Letras desprendidas de una pluma muy sencilla, donde el amor y el desamor son desgranados por sueños y fantasías hilvanados con alguna realidad. Son las hojas de mi otoño tardío cuando comencé a lagrimear tinta en el silencio de mis horas.

Hacer versos malos, depara más felicidad que leer los versos más bellos... Hermann Hesse

El poeta es un modisto que en sus creaciones, siempre hace tallas grandes de sus pensamientos o sentimientos… Elda

Avísame si dejo de soñar... E
.



26.6.14

El viejo rosal

Ese rosal que está enfrente
con sus capullos en flor
le duelen las espinas
porque se queda sin color.

Su talle grueso y viejo
se dobla hacia la tierra
al no llegarle la savia
su raíz se encuentra enferma.

Su cuidadora, bella dama,
le riega con mucho mimo
y sujeta su talle largo
para que no caiga en el limo.

Así entre sol y sombra,
los cuidados de su jardinera
y el viento que sopla silente,
el rosal se recupera.

Todavía tiene fuerza
para abrir sus bellas flores
y con la sonrisa del verano
ofrece sus regios colores.

Está contento y feliz
los pájaros y mariposas
revolotean alrededor
para disfrutar de sus rosas.

De día le mira el sol
de noche las estrellas
y entre tanto amor siente
que su raíz ya no está enferma

El amor acaricia la piel
sana el corazón y el alma
abraza cuando hace frío
cura el dolor y da calma.







18.6.14

Indolencia

De tanto pensar y no actuar,
ya no es ella.
Se ha quedado en un letargo
infinito del que no puede salir,
vegetando, con buenas intenciones
que no lleva a cabo. 
Le cuesta salir del bucle indómito 
en el que se encuentra.
Sus pasos no la siguen;
las horas y los días pasan y pasan
cumpliendo años que le pesan,
y el reloj con su tic tac 
martillea en su cabeza.
Dos veredas inciertas tiene enfrente,
una a la izquierda otra a la derecha,
y no sabe cual escoger por su indolencia…
Mira desde la puerta, 
vuelve… y cierra.

Quizás mañana, piensa.

12.6.14

Lloro versos

Lloro versos…
porque no soy la poesía de tus labios,
ni la pluma de tus dedos
ni la tinta de tus deseos.

Y quisiera ser huella en tus manos,
mirada en tus ojos,
de tus pestañas la sombra
y los besos de tus labios rojos.

Quisiera ser la piel que te rodea,
la raíz de tu pelo, 
el sudor de tu frente
resbalando por las mejillas,
y hacer un alto en el centro,
por arriba de tu barbilla.
Solamente…

Pero solo soy una respiración lenta
que se mezcla con el aire que respiras,
y tu no te das cuenta,
porque mirarme no me miras.

Gritaré mis pesares al viento
hoy que se avecina tormenta,
para que nadie se de cuenta
del suspiro de mi lamento.

6 del 12


10.6.14

Fantasía


Es mentira lo que escribí aquel día,
no se si a la vera del río entre los álamos
o en aquel parque lleno de rosas
sentada en un banco.
Ya no recuerdo el paisaje
que acariciaba mis pensamientos,
solamente recuerdo que escribí
algo que no sentía,
porque en aquel momento,
los pájaros cantaban una sonata
desconocida que me cautivó.
Una pluma que bailaba en el aire
cayó en el pliegue de mi falda,
y sin tinta ni papel,
escribí en el viento dos palabras:
-Te quiero-
y volaron  despistadas, sin dirección.
Volví a verlas en las alas de una mariposa
que se posó en mis dedos,
y las borré con el aliento de mi boca.


6.6.14

Disconforme


Llega el día con nubes en el azul,
y un espacio vacío donde floto durante horas
Por un camino orbital
donde me encuentro sola, 
centrifugada por una fuerza que no alcanzo.
Pierdo el tiempo, ¡tanto tiempo pensando
En el todo y en la nada!.
Galopan los días como caballos desbocados
Y mi yo, pensando otra vez y
regalando el tiempo a la nada…
Quisiera servir en algo,
o ponerme en tus manos,
para llenar este vacío con besos de esperanza.
Pero no estás,
no te veo,
no te encuentro.
¿Existes o, eres un sueño, una ilusión, o un deseo?.
Sea lo que sea, no será…  quizás cuando muera.
Y mientras tanto, gastando este precioso tiempo soñando, 
divagando delante de un cristal brilloso
donde se queman los ojos y desaparecen las horas…