...

...

1.2.16

Mira, y verás...

En la vida hay cosas que te hacen feliz,
solamente tienes que mirar en la dirección correcta.
ver el paisaje del que nunca te habías dado cuenta,
descorrer el visillo gris que tienes en el corazón
y pintarlo de rojo cereza. 
Ese rojo de un amanecer vestido de nubes y sol.
el verde de los prados en primavera,
el amarillo de los otoños tempranos,
el azul del mar en calma que besa su arena,
Y esa luna que te mira vestida de verano.

¡Ay corazón, no sufras!,
Quita el sombrero de ala ancha que llevas en la cabeza,
el que solo te deja ver el suelo lleno de charcos,
ese que te impide disfrutar del cielo y su naturaleza.
Mira hacia arriba y sentirás, 
la caricia húmeda de la bruma mientras el sol regresa,
porque nunca es tarde para que en tu vida, 
aparezca un horizonte bordado de lentejuelas.

35 comentarios:

  1. Me encantó, sobre todo, la segunda estrofa: "QUITATE EL SOMBRERO DE ALA ANCHA QURE LLEVAS EN LA CABEZA...MIRA HACIA ARRIBA Y SENTIRÁS LA CARICIA HÚMEDA DE LA BRUMA MIENTRAS EL SOL REGRESA...¡¡¡¡¡AHHHHHH, BELLO!!!!!

    Linda semana para ti, Elda

    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer que te haya gustado Fina, me alegran mucho tus palabras.
      Mil gracias y un abrazo.

      Eliminar
  2. Que hermoso mensaje , donde la luz asoma entre tus palabras , es cierto si , y es que sucede que a veces nos dejamos puesto el sombrero de ala ancha ese que nos impide ver el hermoso horizonte que nos espera
    Un abrazo y muy muy buen inicio de mes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es verdad María, muchas veces llevamos esas alas que nos dan sombra.
      Muchas gracias por leerme y comentar.
      Un abrazo y que tengas una buena semana.

      Eliminar
  3. Me gustan siempre tus letras mil besos compañera de sueños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa por tus palabras.
      Un placer tu visita siempre.Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Elda.. Siempre cautivadora con tus poemas.. Ciertamente todo es del color del cristal con que lo mires.. Rojo cereza, es un color apropiado, no se si te había contado que la cereza es mi fruto preferido...
    Te are caso, aunque no lleve sombrero de ala ancha, bueno si, tengo un sombrero "panameño" autentico, me lo regalo un amigo panameño, pero ya sabes aquello que diría el amigo Rafa en valenciano.. "Ojos que no ven.. cagaraa que chafes" bien si me ocurre eso, siempre me puedo comprar un numero del próximo sorteo de la lotería, pos si me da suerte...je.je.
    Me permite que te haga dos preguntas..je.je. ya se que abuso..
    Los pies de la hamaca son tuyos..??
    El dibujo del fondo de la entrada con el sombrero de ala ancha, no seras tu?.. o quien es..??
    Bueno te dejo en paz, Un abrazo, gracias por aguantarme...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, hola Llorenç. Voy por partes: muchas gracias por lo de cautivadora por mis poemas; y ahora te hago yo una pregunta... el que te regaló el sobrero panameño, ¿no será él panameño y se llamará Boris?, y por último, a tus preguntas, SI, jajajaja.
      Muchas gracias por regalarme siempre una sonrisa.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Al tal Boris..?? no lo conozco, y Boris Izaguirre es venezolano, pero tampoco lo conozco..El que conocí, se llama J.Pol, y era hijo del que había sido embajador de Panamá en España, en la época de Trujillo. Que te creías, que mis amigos son auténticos, aunque parezcan de ficción..je.je.je..
      El dibujo, me encanta.. y los pies también, ahora ya puedo decir que te conozco de "pies a cabeza"..je.je.
      Un abrazo Elda..

      Eliminar
    3. No es el mismo que yo conozco, es que ya sería casualidad, pero podía haber sido, es un panameño que vivió muchos años en Barcelona, y en cuestión de negocios es muy conocido en Panamá, padrino de mi hija la tercera.
      Bueno, después del rollo, me alegro que te guste el dibujo, lo hice yo, jajaja.
      Otro abrazo.

      Eliminar
  5. En la vida hay de todo, cosas que nos hacen feliz y otras menos. De todas hay que probar a pesar de todo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí hay de todo, también hay muchas clases de personas, como las que no están conformes con nada... de ahí sus disgustos.
      Muchas gracias María por la visita, ha sido un placer.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Con el ánimo tuyo escribiendo tan lindos poemas y con ese canto a la vida, no se puede coger nunca una depre. Optimista se ve que lo eres, y eso está muy bien.

    Besos Elda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafa, hago lo que puedo, jajaja. También tengo momentos de bajón como todo el mundo, pero luego recuerdo que tenemos regalada la vida, con lo cual es mejor ponerle la mejor cara.
      Esto lo escribí pensando en un amigo muy sensible.
      Muchas gracias por tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Pintemos de rojo cereza ese visillo gris. Hermoso poema amiga.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Musa por leerme. Un placer siempre tu vivista.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Bellas bellas palabras, Elda. Y muy significativas por lo que tienen de realidad. La vida es tal cual la describes, tal cual la vives... Sólo hay que saber mirar... Y ver!

    Un gran abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Ernesto, la verdad es que si miramos la vida con mala cara, nos devuelve la misma mirada.
      Encantada de tu visita y comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Muchas veces miramos a través de un cristal opaco y no vemos más que sombras. Debemos quitarnos de encima todos esos filtros que nos impiden ver la belleza de lo que nos rodea. Hay que mirar nuestro entorno con ojos renovados, ojos de joven ilusionado.
    Este poema se e antoja como un bello canto a favor del optimismo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Josep, pues sí, algo así, aunque esto me lo tengo que aplicar yo también de vez en cuando, bueno yo y cualquier persona, porque no siempre está el horizonte despejado.
      Un placer tu comentario amigo.
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  10. Elda lindo poema e com toda razão a vida é assim precisamos olhar as coisas boas para superar as ruins.
    beijinhos, Léah

    ResponderEliminar
  11. Así es Léah.
    Muchas gracias por tu visita, siempre es un placer encontrar a una artista como tú por estos lares.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Si mas de una vez mirásemos el entorno la vida sería más que preciosa, pero siempre mirando abajo… así los días no cambian de color, nosotras tampoco. Encantada de leerte. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Lola.
      Muchas gracias por tu lectura y comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Si mas de una vez mirásemos el entorno la vida sería más que preciosa, pero siempre mirando abajo… así los días no cambian de color, nosotras tampoco. Encantada de leerte. Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Oh si, estiempo de ver y disfrutar de esos pequeños retazos coloridos que de a poco van formando maravillas, que vuelen todos esos sombreros aparatosos que no nos dejan ver como se unen las pequeñas maravillas en una colcha de colores que tienen trinos propios, que entonan la mas bella de las canciones de la vida, grandioso poema Elda, un enorme abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Carlos... ¡qué bonitas palabras!.
      Un gusto encontrarte por aquí.
      Un abrazote.

      Eliminar
  15. Mirar es un arte que no todo el mundo llega a disfrutar., o eso creo. Pero has dado una clase magistral con esa sencillez tan difícil de lograr.
    Como siempre, un placer leerte
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que estamos demasiados distraídos con asuntos que no nos llevan a ninguna parte y nos perdemos los pequeños detalles, que al fin y al cabo, son los que nos hacen felices, en esta corta vida.
      Muchas gracias Pilar por venir a leerme. UN lujo tu presencia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. ¡Cuánta razón tienes! ¡Y que bonito lo dices!
    Cuando nos encerramos en nosotros mismos, somos incapaces de ver brillar una estrella, cuando la tristeza nos invade ¿cómo vamos a valorar la luz del sol?
    Yo, que sé de noches sombrías, de días sin luz, desde aquí te digo que también llegó el día en que he podido ver ese horizonte sembrado de lentejuelas.
    Un precioso poema, ideal para reflexionar y releer en esos momentos de bajón.
    Cariños en abrazos.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Kasioles, hay que cerrar las heridas y disfrutar de lo que nos quede, porque la vida se va en un suspiro y cuando menos te lo esperas.
      Muchas gracias por tu visita que es siempre un placer.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  17. ¡Mira,esto ya es otra cosa...! Ese,ese es el camino...siempre..

    Bello poema.

    ResponderEliminar
  18. ¡Mira,esto ya es otra cosa...! Ese,ese es el camino...siempre..

    Bello poema.

    ResponderEliminar
  19. A veces conviene recordar todo esto que nos cuentas en esta hermosa poesía para de esa forma arrancarnos una sonrisa, y ver las cosas que tenemos cerca con otra mirada, con ilusión y optimismo.
    Gracias Elda por ofrecernos estas palabras tan hermosas.
    Besos
    Puri

    ResponderEliminar