
el latir de la vida
y el susurro del viento,
hasta morir
como se muere en los sueños:
"en algún lugar sobre el arcoiris"
entre la sensibilidad
de un tierno amor
en el suspiro de una noche
con secreta languidez.