...

...

9.8.17

Y bailaré con el viento

Busqué entre las piedras del camino
aquella señal que perdí en su momento.
No encontraba el sendero floreado
que me perfumaba cada día;
todos eran escollos, impedimentos.

Pero hoy, sigo siendo la misma
que duerme en los laureles,
en los laureles de la vida,
acunada por mágicas sensaciones,
esas, que en un tic tac del reloj
se truncaron en una noche sin luna.

Y volvió a brillar el alba
dando luz a mi semblante.
La sonrisa apareció entre una silente lluvia
que refrescaba los sentimientos
cuando se ocultaba el sol.

Y ahora puedo decir:

Invítame a tu vida,
y bailaré con el viento
alrededor de tus aristas.
Te contagiarán
las notas que brotan de mis pies descalzos
que aunque algo trasnochados,
tienen mucho son y sal…

Invítame a tu vida,
y las sombras se irán de tus ojos
mientras los míos te miran.

4.8.17

Monte Etna

Bello, temible, 
majestuoso se eleva al cielo.
Sereno, activo 
con sus lenguas de fuego
que escupe como dragón furioso
caldeando los pies de los blancos velos,
para después deslizar su magma victoriosa
y engordar sus laderas escombrosas, 
donde la vida brota,
mientras duerme...

Mongibello, 
nombre que en su país le dieron.
Nacido en tierra siciliana, 
 el mar Jónico le observa
pendiente de su actividad volcánica.

Cuando la tierra se descompone,
abre sus cuatro bocas
tiñendo de rojo fulgor
su falda voluminosa,
dando luz y color a la lejanía
mientras el sol y la luna
expectantes, le miran.

Ojos viajeros se acercan
para ver su vestido de pedrería,
y esa fumarola constante
que advierte:
¡cuidado!, 
por si despierto en este instante…

Monte Etna, 
activa elevación suprema 
que mira desde el perfil de su isla 
a todo el que le observa.
👀

Admirando la inmensidad de la naturaleza,
voló sin permiso la imaginación
en pos del cálido viento,
y un perfume a menta y limón
inundo mi paisaje particular…
desconectando mi visión
por un momento,
y mi sentir te dibujó
como siempre, 
en mi pensamiento.

31.7.17

Se quedó en mi...

Resultado de imagen de mano de anciana pidiendo
Bella y bondadosa flor,
ahora llena de tristeza
en esa carita de princesa
anciana de la vida.
En una calle del mundo
te observé tan tierna y frágil,
con los pasos cargados de años
y la mano tímidamente extendida;
una dulce mirada, y en ella,
el peso de la soledad de un día, y otro día.
Se me rompió el corazón
cuando tus ojos me buscaron
con tu bella mirada agradecida,
y vi como me enviabas un beso
desde tu mano de ancianita.
¡Me llegó tanto!
que al dejar estas letras repartidas,
se anudan en mi garganta
las lágrimas de aquel momento retenidas,
¡y no te puedo olvidar!
tu cara se me ha clavado en el alma,
RECORDÁNDOME al amor más dulce
y desprendido de mi vida.


14.7.17

En cada gota

En cada gota de lluvia 
va la transparencia del recorrido,
hasta que rompe en partículas
con la nota de un sonido
salpicando de humedad el aire.

En cada gota de lágrimas
va la transparencia de un recuerdo,
la tristeza de un momento
la desilusión, la desesperanza 
o, la alegría de un sentimiento.

En cada gota de tus palabras
va la transparencia de un suspiro,
un pensamiento de inquietud,
una alegría suspendida
en la luz de un amor indefinido.

En cada gota de mi pensamiento estás tú,
paseando el puente de los suspiros
bogando en mis sueños,
braceando en un mar infinito
de olas que alegran mi playa.

En cada gota de vida,
sigues estando tú
porque la esperanza, habita.


Siempre él -Acróstico-

Siempre él, mi tormento
ilusión y lamento
emoción y desencanto,
motivo de mis sueños 
paisaje de mis anhelos
realidad en mi corazón
enamorado,

él ,
luz de otro candil…

8.7.17

No, no enciendas la luz

au fil du temps
Pintura de Marius Markowski

No, no enciendas la luz,
que tengo desnudos los pensamientos
y no quiero que nadie sepa
lo que se puede leer en ellos.

De puntillas llega la noche
toda vestida de besos,
con abanico de colores
para celebrar nuestro encuentro.

La luna será testigo
de tan especial ocasión,
con su traje plateado
asomada en el balcón.

Apenas hablen tus labios,
mi emoción estará temblando
como débil campanilla
que nace en el verde campo.

Hay tanto brillo en tu voz
tan melodiosa es tu palabra,
que cuando la escucho
todos los murmullos se apagan.

Ah corazón,
¿Qué culpa tengo yo que
me enamorara de tu canto
perfumado con menta y limón
y  vestido de gitano?

No, no encienda la luz
y dancemos al son de la guitarra,
antes de que se vaya
la última primavera de nuestro otoño,
a punto de fenecer en el alba.

1.7.17

Amores platónicos

En una tarde de cálida brisa,
cuando la mirada se pierde
en el balanceo infinito
donde habitan los pensamientos,
me puse a considerar
en los amores platónicos
hermosos de recordar.

Verbo plácido,
suavidad en los decires,
dulces palabras;
un hilo mágico de sentimientos
que va tejiendo un encaje en el borde del corazón,
extendiéndose como un virus de cariño hasta rebosar,
anulando las horas por el encanto.

Amor platónico, 
imposibilitado, 
sin pretensiones,
vestido simplemente de alas
que revolotean de vez en cuando
escuchando la voz escrita o hablada
que besa y abriga los sentidos .
Amor platónico,
sin labios
sin manos
sin piel
y eternamente joven,
porque:
quiere con el pensamiento,
escucha con el corazón,
habla con los ojos,
acaricia con la mirada,
y nunca desgasta
sus sensaciones apasionadas
con el roce de la realidad,
solamente emociones viajeras que vuelan
hacia un horizonte sin definir, 
hasta morir cálidamente
en el vaivén del tiempo.
          🌙            
         La noche se acerca vestida de plata; 
es la hora perfecta 
para comenzar a soñar al oeste del viento,
mientras los recuerdos se quedan prendidos,
entre las sombras y el silencio.

13.6.17

Quédate conmigo


Quédate conmigo hasta que salga el sol,
y enséñame lo que ya tengo en el olvido.
Quédate y abrázame despacio,
lléname de mimos,
hasta que el alba apague las farolas de mi calle
y la luz del sol ilumine los caminos.
Quédate y cuéntame lo que me quieres,
si es verdad o son delirios que se alojan 
en mi pensamiento retumbando en mis oídos.
Quédate y mírame a los ojos,
para que pueda ver lo que escondes
detrás de los cristales oscuros
de tus atardeceres rojos.
Quédate y dame la mano,
volaremos el espacio juntos
acunándonos en los brazos del amor.
hasta que nos quedemos dormidos
porque el fuego se apagó. 

Quédate, y antes de que el fuego se apague,
arderá Troya porque tú, eres mi Páris.
Quédate!

*  2013  *
*     *
 *
 *
Pero hoy no, 
porque me voy de viaje 👋

6.6.17

Explorar... para los exploradores

Imagen relacionada
Se desplaza mi mente
más allá de las montañas, de los ríos,
del horizonte en la tierra con el cielo,
del cielo con el mar.
Allá donde nunca llego ni llegaré
porque donde estoy, 
no me encuentro mal.
No quiero explorar nuevos arcoíris, 
ni etéreos paisajes con su luz cegadora.
Solo quiero estar aquí perenne
entre lo que soy y conozco,
donde se iluminan cada día mis ojos
al contacto con mi entorno,
con los seres que han salido de mi,
con mi corta visión de lo que he vivido,
y vivo.
No quiero purificarme con el aire superior
ni con los momentos estelares,
Soy, lo que soy, pegada a la tierra
con mis zapatos de diario,
los más cómodos de calzar,
de los que solamente me despojo 
para ponerme las alas y emprender vuelo
a lugares que no caben en mi realidad,
y con estas voladas, 
fantasea mi mente.
Pero siempre vuelvo a mi hogar
rica de sensaciones,
para poner literalmente
punto final a mis emociones,
y seguir caminando 
donde la realidad brota,
con espinas y flores.

31.5.17

Género femenino

Resultado de imagen de regazo de mujer
Vicent Van Gogh
Le duelen algunas palabras,
pero tiene los oídos tan fuertes
y el corazón tan prieto de emociones,
que las letras rebotan 
como pelotas de pin pon 
en una mesa de juguete.

Le producen llanto los ojos acuarelados,
pintados con lágrimas de pena, o de encanto,
emociones fugaces que no controla,
pero vacían el rebosar de un sentimiento.
Simplemente sensaciones momentáneas.

Verde cómo el trigo verde
se quedó en el bulevar florido,
con ese brillo de inocente amapola
que adorna los trigales con su color efímero.
Hechicera sin embargo como tal flor,
su genero valioso va haciendo camino,
dando de vez en cuando traspiés 
pero no le importan lo más mínimo.

Después de un tiempo recorriendo veredas,
se siente abeja reina
y se acerca a las flores más dulces
para extraer el mejor néctar.

Sus labios, pura miel
en las pieles de cualquiera.

Sus brazos, regazo
donde se pierden los temores.

Sus ojos, caricia profunda 
donde aletea la noche.
...
Valiente, seductora, sensible, fuerte.
**
*



27.5.17

Son tus palabras


Resultado de imagen de Decoupage
Evocadoras son tus palabras,
recuerdos surgen de sus sonidos,
tiempos que ya pasaron y aparecen
como el resbalar de un sentimiento
que humedece la piel de caricias
cual lluvia de pétalos
en el fragor del pensamiento.

Miel ácida cuando no te escucho,
prado pálido en la visión, 
sol que no luce en el paisaje de su despedida,
amor que queda prendido en la farola
abrochado a la luz de la noche.
Tren que se aleja de la estación
sin saludarme siquiera.

Así, son los días que no me hablas,
y es que cada palabra tuya,
es una flor para mi corazón de invierno
que deja su fragancia al vuelo,
aromatizando los pliegues de mis perfiles.

Desde que me ofreciste tu voz,
me quedé colgada del limonero de tu jardín,
escuchando el cálido verbo que sale de tu boca,
mientras los abriles,
vuelven a mis pensamientos trasnochados.

Como soy consciente de que leer siempre sobre el mismo tema, es cansino,
a los que buenamente me visiten les doy un respiro cerrando comentarios.
Siempre muy agradecida.


21.5.17

¡Ay la vida!

¡Ay la vida! 
que hermoso transitar 
entre penas y alegrías.
Vienes y vas en mis pensamientos
dejando luz y oscuridad 
cuando te alejas de mi camino árido, 
el que procuro regar y sembrar de flores ocultas 
para que no las dañe el hielo de la aurora, 
ni el sol abrasador de tu dominio.

Te quiero así, tal cual, 
aunque me arañe tu olvido.

Lucero en las noches , tú, 
que rompe la oscuridad 
en las sombras de mis aristas.

Eres todo y nada, 
según la locura de mi pensamiento 
cuando te dejo escrito 
entre las líneas de mis palabras fugaces.
Pero sin embargo. 
¡tanto me importas y tanto te quiero...!
que quisiera no hacerlo 
para caminar sin emociones que no llegan a nada, 
y sin embargo enturbian mis tranquilos sueños.

¡Ay la vida! 
que hermoso transitar 
entre rosas y espinas…!

Tú, los pétalos que perfuman mis quimeras 
y yo, la espina que me clavo cuando te pienso
en otros lares a la sombra de un limonero, 
y hablo en tu silencio, 
pero no me escuchas 
porque alguien cantó en tus oídos primero.
Y entonces, 
vuelve el crepúsculo a mi nube particular
donde sueño y escribo lo que quiero,
sin más
porque todo está bien 
en el país de mis sentimientos
ya que tu eres humo, y yo... viento.
💨

15.5.17

Y desde entonces...

Pintura de Vladimir Zhdanov

Dejó que pasara el tiempo
entre el silencio y la calma
de su pensamiento,
y dejó que se diluyeran los recuerdos
que cegaban su corazón.
Recorrió veredas floridas,
y entre sus pies, una flor 
lánguida y débil entre margaritas.
Se vio allí mismo,
y desde entonces su semblante ha cambiado.
Bailan sus días en un ritmo alegre y pausado.
Con mimo, mueve los pies
entre la cosecha de su jardín colorido.
Cálidamente recorre los rincones
que entre la niebla se ocultaron,
y pinta con la mirada… todo
lo que le ofrece el campo de la vida.
Misterio en sus ojos,
estuche de todas las estaciones
donde guarda guiones sin finalizar,
de un clavel amarillo y
un jacinto azulado.
Su boca… de mujer,
perversa y dulce a la vez.
Sus manos, 
pobladas de ecos
acariciando los últimos colores.

10.5.17

Senryus

Bésame el alma
viajero de la noche,
antes del día
..🌄.

Hay muchos pasos
de tu boca a la mía.
Mueren mis besos
..💏.

La piel caliente
bebe el frescor de la noche.
Gotea el cielo
..💧.

Cierro los ojos
en la noche estrellada.
Sueño tu boca
..💋.

Laten los pulsos
de un volcán encendido.
El ardor fluye
..🔥.

Termina el día,
el camino comienza
hacia los sueños
💑

Por un traspiés,
hoy cría margaritas
en campo santo

El senryu es un poema de origen japones idéntico al Haikus, 5-7-5 pero sin alusión a la naturaleza, sino más bien se centra en la existencia humana, incluyendo a menudo, humor negro, y cinismo.
Según he leído, pues yo no tenía ni idea hasta hace muy poquitos años, y tampoco se muy bien si los que yo he dejado aquí, se ajustan exactamente al Senryu. (Creo que sí)

4.5.17

Un traje de sueños

Imagen relacionada
Refugiada en la luz de mi inconsciencia,
recorro los ríos de tu verbo
donde me sumerjo para refrescar  
y nadar las aguas limpias
de tu corazón de invierno.

Cálidas las mañanas me abrigan,
y entre cuatro paredes sueño
líricos encuentros
a la orilla de todas las músicas,
y entre figuras blancas y corcheas
oigo las notas de un bolero.

Loca mente, loco tiempo,
los dos, un traje de ensueños
llenos de fantasías, 
que utilizo para rellenar papel
como si el contacto de su caricia
rozara mi piel.

Tijeras, para cortar ciertas realidades de la vida, 
pero nunca… la fantasía, el espejismo, 
la fascinación, la quimera, la irrealidad,
o cualquier sinónimo, 
que se pueda aplicar a los sueños.

Vuelo con palabras vacías
hacia donde otros no pueden,
porque yo, si tengo alas
para repicar las campanas de la luna,
y sonreír al infinito.

26.4.17

Me gusta cuando me llamas

Resultado de imagen de flores en los labios
¡Me gusta cuando me llamas,
en tus labios sabe mi nombre
a miel de flores tempranas!.

Me gusta cuando me llamas,
¡ah sí, cómo me gusta!
oír tu verbo divino
entre mi corta palabra
de tu boca hilando mimos.
Me gusta y me gusta mucho
cuando me miras los ojos,
y parpadeas de continuo
porque te pones nervioso.
Me gusta cuando me llamas
aunque estés tan ausente,
tu sentimiento y el mío
abrazados se mantienen.
Fluctúan sin poder salir
y en secreto lo tenemos
desde que te conocí.
Me gusta cuando me llamas
y me miras de lejos,
el corazón se acelera
quiere volar a tu encuentro.
Me gusta cuando me llamas,
no dejes nunca de hacerlo
que el olvido hiela palabras,
y enmudece sentimientos.

¡Me gusta cuando me llamas,
en tus labios sabe mi nombre
a miel de flores tempranas!

22.4.17

Quisiera no quererte

Resultado de imagen de fulvio de marinis paintings
Pintura de Fulvio De Marinis

Rompería con mis manos
los pensamientos que tengo hacia ti,
que me tienen prisionera 
desde que te conocí.
¡Tormento de mis tormentos
eres como la mala hierba
que enreda mis ensoñaciones
hasta quitarme el aliento!.
Quisiera no quererte
desde el alba hasta el ocaso,
que pasen muchas lunas
sin cruzarte en mi sentir.
Libre de soñarte, libre, 
libre como el viento,
y entre ritmos y melodías
pasar el mayor tiempo.
Pero el perfume de tu verbo
me persigue y se tatúa en mi piel,
cuando por la noche a solas
me quedo con tu recuerdo
para dormir con él.
Más,
la noche morirá en el alba
y serás de nuevo mi lamento,
y querré ser libre,
libre de soñarte,
libre de quererte,
¡libre como el viento!.

¡Ay pena, penita pena
de nuestro amor en silencio!
¡Ay que alegría, alegría,
quererte como te quiero!

Rafael de León

16.4.17

Para escribir lo que escribo...

Para escribir lo que escribo,
tengo que dejar mis años
sentados en un banco cómodo
para no lacerar la piel del tiempo,
y retroceder el reloj allá lejos…
donde nacen los sueños y las fantasías.
Las que me llevan por caminos olvidados,
las que ya no existen para mi,
las que son sombra de un pasado,
y con las que quiero revivir el alba 
y el dormir de la tarde
en la pradera verde de tus prados.

Humo constante en la chimenea
de mi volcán apagado,
quimera abrazada a la luna
que se descuelga 
entre el vaivén de la bruma
hasta tocar el suelo.
Y allí, se encuentra la calle real,
una puerta y una ventana,
una cama vacía donde duermen los sueños
que se desperezan al morir la noche cerrada.

Un jardín, 
y tú, el lirio entre mis pétalos marchitos
perfumando las letras de mis fantasías,
mientras el espejo de la realidad
ofrece ajadas: 
las pieles tersas de un pasado,
que duermen sus sueños 
en las caricias de un tiempo trasnochado.

7.4.17

Es hora de llorar al viento

La imagen puede contener: una persona, sonriendo
Es hora de llorar al viento
para que se lleve las lágrimas
lejos, muy lejos,
donde la tierra es yerma
sin flores, ni fresca hierba.
Allí, donde no suenan los violines
porque no existen los instrumentos,
donde no hay oasis
para refrescar el aliento.
Allí lejos, muy lejos
donde solo permitimos
que llegue el pensamiento
para no lacerar la comodidad
de nuestro cuerpo
ávido y ávido siempre de más, y sin fin…
Allí, donde las huellas duelen
por el sol abrasador y el frío intenso,
donde a pesar de los pesares
la sonrisa de los niños 
iluminan más que todos los luceros.
Allí, donde la herida 
es su pan de cada día
desde que amanece hasta que llega el sueño.
Es hora de llorar al viento
para que se lleve las lágrimas
lejos, muy lejos,
donde la tierra es yerma de lo bueno… 
para que se formen limpios ríos 
y puedan lavar los males 
del alma, y del cuerpo.

Allí, donde no llegan los ojos.

31.3.17

Hasta que cambie el viento

Resultado de imagen de el viento en la noche
Me quedaré hasta que cambie el viento
tras la oscuridad del crepúsculo,
mientras las flores cierran sus pétalos
y canta el búho.

Me quedaré donde no me toque la noche
con su melena de estrellas
y me enamore,
ni donde se pierda la vista
entre la maleza del monte.

"Y al llegar la primavera"
me quedaré a la orilla del río, 
si me escuchas y vienes, estaré contigo.
Nos miraremos como nunca lo hicimos,
besándonos con los ojos con mucho mimo,
solamente...
para que no se pierda la magia 
de los suspiros.

Y así nos quedaremos 
hasta que cambien  el viento
por el camino.
Hasta que cambie el viento,
el viento,
"bajo pámpanos de fuego"
silbando amores entre los lirios.
Yo con mi vestido de besos
y tú, con un requiebro en el ojal
bien colorido.


26.3.17

A mi "muso" inspirador

Tengo un pesar que me ronda,
y noto una desilusión en el corazón. 
El hombre que me servía de musa se ha ido,
no de este mundo, ¡no!
solamente en mi mente
a cogido otra dirección.
Supe de su amor por otra,
y ya no me sirve de inspiración.
No me induce, no me provoca,
ya no es volcán encendido 
ni río revuelto, ni mar bravío,
ni el que me lleva a los desamores,
ni a esos juegos de melancolía
soñando amores.

Estoy triste, porque de tanto cantarle,
le quería, como se quiere al amor
como se quiere a la vida…
y le extraño, ¡le extraño tanto!,
que no sé si podré escribir sin él.
Se ha llevado mis alas, mis nubes
y el viento para poder volar 
por sus aristas de miel.

Ah! ¡cómo te echo de menos!
“mi muso inspirador”

Y aquí estoy, recostada,
pensando si algún día volverás 
para introducirte donde yo quiero:
entre mis renglones.

Resultado de imagen de pintura de mujer pensando