...

...

28.3.14

¡Ah dulce visión!


Besa el mar a la playa
y yo, la miro con envidia
deseando fueran tus labios
acariciando mis pupilas.
¡Ah dulce visión!
que me hace soñar contigo,
anhelando tu presencia
allá, en un rincón infinito,
donde solo llegue la luna
y cubra con fina bruma 
este amor que es un delito.
Cierro mis ojos al sol
y pienso que soy gaviota,
volando en el azul de tus mares
para mecerme entre las olas
y morir en tus altares.
Se queman mis pensamientos
en este día de brillos,
y veo que te alejas silente
sin alcanzar mis delirios.
¡Ah dulce visión!
que me hace soñar contigo,
con efecto de dulce sabor 
y pena, en el corazón mío…

6 comentarios:

  1. qué hermosa poesía, llena de encanto y con esa ternura que solo un alma tierna puede expresar. besos.

    ResponderEliminar
  2. No te canses de soñar, Elda. Los sueños ayudan a mantener el ánimo porque en ellos se ve el lado bueno y dulce y son como un gusanito que abre galerías de esperanza hacia el interior.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Besa el mar a la playa
    y yo, la miro con envidia.....

    !Que bonito!... os admiro poetas.... que envidia pensar, sentir y expresar asi....

    Un saludo...

    ResponderEliminar
  4. Os agradezco muchísimo vuestras lecturas y comentarios.
    Un gran placer.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Hola Elda , un poema muy bonito, con tintes de verano en un calido atardecer , me alegro de volver a pasar por aquí y perderme entre tus bonitos poemas , te deseo una feliz tarde , besos de D.Flower.

    ResponderEliminar