Letras desprendidas de una pluma muy sencilla donde el amor y desamor son desgranados por sueños y fantasías, hilvanados con alguna realidad.
Son las hojas de mi otoño tardío cuando comencé a lagrimear tinta, en el silencio de mis horas.
*
*
El poeta es un modisto que en sus creaciones,
hace tallas grande de sus pensamientos y,
emociones……….. Elda
*
*Hacer versos malos, depara más felicidad que leer los versos mas bellos* Hermann Hesse




21.6.16

Te buscaré otro día

En el campo solitario de mis horas,
se desgranan pensamientos que fluyen
o se atoran según el momento.
Surcos hay en la mente para sembrar semillas,
y en un minuto crecen en explosión
gritando en el silencio de los relojes parados.
No consigo agruparlas en la recolección,
son distintas.
Unas son  flores de cálidos tonos
como el atardecer en un día estival, 
y otras como cizaña
que se agarran a los verdes tallos
y trepan y oscurecen lo bello de la vida.
Ahí te encuentras tú,
en la maraña de mis pensamientos,
que se vuelven gotas de tinta
en un papel blanco y húmedo de suspiros.
Trato de colocarlas y al final, no encuentro tu nombre,
creo que olvidé sembrar la semilla
que delicadamente guardé aquel día.
Sí, aquel día que besaste mis labios
con el verbo de tus palabras.
No sé que hice con ella,
la busco impaciente porque no quiero olvidarte,
no, no quiero olvidarte, 
sin tu recuerdo no tengo nada y,
mi mente se queda en blanco,
en blanco, en blanco…

Te buscaré otro día, hoy, viajo…


12.6.16

Le tengo dicho (Décimas)

Le tengo dicho a cupido 
que no me tire más flechas
pues no da dos a derechas
y confunde el cometido.
Quiero que tenga sentido
o me deje ya tranquila,
pues no quiero ser pupila
de ningún viejo insensato,
que se las dé de jabato 
cuando solo es una anguila.

Que me busque un caballero
le digo constantemente,
más es poco inteligente
buscando al hombre que quiero,
y aunque pone mucho esmero
no sabe tirar con flecha
su maña es bastante estrecha,
y así, me doy por vencida
aunque se pase mi vida,
sin encender esa mecha.

8.6.16

El hechizo de mis sueños

Cada vez que me hablas,
placeres prohibidos se me antojan,
y me adentro entonces en un túnel 
de misterio y aventura,
hasta que el aliento de un sueño
llama a la puerta de mi corazón.
Abro las sombras de par en par,
y dejo pasar las mariposas que revolotean
por las paredes de mis sentimientos,
agitados por la imaginación...
y allí, apareces tú:
Caballero de la dulce figura,
acariciando mis ojos velados por la ilusión de verte.
Cierro los labios para no romper el silencio
que me acuna, 
y me acurruco en tu pecho
para oír los latidos de tu verbo 
que gotean en la noche callada, 
mientras sueño que soy tu amor
y no solo una sombra fugaz en tu corazón.

No quiero perder el hechizo de este sueño,
pero el alba, filtra su luz por las persianas
de mis fantasías, y te difuminas en un eco...
cuando pronuncio tu nombre.

1.6.16

Romanceando


¡Ah cruel pensamiento mío
en el despuntar del alba
ya sin embriagar el sol
me estás quitando la calma!.

¿Le veo? pues no le veo
al amor que me atormenta
clavado en el sentimiento
con ese sabor a menta.

Ojos presos en la luz
vagan paisajes de seda
pestañeando colores
buscando ver una senda.

Encuentro un río dorado
un jardín lleno de estrellas
y una mirada escondida
que al mirarme me atropella.

Ah cruel corazón el mío
que late buscando guerra
pero no encuentra guerrero
que se lo lleve a la sierra.

A la sierra o al sendero
donde empieza la alameda
o a la vera del camino
y me diga lo que él piensa.

¡Lo que piensa ha referido
y un tormento me ha causado
tiene mujer y diez hijos
y tan fresco se ha quedado!.

Mis ojos están llorando,
a mares por este amor
hizo mella en mi tejado
me produjo insolación.

Aquí se acaba la historia
que ya naciera frustrada
de una mirada coqueta
estaba yo enamorada.
            ¿?
En el guindo te has quedado
de adorno de Navidad.
¡Bájate inmediatamente
el guindo no es tu lugar!…