Letras desprendidas de una pluma muy sencilla donde el amor y desamor son desgranados por sueños y fantasías, hilvanados con alguna realidad.
Son las hojas de mi otoño tardío cuando comencé a lagrimear tinta, en el silencio de mis horas.
*
*
El poeta es un modisto que en sus creaciones,
hace tallas grande de sus pensamientos y,
emociones……….. Elda
*
*Hacer versos malos, depara más felicidad que leer los versos mas bellos* Hermann Hesse




23.7.16

El jardín mustio


Hago infinitos esfuerzos para ver
todo lo que se presenta hermoso
delante de mis ojos.
El jardín de mis pensamientos está mustio,
se han desecho todas las flores
y una alfombra de hojas ocres, cubre el camino
donde se esconde las ilusiones mías.
Mi mirada se pasea debajo de un paraguas negro.
Llueve lento.
Mis pies descalzos pisan todos los charcos,
dejando huellas borradas que nadie encontrará
aunque el sol salga enamorando el alba. 
Sigue nublado, y la niebla llega a mi corazón
anegándole hasta que desaparece
porque nadie le alarga una mano.
Solamente una mirada lejana en el infinito,
donde nunca llego
porque la niebla sigue espesa…
y yo descalza,
por el jardín mustio de mis pensamientos.

Elda...febrero 2012



22 comentarios:

  1. En ésta entrega Elda, linda como todas ellas… El pensamiento que le anida, arroja una sensación de pérdida y agostada melancolía que hunde el “mustio pensamiento”…
    Y, Acaso deje respiro para que la felicidad acuda, cuando tu quieres...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Besos. Yo no veo tan mustio tu jardín.

    ResponderEliminar
  3. Un poema sentido en una tarde de verano que, como el cauce del río, fluye hacia su destino...

    Inalcanzable, imposible y cierto parece un jeroglífico egipcio. Indescifrable sino se cuenta con la herramienta adecuada. ¡Punto final!

    Un abrazo, Elda.

    ResponderEliminar
  4. Cuanta melancolía querida Elda. Hay días que somos nosotros los que nos encontramos tristes, otras, es el tiempo, la lluvia , el cielo gris que nos empuja a entristecernos.

    Y sobre la felicidad; creo, no sé si sera la verdad, al menos es mi verdad.Son pequeños momentos en que vemos el mundo color de rosa, a pesar del mal tiempo y hay días de sol en los que no alcanzamos esa dicha.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, vaya nos hemos cruzado, y estoy de acuerdo con tu opinión, pero lo he quitado por lo que digo más abajo.
      Perdón por las molestias, y muchas gracias por tu lectura tan acertada.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Muchas gracias por venir a leerme y vuestros comentario, pero he quitado el relato porque parece ser que se entiende o se mezcla con el poema, y son dos cosas totalmente diferentes, pero puestas en una misma entrada.
    Muy agradecida siempre, un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Por lo que he leído, sólo puedo decirte, que la felicidad se compone de pequeños momentos, en que la mayoría de veces sin saber bien bien por qué, estamos en paz y armonía con nosotros mismos y nuestro entorno.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Elda, llego a tu blog y por lo que leo, me gusta lo que escribes, así que con tu permiso me quedo por aquí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Querida Elda, lindo seu poema se eu for lê-lo num dia em que estiver melancólica com toda certeza vou chorar.
    Parabéns por tão linda inspiração.
    beijinhos, Léah

    PS. As novas mudanças nos blogs dificultaram tudo, é uma dificuldade, parece até que a blogspot está em crise,:) você não acha?

    ResponderEliminar
  9. Un poema melancólico y hermoso.

    Y, es cierto que a veces la niebla llega al corazón.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Un poema melancólico y hermoso.

    Y, es cierto que a veces la niebla llega al corazón.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Qué tristeza rezuma este poema! Parece (por la fecha) que se trata de viejos recuerdos y sentimientos arrinconados. Solo es cuestión de evitar que afloren de nuevo en tu corazón. No obstante, esos sentimientos transformados en letras dan como resultado un sentido y bellísimo poema.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Hola Elda.. La primavera es una maravilla siempre sera la infancia y la pubertad, el verano es la plenitud todo fuego y pasión, pero el otoño, no dudes que es la estación mas hermosa, lo es, porque es la nuestra..
    Cae la lluvia fina,fina..
    Como si el cielo no se atreviera a mojar la rosa blanca que esta justo a medio abrir.
    Es la DULCE LLUVIA DE OTOÑO..
    un abrazo...

    ResponderEliminar
  13. He quedado algo triste imaginando ese jardín, deseo que reverdezca y florezca nuevamente.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Olá Elda.
    Gostei muito de seu poema. Esse poema,
    “El jardín mustio” , é inspirado e denso,
    do qual destaco estes versos:

    “Mis pies descalzos pisan todos los charcos,
    dejando huellas borradas que nadie encontrará
    aunque el sol salga enamorando el alba.”

    Parabéns, minha amiga.
    Abraço.
    Pedro.

    ResponderEliminar
  15. Muchas gracias por vuestras lecturas y comentarios, que sin ninguna duda es lo que vale de los blogs.
    Un abrazo y buen verano.

    ResponderEliminar
  16. La lluvia limpiara el polvo que depositó la tristeza, saldrá el sol de nuevo y brillará el arco iris. La vida siempre continúa.

    Salud y ventura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si Antonio, con la lluvia todo se limpia y se ve más claro según pasa el tiempo.
      Muchas gracias por comentar. Voy a ver si puedo arreglar lo que hablamos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Hay que irse por ese sol enamorado del alba...por allí
    se reencontrará el haz de la luz para seguir el camino de la vida...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer Magdeli tu visita y comentario.
      Muchas gracias por ello.
      Te dejo un abrazo.

      Eliminar
  18. Cada vez me fascino com o seu blog e com seus textos e poemas.

    Um cordial abraço.

    ResponderEliminar
  19. Cada vez me fascino com o seu blog e com seus textos e poemas.

    Um cordial abraço.

    ResponderEliminar