Letras desprendidas de una pluma muy sencilla donde el amor y desamor son desgranados por sueños y fantasías, hilvanados con alguna realidad.
Son las hojas de mi otoño tardío cuando comencé a lagrimear tinta, en el silencio de mis horas.
*
*El poeta es un modisto que en sus creaciones,
hace tallas grande de sus pensamientos y,
emociones……….. Elda
*
*Hacer versos malos, depara más felicidad que leer los versos mas bellos* Hermann Hesse

....




23.10.15

Desde mi otra ventana

Octubre...
el cielo llora lágrimas silentes
que acarician las copas de los árboles, 
aquí en el monte.
Una música suena al compás de la niebla,
que entre las hojas
desprende su nebulosa tela.

A lo lejos,
una espiral de humo caracolea el cielo gris 
con el suspiro de un suave viento;
una bella visión para la nostalgia 
que quiero eludir.

Silencio, mucho silencio,
interrumpido de vez en cuando
por algún pajarillo alegre 
que su sustento va buscando.
Aquí, muere el ruido,
¡tanto!
que oigo mi propia respiración.
Abro la ventana en este día sin sol
y escucho el murmullo del río enojado,
es fuerte, 
porque sus aguas han aumentado
con el llanto de las nubes espesas e insistentes,
pero el paisaje está de fiesta 
con su paleta de color
que le regala la naturaleza.

Paseo por un camino alfombrado
de hojas amarillas,
y busco rincones donde recrear la vista.
Los hallo en su soledad,
y en la mía...


39 comentarios:

  1. Otoño romántico, sentimental y solitario. Preciosas letras que dan calor de chimenea. Me ha encantado Elda. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy amable Pepe, muchas gracias por emplear un trocito de tu tiempo en leer mis letrillas.
      Un abrazo y buen domingo.

      Eliminar
  2. Me ha encantado la segunda foto, la del camino rodeado de árboles, parece el principio de un sendero secreto. El poema describe perfectamente lo que se siente al ver estas fotos, te transportan a esa mañana de octubre sin sol y casi puedo sentir la humedad de la mañana. Muy bonito.
    Un beso Elda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah que bien, que bonitas letras me dejas con esas sensaciones.
      Muchas gracias encanto por acercarte un ratito a mi rincón.
      Besitos.

      Eliminar
  3. Cada estación tiene su encanto, y el otoño tambien, por supuesto, y tú lo has bordado. en letras e en imagenes.
    Mi felicitación Elda.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen. Es verdad, cada estación tiene su encanto y sus colores.
      Muchas gracias por acercarte y leerme.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. ERES TAN ESPECIAL QUE TUS LETRAS VUELAN TOCANDONOS INTENSAMENTE
    GRACIAS POR SER COMO ERES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Especial tú que dices esas cosas tan bonitas, jajaja.
      Muchas gracias guapa por tus palabras tan amables y tu visita siempre encantadora.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Vuelvo a aparecer por aquí, Elda, tu alma sensible se siente en estos versos con sabor a otoño, dejas tu sello, tu espíritu siempre libre.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hombre, Francisco!, que alegría la visita de un gran poeta como eres tú.
    Muchas gracias por acercarte por aquí, siempre es un honor que leas a esta simple escribidora de renglones.
    Un abrazo grande para ti y para Inma.

    ResponderEliminar
  7. Respuestas
    1. Gracias Manuel por dejar tu huella.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Todo tiene su lado positivo y negativo. El otoño puede despertar nostalgia y tristeza en sus días grises y lluviosos. Pero el contraste está en su colorido, como una paleta de pintor, en el olor a hojas húmedas y en los ríos con su inagotable caudal.
    Muchas veces pasear en soledad te retrotrae hasta momentos pasados que te pueden entristecer pero también te puede regalar momentos de paz y de libertad en contacto con la naturaleza.
    Las imágenes que has usado son muy elocuentes y bellísimas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hola Josep, tal cual tu lo dices, así es, pero no para siempre, jajaja.
    Muchas gracias por leerme, siempre un placer encontrarte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Hola Elda... Preciosa descripción, del monte, del campo, que paz y que sosiego, es el placer de pasear lenta y pausadamente por entre los arboles observando la vida inquieta de los habitantes del bosque, sintiendo los sonidos del silencio... Una maravilla amiga, eso si es vida, y no Madrid o Barcelona, ver como cambian los colores, como se desnudan los arboles en otoño, y como se visten de gala en primavera... eso es vida amiga miá... quien pudiera ser roble, para gozar miles de años en un paisaje así...
    Vaya rollo filosófico que me ha salido... pero a que es verdad amiga miá...!!
    Un abrazo...

    ResponderEliminar
  12. No, yo diría, que vaya rollo más bonito que te ha salido, si al final eres más poeta que nadie querido amigo, con tu expresión literaria tan viajada, una maravilla.
    La verdad es que no se si me gustaría a mi ser roble, mejor un pino que creo están más protegidos porque por menos de nada te talan, jajaja.
    Gozar de ese paisaje y su silencio, para un ratito, o como mucho un fin de semana, jeje.
    Muchas gracias Llorenç, siempre un placer recibir tus comentarios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Qué bonito Elda, como siempre, te rodeas de belleza exterior que haces tuya convirtiéndola en bellas palabras que salen de tu alma. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que maja, muchas gracias por tus palabras tan agradables.
      Me ha encantado encontrarte Estela.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Cada estación tiene su encanto, dice el refrán; "El tiempo que hace en su tiempo, es buen tiempo". Los bosques en otoño tienen un tinte mágico, casi tanto como los poemas que nos traes.
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, no sabía yo ese refrán.
      Muchas gracias por tu comentario tan amable Alfredo.
      Un placer y un abrazo.

      Eliminar
  15. Querida Elda:
    Que linda homenagem a natureza, ao canto dos pássaros e ao silêncio. Você consegue pintar lindas paisagens com seus versos.
    Beijinhos,
    Léah

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca tan bonito como los homenajes que le haces tú con tus bellas pinturas llenas de luz y color.
      Muchas gracias por venir.
      Besitos.

      Eliminar
  16. En muchos casos, la soledad mejora la visión, saludos.

    ResponderEliminar
  17. Así es, solamente por distraer la soledad, se pone más cuidado en lo que te rodea.
    Muy agradecida por tu visita Boris.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Que paseo tan agradable de la mano de tus palabras nos has brindado Elda, el otoño y sus colores son propicios para hacer estas escapadas tan amenas para el caminante y que tu has dibujado con tu poema de forma tan certera.
    Besos Elda.
    Puri
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Puri, por meterte en ese paisaje donde la tranquilidad abunda y te haya resultado agradable.
      Un gusto tu visita.
      Un beso.

      Eliminar
  19. Tu entrada es un canto al otoño, a la caida de la hoja y al silencio que se siente es esta estación del año en la que lloran las nubes, como dices en ella, y lo inundan todo, he paseado contigo por ese sendero de hojas secas y las oído crujir bajos mis píes, lo he pasado de maravilla acompañándote.
    Gracias por tu visita y tu comentario, dices que la vida es lo más bello que tenemso, estoy de acuerdo contigo.
    Es cierto que cuando se llega a cierta edad la vida es un regalo, pero no debemos ser pesimistas, se tiene la edad que se siente no la que se cumple.
    Te agradezco tus cariñosas palabras hacia mi poesía.
    Besos, hasta pronto querida amiga.

    ResponderEliminar
  20. Que amable Demo, Precioso tu comentario y encantada de que te haya gustado el paseo.
    Muchas gracias por leerme.
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. El río no está enojado,es que te llama para que bajes a visitarlo.
    Para alguien como tú que vienen de Madrid,esta experiencia se debe parecer a viajar a otro planeta.
    Preciosa descripción de ese paisaje otoñal.Y preciosas también las fotografías.

    Disculpa mi tardanza en venir a verte,estoy muy vago últimamente.Y es que son ya muchos años de blogs,demasiados....

    Abrazos Elda

    ResponderEliminar
  22. El río no está enojado,es que te llama para que bajes a visitarlo.
    Para alguien como tú que vienen de Madrid,esta experiencia se debe parecer a viajar a otro planeta.
    Preciosa descripción de ese paisaje otoñal.Y preciosas también las fotografías.

    Disculpa mi tardanza en venir a verte,estoy muy vago últimamente.Y es que son ya muchos años de blogs,demasiados....

    Abrazos Elda

    ResponderEliminar
  23. Por favor Jero, no pidas disculpas, a mi me pasa lo mismo... además ya sabes más o menos lo que pienso.

    Sí bajé al río mientras hacía las fotos, pero apenas se ve por la vegetación salvaje que tiene alrededor, porque ya no hay nadie que limpie las orillas de los ríos, menos mal que limpian las cunetas de la carretera, sino ya se habrían cerrado.
    Muchas gracias por tu visita Jero, encantada de saber de ti.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elda, caminar en tu compañía por éste entorno lleno de colorido y de una naturaleza, donde el silencio es parte de ella, pero además con la compañía de una bella melodía, que invita a soñar, no tiene precio,,gracias,,,saludos

      Eliminar
  24. Gracias a ti por venir y comentar. Ha sido un placer tu visita.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Gracias a ti por venir y comentar. Ha sido un placer tu visita.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el placer es mutuo, cuando se inicia una bella amistad,,,gracias,, saludos

      Eliminar
  26. O Outono ganha outra graça com as tuas palavras tocadas por uma delicada brisa.
    Bj

    ResponderEliminar