Letras desprendidas de una pluma muy sencilla, donde el amor y el desamor son desgranados por sueños y fantasías hilvanados con alguna realidad. Son las hojas de mi otoño tardío cuando comencé a lagrimear tinta en el silencio de mis horas.

Hacer versos malos, depara más felicidad que leer los versos más bellos... Hermann Hesse

El poeta es un modisto que en sus creaciones, siempre hace tallas grandes de sus pensamientos o sentimientos… Elda

Avísame si dejo de soñar... E
.



25.12.16

Hasta que una noche de diciembre...

Hay un vaho en mi espejo
que a veces enturbia las ganas mías.
El reflejo me mira entre un velo
no sé si  de angustia o simpatía,
de ilusión o desengaño,
desenfado, o con plena alegría.

Me quedaré con lo último
saboreando los recuerdos
de días, meses y muchos años,,
donde las notas de un violín
sonaban tiñendo el viento
de colores mezclados,
de primaveras y otoños,
de aires calientes de verano,
de helados inviernos
que a las montañas vestían
de blanco inmaculado.
Pero tú y yo,
¡primaveras de intenso color!

Hasta que una noche de diciembre
se cubrió en varias lunas, el sol,
y se ocultaron todas las estaciones
en un anochecer sin estrellas.

Han pasado los años
y aunque sigues en mi espejo,
ya volvieron los colores.

15.12.16

Del mar tu mirada

La alegría comienza por uno mismo,
por eso, voy a poner los ojos de colores
cuando mire con el alma 
al cielo gris sin mis amores.
Voy a sonreír en mis pensamientos,
dejando que las penas resbalen por las mejillas
en forma de finas perlas, y con ellas,
crear collares que luciré todos los días.
Voy a pintarme los labios de rojo
para besar el viento 
y se lleve lejos todos mis enojos.
Voy a  introducir en mi boca 
caramelos de sabores
para vestir de dulce, los amargores.
Voy abrir mis oídos a la música de la vida,
apartar las notas muertas 
y quedarme con las vivas.
Voy a matar con abrazos, 
las penas de los corazones.

Si dejáis que me acerque,
os daré buenas razones.


9.12.16

Naciste en mi corazón

Naciste en mi corazón
cual flor en este libro,
cuando comencé a leer 
tu verbo lleno de cadencia
y ritmo.
Se cruzaron tus palabras y las mías
en un resurgir de emociones y,
el cariño revoloteó
cual mariposa de colores,
liviana, silente…
como el viento que acaricia 
un atardecer crepuscular.

Mi pensamiento hoy día
trémulo y vago,
se despereza buscando
las mismas sensaciones,
pero navega en un mar sereno 
en busca del horizonte
donde se pierdan las fantasías.

Pero eso es hoy,
mañana será otro día
cuando en el espejo de mi retina
vuelva a mirarse tu verbo,
mientras la luna embriaga la noche
ebria de miel,
en tus ojos viajeros.

8.12.16

El rencor, o llámale como quieras

Resultado de imagen de corazón que late
Yo amo
tú amas
él ama,
nosotros amamos
vosotros amáis
ellos aman

Qué no, 
no es una clase de gramática,
es una humilde reflexión
de la palabra mal empleada
cuando se dice sin ton ni son.

El amor es cosa seria,
un sentimiento profundo
que lo puede matar el rencor,
y como muestra tenemos el mundo.

El rencor es cosa mala
que todo humano guardamos
en un rinconcito del alma
y sale cuando no esperamos.

¿Qué tú no lo sientes por nadie?
me extraña,  
mira bien en ese adentro
seguro que algo saldrá
más deprisa que lento:

¿Ese amor que te hundió?
¿esa persona que no soportas
por ser soez y ordinario?,
¿y al político que robó
y creíste extraordinario?.
¿Y los que alimentan las guerras
fabricando sin cesar armas,
porque solo les interesa
rebosar sus llenas arcas?

Qué sí, que llevo razón,
y yo me pongo la primera;
me llevaría un buen cantazo,
si al alto tiro la piedra…

¿A pesar de todo dices, 
que no sientes rencor?
¡enhorabuena!
tu nombre es San Amor…

4.12.16

Cuantos días (Caligrama de fantasía)

Imagen relacionada
Cuantos días malgastados
pensando en ti.
Cuantos días escondida en 
mis pensamientos
con el traje de puntilla negro
para llamar tu atención.
Cuantos días caminando
por los campos del olvido
en la misma dirección:
Rejas elevadas y el viento 
que sopla silente la misma serenata.
Cuantos días escuchando pájaros
que cantan en mi balcón
acallados en mi mente
para oír tu respiración.
Cuantos momentos malgastados
mirando al frente,
sin ver lo que pasa alrededor
dejándome llevar
por la corrientes de un río sin agua
nadando en contra.

Cuantas fantasías y sueños
que no llevan a nada, a nada
agotando la llama de mi candil. 

Cuantos días malgastados
que no puedo recuperar…
porque han c
                         a
                               í
                                      d
                                            o
                                                                             al pozo del tiempo