Letras desprendidas de una pluma muy sencilla donde el amor y desamor son desgranados por sueños y fantasías, hilvanados con alguna realidad.
Son las hojas de mi otoño tardío cuando comencé a lagrimear tinta, en el silencio de mis horas.
*
*El poeta es un modisto que en sus creaciones,
hace tallas grande de sus pensamientos y,
emociones……….. Elda
*
*Hacer versos malos, depara más felicidad que leer los versos mas bellos* Hermann Hesse

....




28.12.15

Te invito a soñar


Te invito a soñar cuando tengas tiempo
y ese tiempo lo dediques a pensar,
pues no hay cosa más hermosa que un sueño,
cuando solo tienes tu aburrida realidad.

Sueña que se ha cumplido tu sueño,
que aquel amor se vuelve realidad,
que te acaricia con sus ojos la mirada
y que su cariño te abraza de verdad.

Sueña sin sueño o en el dormir soñando
que la vida es un camino de rosas,
las espinas que conllevan son otra cosa,
sin ellas, no luce la felicidad.

Porque la felicidad son pequeños retazos
donde los sueños se hacen realidad.

Te invito a soñar conmigo
en el tiempo que dediques a pensar,
yo estaré soñando contigo,
que vienes, que te acercas, que te vas.
*
*
*
Os deseo los mejores sueños y las mejores realidades en este Año Nuevo.

*** FELIZ 2016 *** 

16.12.15

Una ceremonia en el silencio

Esto es un momento, un suspiro,
un paseo en mi pensamiento.
Nada oculto, pues nada pasa,
todo es una nube pluma
preparada para escribir
letra más letra a ver si encajan.
Ningún sentimiento que se pueda explorar,
fría y calculadora la mente
buscando donde estarás.

Abro los visillos del corazón
y allí en el fondo siempre te encuentro,
en ese lugar del recuerdo, 
una senda que solo yo exploro
porque mío es el sentimiento.

Tengo un jardín de sonrisas
que a lo largo de un tiempo he plantado,
donde vuelan los pajarillos
a picotear en el sembrado.
Lo mantengo cerrado,
solamente lo abro cuando las penas
tratan de suspirar a mi lado…

Se acerca ese día en el recuerdo,
aquel día que volaste por la senda estelada,
donde tú y yo, en algún momento 
volveremos a bordar nuestras miradas.
Mientras tanto,
llueve gratitud por lo que tengo
cuando abro mi jardín de sonrisas.

Es un momento, un suspiro,
un paseo en mi pensamiento,
una ceremonia en el silencio y,
lista para afrontar las Navidades,
con el resplandor de nuestros trío de soles.


  

9.12.15

Cada palabra tuya

Cada palabra tuya, 
evoca un recuerdo en el pensamiento 
naciendo flores en mi corazón.
Miel amarga el sabor de los días que no te encuentro,
nube oscura la soledad de mi alma sin ti.
Te espero en el recóndito hueco de los brillos azules,
donde el color se pierde cuando tu verbo no escucho.
¡Ven amor, no te demores!, 
el tiempo con sus cortas horas desaparece veloz 
como el agua que resbala entre los dedos,  
no hay retorno, ni vuelta atrás, 
todo se pierde en momentos no vividos,
¡Vivámoslos pues!,
alrededor de los ojos verde de la esperanza,
la que mira por encima del arco iris
y se deja abrazar por las nubes,
mientras da vueltas la ruleta…
Quizás aún tengamos tiempo
de hacer un broche de pieles,
prenderlo en las agujas del reloj
y que no marque las horas,
mientras nos miramos dulcemente.

2.12.15

Mírala por donde viene

Mira por donde viene la soledad,
la acompaña un tiempo otoñal
destemplado, nuboso,
y ella, libre como el viento.
Las calles solitarias de pasos,
los días más cortos 
y las noches más largas,
alimento suficiente
para sus ganas.

Mira por donde viene la soledad
vestida de gris marengo,
con los zapatos mojados
presintiendo el invierno,
buscando cualquier mente 
cualquier cuerpo.

La veo de lejos,
se ha parado en la esquina de mi calle,
se ha mirado a un espejo.
Demacrada y obtusa
pestañea a un lado y otro,
nadie la llama, nadie la busca
y ella por hoy, no abusa,
se va… 

Ha salido el sol, 
y un rayo de su luz me toca,
pero, hacia el oeste la tarde galopa.
y al final del día… ¡qué bueno!,
sabanas de muselina donde dormir los sueños.

23.11.15

Quimeras en el filo de mi pluma

Fue una tarde vestida de nubes color nívea
cuando mi corazón, 
palpitó en el atardecer de unos ojos
y nació la flor de mis sueños
al soñar el aliento de tu verbo hermoso.

¡Ah! espuma de viento,
ventana abierta en un amanecer dorado 
que me aparta de los brazos de Morfeo.

Me desperezo bajo el puente de los suspiros
bogando en los sueños,
que poco a poco se desvanecen
al comprobar que solamente estás dibujado,
sobre los renglones que escribo en mi cuaderno.

Triste enamoramiento 
que se despierta entre pluma y papel 
como cuento enlazado
a orillas de un trasnochado pensamiento,
y duerme en el olvido de una
cuartilla plegada sin que sepa,
que por él muero y muero.

Esperaré un rayo de luna 
para despertar de esta visión, 
quimeras de algunos momentos 
en los que me dejo llevar por la pluma.


16.11.15

No me mires tristeza

Resultado de imagen de una mirada
No me mires tristeza,
no vas a encontrar mi corazón
ni tampoco mis ojos,
ellos miran la belleza de estas tardes cálidas
paseando por las callejas.
No me mires tristeza,
hoy no vas a seducirme con tu languidez,
ni la apatía solapada
tras la sonrisa de una pereza.
Los amaneceres son dorados y azules,
las nubes no se atreven a salir
porque el sol es el rey del tejado de mi cabeza.
Los jardines están poblados de gorriones
que cantan picoteando en la hierba.
En un rincón un banco me llama disimulado
para que le cuente mis pensamientos,
pero mi atención no se presta.
Hoy quiero mezclarme con la gente,
perderme en su compañía ficticia,
sus risas, sus habladurías sin prisas;
oír el murmullo de la ciudad que despierta
olvidando la apatía de los días grises…
que nos trae la naturaleza.
No me mires tristeza,
porque hoy me calzo las sandalias
para caminar por los ríos de asfalto,
donde siempre hay vida… humana.

No, no me mires tristeza,
hoy visto de colores
aunque la puntilla de mi falda sea negra.

15.11.15

París, lloramos contigo



Se me han acabado las palabras para escribir en papeles de seda con tinta azul brillante y hablar de fantasías, de recuerdos, del mosto y del vinagre del camino, de la felicidad y nostalgias, y de todos los sentimientos propios o inventados pero casi siempre buenos porque así lo he querido y quiero.
Hoy solo me quedan palabras para maldecir... para maldecir a todos los terroristas del mundo, a los que han provocado la masacre en nuestra ciudad vecina. Europa está de luto porque todos somos París.
Estos dementes yihadistas, cucarachas repartidas por gran parte del mundo, con su mano asesina mata indiscriminadamente.
Estos días solo me quedan palabras para desearles lo peor, y ojala explotaran todos con su propio cuerpo el que usan como arma letal, en cualquier lugar desierto donde su sangre no salpique a ningún inocente.
París, lloramos contigo.



7.11.15

Me fascinan las nubes

Mirando siempre a las nubes,
me fundo en ellas,
en su color blanco de buen verano
y en los grises de sus tormentas.
En el rosa de atardeceres rojos,
y en los dorados del alba que ven mis ojos.

No, no estoy en las nubes
aunque a veces percato un aturdimiento,
pero solamente me ocurre,
cuando en ti mi amor, pienso.

Me fascinan las nubes
con sus formas de algodones comprimidos,
cuando se alargan formando plumas,
o parecen un manto enrojecido.
Las que sirven de sombrero al monte,
las que se miran en el río
y las que rozan la tierra en el horizonte.

Se viste el cielo de tal manera 
con los colores tan sugestivos, 
que me dañan los ojos por su belleza
cuando me recreo con su atractivo.

¡Ay que hermosura de paisajes!
lo mismo en el cielo que en la tierra,
cuando se iluminan los colores
por la más grande de sus estrellas.



30.10.15

¡Ah, mi hombre desconocido!

¡Ah, mi hombre desconocido!
ya no me sirves, 
ya no me sirves de inspiración,
¡exprimido te he, tanto!
que has quedado cual cáscara de limón.

En ti tenía todos mis pensamientos
aún habiendo un muro entre los dos,
me imaginaba fantasías y cuentos,
pero…
ya no hay jugo ni esencia…
mis sentimientos se han vuelto flojos,
mi boca ya no suspira alientos cálidos por ti,
y no vuelan mariposas alrededor de mis ojos.
Los pliegues de mi blusa no laten,
de tu persona desconocida no tengo antojos.

El lugar donde caminaba la imaginación,
se borró del mapa y quedé libre,
libre de ilusión, pues te siento lejos, 
muy lejos, 
y exprimido,
apagándote como un eco  
en esta razón que no me abandona.

¡Ah, mi hombre desconocido!
volveré a quererte cuando derribes el muro
y tu caminar me busque entre los telares del tiempo,
donde se tejen las pasiones, 
donde se besan los silencios,
y entonces:
sobre ti... seguiré inspirándome,

23.10.15

Desde mi otra ventana

Octubre...
el cielo llora lágrimas silentes
que acarician las copas de los árboles, 
aquí en el monte.
Una música suena al compás de la niebla,
que entre las hojas
desprende su nebulosa tela.

A lo lejos,
una espiral de humo caracolea el cielo gris 
con el suspiro de un suave viento;
una bella visión para la nostalgia 
que quiero eludir.

Silencio, mucho silencio,
interrumpido de vez en cuando
por algún pajarillo alegre 
que su sustento va buscando.
Aquí, muere el ruido,
¡tanto!
que oigo mi propia respiración.
Abro la ventana en este día sin sol
y escucho el murmullo del río enojado,
es fuerte, 
porque sus aguas han aumentado
con el llanto de las nubes espesas e insistentes,
pero el paisaje está de fiesta 
con su paleta de color
que le regala la naturaleza.

Paseo por un camino alfombrado
de hojas amarillas,
y busco rincones donde recrear la vista.
Los hallo en su soledad,
y en la mía...


16.10.15

Y LO SÉ


Quiero robar tus pensamientos
antes que pierda los números,
el reloj que marca el tiempo;
buscar en ellos una luz que me aclare,
si alguno de ello me pertenece
aunque solo sea un instante.
Quiero robarte la boca
para escuchar tu verbo de una forma u otra.
Quiero lograr tu mirada
vuelo inalcanzable,
y lo sé…
en las tardes azuladas,
donde el sol se ha hecho noche y la luna manda.

Te escondes a mis ojos,
das quiebros como buen torero
y desapareces a la luz de mis antojos.

¡Ay corazón!
nunca será lo que no puede ser,
y lo sé…
Tu de noche, yo de día,
somos luna y sol
vida mía
que ocupan el mismo espacio
sin encontrarse los dos.

Cortinas de humo,
visillos de seda,
viento que se aleja silente,
mar que se queja
y tú, entre ellos trasparente.
Alargo los dedos,
te das la vuelta y desapareces.
Sonrío por tu terquedad,
y porque mañana volveré a esperar
y lo sé…
entre la nebulosa de tus pensamientos,
hasta que descargues sobre mi
la tempestad de tus sentimientos.

Será o no será,
pero volverás a mirarme
estés donde estés,
con los ojos del corazón
y lo sé.

7.10.15

Una tarde

Una serena placidez de cristal
acaricia los bordes de las montañas,
que seducidas beben las aguas
mientras el sol agotado del día,
regala calidamente los últimos rayos
en un atardecer, delante de mis ojos.

Estoy en calma, 
soñando con una voz que no me habla.
Cierro los ojos para percibir el beso de la suave brisa  
que comienza a bailar alrededor de mi cuerpo,
pero un insecto me distrae el oído y el pensamiento
y sin rozar mis labios, se retira el viento.
El sol se oculta dejando el cristal gris, y mi piel fría 
sin un cálido aliento
que arrope la escarcha de mis años.

Arrastrando la soledad,  
mi retina fotografía el ocaso
mientras pienso... 

mañana volveré, por si acaso.

29.9.15

He vuelto a soñar contigo

He vuelto a soñar contigo
sin que lo permita mi actitud,
pero volaron mis pensamientos
chocando en el muro de tu encanto
que se abrió delante de mi
como si fuera papel mojado,
y allí, dejé la huella de este corazón
indómito, 
cubierto de palabras torpes
queriendo decir algo.
Algo con cariño, 
fino y elegante,
musical y colorido para emocionarte.
Pero no sé, 
no sé esas formas llenas de brillo,
de las que tiene envidia el lucero
y el viento silente sin ritmo.
¡Pero me da igual…!
Porque lo que quiero de cualquier forma es: 
susurrar en la curva de tu boca
y descansar allí estas pretensiones locas,
olvidarme de los pétalos marchitos,
de la blancura de los años,
y que en tu tejado hay una alondra,
una alondra cantando.
Quiero tocar este sueño donde estás tú,
despacio, con la yema del dedo índice
para que no se rompa,
y sentir aunque solo sea un poro de tu piel
antes de que el reloj de arena de la vuelta
y el limonero pierda sus hojas.

22.9.15

La mirada de una tarde agosteña

El sol ha desaparecido,
las nubes han manifestado su poder sobre él
ocultándolo con su velo de seda rosa y gris,
una bella combinación donde la mirada se deleita.

Se levanta el viento en esta tarde agosteña
invitando al baile de las hojas 
con su cálido aliento.

Mis ojos gozan con su armonioso bamboleo,
y un escalofrío en la piel
me avisa con tiempo.

Comenzará la estación de los colores,
puerta que se abre a la desnudez del paisaje
y a la muerte de las flores.

Volverán los días opacos con su languidez,
esos que lloran en la soledad de los parques,
en las calles desvestidas de gente
y los campos vacíos e inertes.
Las golondrinas emigrarán
a buscar la calidez de otros balcones,
y yo, volveré a pisar las mismas huellas
si tengo suerte...
Y algún día,
en la soledad de mis horas
cuando el pecho suspira tranquilamente,
volveré a soñar contigo
y volverán las utopías  a mi mente,
porque tú, 
eres esa inspiración que me provoca sentirte
entre mis líneas escritas.

15.9.15

En los pliegues de mis labios

En los pliegues de mis labios
se esconde todos los atardeceres rojos,
todas las lunas llenas que iluminaron
el perfil de unos ojos
los amaneceres de ruidos y silencios,
el llanto de la lluvia y los volantes del viento.

En los pliegues de mis labios
se ocultan los soles,
los nublados,
los campos llenos de flores
y los sembrados despoblados.
Amapolas azules en trigales dorados,
cielos recién nacidos
y lirios apagados.

En los pliegues de mis labios
se han acumulado los años,
pero los pinto de colores
disimulando lo pálido.
Escribo en su borde una palabra serena
un sentimiento trasnochado,
recuerdos, sueños que no lleven penas,
suspiros y alientos alados
mientras el pensamiento vuela
y sonríen porque todavía viven
persiguiendo una estela.

10.9.15

Una jaula verde y frondosa

Después de una larga ausencia por gusto, os agradezco de corazón a todos los que habéis dejado vuestros comentarios tan amables, que han alegrado mis ojos y mi corazón. Gracias siempre.


Una jaula verde y frondosa
Abro los ojos tímidamente a la mañana. 
Una luz baila por los resquicios de la persiana.
Bajo las sábanas... desgana,
y un atisbo de melancolía me atrapa
mientras mi pensamiento habla:

Mira amor,
cómo han crecido los árboles.
ya no se divisa el Sierro de San Juan
 ni los tejados entre los robledales,
¡son tan altos! que tocan el cielo
en un horizonte cercano;
ni un humilde prado donde vuelen las mariposas
y brinquen los saltamontes dorados.

Mira como el sol que asciende por la montaña,
dora con su luz las copas frondosas y verdes,
regalándoles un color de otoño, 
efímera visión que desaparecerá cuando el astro rey 
culmine su escalada sobre mi frente.

Se ha convertido la aldea en una jaula…

Los barrotes: hermosos árboles,
el techo de la prisión:  
cielo donde las nubes juegan al escondite,
la puerta: 
una carretera que serpentea hacia la civilización 
donde puedo respirar,
pues tanto oxígeno me ahoga
y mi piel se viste de verde camaleón .

Aquí muere la tierra, 
oculta por este gigante que no cesa.

El silencio me atora con sus gritos 
y los ojos se pierden entre las hojas brillantes 
de los chopos a la vera del río, 
que trascurre silente bajo los matojos.
No se divisa, está sombrío y helado,
porque el sol no puede besar sus aguas,
como tú no puedes besar mi corazón 
que también se ha vuelto sombrío y,  
¡tan frío! 
que ya no llora por nada, sólo se queja..


4.8.15

Vacíos y vacíos

Vacío está el paisaje de mis ojos
vacías las palabras de mi boca
las sensaciones de mi mano están vacías
vacío el pensamiento que me ignora
Vacías las letras de mi lápiz
vacío el corazón que pongo en ellas
de mi casa las pareces son vacías
vacías las ventanas y las puertas
De punto y coma este lamento está vacío
como vacío está el paso sin su huella
vacío el lugar donde me encuentro
dejando el vacío de estas letras

Necesario un punto final en el vacío
vacío que relleno con vacío
al notar que la motivación está vacía
para vaciarse de todos los vacíos

Vacío el puente sin su río
por la sequía vacío…

Vacíos mis sentimientos
vacíos de punto y coma -vacíos.
*
*
Necesario un punto y final por ahora

30.7.15

Eso que me inspiras

Pintura: Paisajes y otras vistas
Delicado, dulce y hermoso,
es eso que me inspiras
sin saber muy bien que es.

Pienso en ti, y mi pecho se dilata,
mis brazos se abren,
mis labios lucen una sonrisa
cuando pronuncio tu nombre,
y mi pulso se acelera
como si la sangre prisa tuviera
por llegar al corazón.

Este corazón sin espacio,
hace todos los días un hueco
para que te acomodes en su salón,
aquí cerquita, a mi lado,
para sentir una chispa de calor
y abrigar el invierno de mis años.

Delicado, dulce y hermoso,
es eso que me inspiras
sin saber muy bien que es,
y mientras ese halo me besa las mejillas
de forma tan sutil, 
mi invierno se vuelve primavera
entre el mes de enero y abril,
floreciendo mi piel como cerezo
en los valles de la Vera.

Delicado, dulce y hermoso,
es eso que me inspiras
sin saber muy bien que es.


23.7.15

Fruto prohibido

Tengo ganas de asomarme a la ventana de tus ojos
y ver la profundidad que tiene tu mirada,
encontrar tu alma presa a la mía 
y viajar en el tiempo 
donde la luz no termina y es rosada.
Tengo ganas de apoyarme en las palmas de tus manos,
palomas blancas que acaricien mis mejillas,
llorar sobre tu hombro la emoción de conocerte
prendida en el ojal de tu camisa.
Tengo ganas de sentir tu respirar continuamente,
rozando mis ojos que te miran,
mientras tus labios buscan el hueco de mi pendiente,
y soñar que en mi almohada tu respiras.

Sueño e imaginación se besan,
las letras se enlazan 
y surge un amor desconocido
haciendo juegos de palabras,
nada más… 

porque tú, 
eres fruto prohibido. 
                                                 

15.7.15

Me imaginé en el Sahara


Un parpadeo brillante de la luna,
vino a despertar con sus pestañas
al viento dormido en las dunas.
Su aliento avisó al sol, 
que entre las arenas despertaba
con sonrientes reflejos de color .
Tan maravillosa era la visión,
que el corazón quedó parado por segundos
en el velo del suspense,
mientras el hálito recuperaba el pulso.
Mi suspiro se elevó con el viento
y mágicas sensaciones se ondularon en mi piel.

¡Ah bello espectáculo!,
mirada incansable
sobre los ojos del sol,
despertando a la noche
como una velada de amor.

Un lienzo en el horizonte me hizo soñar,
y como siempre que algo me seduce,
pensé en ti… 
al tiempo que la fantasía me mecía en tus brazos,
amaneciendo sobre las arenas del Sahara
en un mar de dunas color caramelo.
Un perfume en el aire de canela y té
me embriagaron los sentidos,
y todavía me dura la embriaguez…

7.7.15

Siempre miento cuando escribo

Detectarán mentiras al escribir
Siempre miento cuando escribo
y seguiré mintiendo,
mientras no tenga un abrigo 
para el invierno.
Y es que tengo en los sentimientos
bola de nieve que crece y crece,
un murmullo en el aire,
un pensamiento perdido cuando llora la tarde,
una ceguera de la luna llena,
un decir sin decir nada
porque nada tengo que decir
en la noche callada.
Doy vueltas a la ruleta del corazón
a ver si sale premio,
pero el engranaje tiene herrumbre
y atasca los sentimientos;
pero si recuerdo tu nombre
y eso no es mentira, es costumbre.
Se llena mi jaula de pájaros
cuando sopla el viento a mi favor,
y noto como si fuera primavera
y mariposas en mi interior
al sentir un instante tu pensamiento
de esa manera que siento yo.
Pero…
siempre miento cuando escribo
y seguiré mintiendo
mientras no tenga un abrigo
para el invierno.

Ya que tú, no me puedes arropar.
  





5.7.15

El niño y la luna -infantil-


Vino la luna y se escondió,
mientras los ojitos la miraban
y con ilusión la llamaban:
-Sal otra vez que estoy yo-.

La luna muy cariñosa
no quiso tenerlo a la espera,
apartó una nube oscura,
le sonrió con dulce manera.

-Vamos nene que ya es tarde-
le decía su mama,
-ya ha salido la luna
y nos espera papa-.

-Mami es que la quiero ver,
me está guiñando un ojo,
quiere jugar conmigo:
que te pillo que te cojo-.

-Dile que la esperas en casa
asomado a la ventana,
allí podrás jugar con ella,
hasta el resplandor del alba-.

El niño muy obediente
a la luna le hizo saber,
y ella con gran pestañeo,
afirmó que le iba a ver.

La luna llegó a la cita
después de barrer el cielo,
el niño estaba dormido
y le tapó con gran esmero.

Cuando vino la mañana
y el nene se despertó,
vio un beso en el cristal
y emocionado lo cogió.

-Mami mami, vino la luna
y me ha dejado un regalo,
un beso en la ventana,
¿juego con él en el prado?-

-Con los besos no se juega
mi niño bello y hermoso,
se guardan en el corazón
para los días más lluviosos-





30.6.15

Persiguiendo pensamientos


Suspiran los labios por un beso,
allá con el alma quieta 
como caracola abandonada
en la playa de su mar,
que espera y espera vuelva a acariciarla 
con sus alas de sal y blanquecina huella.

Huella del pensamiento que alzas tus alas 
en pos de las aventuras del  viento,
inquietudes que zozobran tu interior
en lo más profundo.
Profundo sentir que al sentir, sientes;
sientes porque la vida sigue,
sigue dando coletazos de bienvenida
que roza tu semblante
cada amanecer de un nuevo día.
¡Día, devuélveme la aurora de sus ojos!,
ojos escondidos en los ríos siderales
perdidos en la luna de sus pesares.
Pesares que no son míos, pero siento
desde el hemisferio norte al sur de mi cuerpo,
cuerpo que quiere pero no puede
resumir en pocas palabras que no sean locas,
el sentir de sus sentimientos
hundidos en la oquedad de los sueños,
comprados antes de dormir.
Callada quietud que incita,
¡ata el murmullo de mis pensamientos!,
que la máquina de las fantasías
pide monedas y no tengo suelto…
solamente para decir:
Suspiran los labios por un beso.


26.6.15

Disfruta la vida

Name:  7.jpg
Views: 152
Size:  71.5 KB

Galopa y galopa sin parar, 
la meta está en el horizonte, 
sí,
pero quizás no llegues jamás.
¿Para que galopar tanto?,
mejor ponte al paso,
paso a pasito, 
oliendo el perfume de las flores,
oteando el azul de tu tejado 
seguramente dorado de amores.
El paisaje del atardecer en el mar o en el campo,
donde la luz ofrece sus encantos.

¿Qué te gusta ese caballo brioso?,
pues sigue con él al trote, que es más despacio.
Apreciarás el vuelo de los pájaros,
los rizos del viento besando tu piel,
Notarás el acercamiento de una nube  
que con sus lágrimas te puede lavar los pies.
Te dará tiempo a contar las amapolas
escondidas en los trigales verdes,
y a pensar lo que llevas en el corazón,
herencia de tu pasado y presente;
y entonces, te pondrás al paso,
porque no te importará ganar en la meta
sino disfrutar lentamente el trazo…
todavía, con alguna historieta,
y sino, haces como yo,
la imaginas, o la inventas;
pero no te distraigas,
la vida pasa sin que te des cuenta…

¡Disfrútala!

14.6.15

Amiga mía, hoy pintas de gris

Amiga mía, 
¿donde has dejado la alegría?.
Miras al frente como si vieras algo,
algo que te llama la atención
olvidando lo que tienes alrededor.
Se lo que piensas,
no tienes perspectiva, 
tu corazón no termina de encontrarla
y te sientes triste y agobiada
como nube que espera ser diluida.
No disfrutas el presente
por ese futuro,
pero ese futuro es incierto
como es el tiempo de primavera,
unas veces hace sol y otras truena.
Sabes de sobra que nunca será,
nunca será mejor que hoy;
el mañana no existe
y si existe, siempre será más anciano, 
hasta que forme parte de la nebulosa
pasando la transición 
de los cristales rotos que cortan
hasta el último hálito del corazón.
No mires más allá de la sombra de tu falda
cuando el sol te calienta los talones,
y disfruta ese espacio
hasta que la tarde duerma en las sombras,
y vuelva a despertar en un alba,
en un alba gris o colorida,
según tu la pintes.

7.6.15

Pensamientos

Vicente Romero

De oro viejo es el amor 
que en los poemas se traslucen,
de plata fina la tinta, 
que se desliza por el papel que la pluma luce.
De encaje de muselina, 
los pensamientos de las mentes soñadoras,
y de seda salvaje,
los lienzos donde el corazón guarda su paisaje.

De oro viejo es el amor que por ti siento,
de plata fina el que sale de mi sentimiento,
de encaje el lazo con que quiero enredarte,
y el velo de mi corazón de seda salvaje.

Cuando llegues a mi lado en silencio
coge mi mano, y mírame en la profundidad,
allí estará anclado el tiempo
en la serenidad de un prado grandioso,
donde harán eco las campanas 
y verás temblar el vidrio de mis ojos.

28.5.15

¡Ay ay ay!


Como la mar serena trascurre mi vida,
no hay olas que choquen contra las rocas,
las aguas están calmas
como trigales sin viento, 
lo noto en mi alma.
El sol entre nubes es trasparente,
y calienta mi cintura suavemente.

¡Ay ay ay! techo de mis antojos,
detrás de ti cuando está claro, se van mis ojos,
recordando tus manos entre las mías
paseando las primaveras de aquellos días.
Hoy es casi invierno aquí en mis aristas
pero la vida trascurre serena, todo está en calma,
desde hace algún tiempo
lo noto en mi alma.

¡Ay ay ay! como se los lleva el viento,
los años, los días, las hora en un momento.
Quiero parar el reloj antes del horizonte
y perderme en el arco iris entre los montes,
hacerle compañía al aire trémulo y vago
acariciando las flores de los sembrados.

¡Ay ay ay! como se los lleva el río,
el agua, el amor y los suspiros.
Llegará al mar mi marea blanca,
tenue, silenciosamente, sin ganas
y una gran ola de azules reflejos,
se volverá cada vez más cercana…



17.5.15

Si te empeñas, gana la razón

Yo, no soy poeta, ni quiero que me lo llamen,
solamente soy, escribidora de letras.
Me gusta ese nombre: "escribidora"... es más real.



Leo tu verbo divino,
y me pongo triste como una noche sin luna.
No entiendo, ni se la razón.
Me seducen tanto tus palabras escritas,
que quisiera escucharlas de tu voz,
susurradas de tu corazón al mío
que vacío está de amor.
Le oigo en silencio,
y me habla tocando en la puerta de la razón.
La razón acude rápido con su sonrisa seductora
reclamando mi atención.

-¿Has mirado a través de la ventana?,
no es noche sin luna,
ya ha salido bailando el sol,
¡ anda, acompáñale!-.
Y resulta, que le hago caso
desoyendo al corazón,
porque ni tú vas a venir,
ni yo te iré a buscar.
Esta vez la razón… tiene razón

9.5.15

Su corazón late y late

Cuerpo cansado,
ojeras de la noche en el día 
visten sus ojos de luz oscura;
los dedos trufados de caricias
y la piel sensible de soledades,
pero tiene el corazón entero
que late y late.
Metida en sus zapatos,
arrastrando los pies por los campos olvidados,
va buscando su memoria, aquella de antaño.

Vuelan mariposas en el azul de su cielo
sembrando de colores los páramos de su nombre.
Peces matizados se mueven en sus ojos,
mientras navega aquel amor 
en el iris rosado de primaveras,
que como tren veloz han pasado.

Se despierta en sabanas de seda,
envuelta como caramelo chupado.
Los años han ajado el color de sus labios
y su cuerpo luce el tatuaje de los años,
pero sonríe, y sonríe mientras se despereza,
porque su corazón late y late al son de un nuevo día,
soleado o nublado,
caliente o helado,
y piensa: 
¡que más da como amanezca,
mientras mis ojos no estén cerrados!… 


5.5.15

Me gustaría tanto besarte


Me gustaría tanto besarte,
y notar el calor de tus labios
esa sensación cálida y suave
como una brisa de verano,
o sencillamente:
en la comisura de tu boca
donde empieza la línea que dibuja
la sonrisa que me provoca.

Me gustaría tanto besarte
aunque solo fuera en sueños,
pero cuando te estoy soñando
te esfumas entre tupido velo.

Tu estás pero no te veo
entre los rizos del viento
tu me rozas yo te siento
entre tu verbo y mi verbo.
¡Me gustaría tanto besarte!
que voy a ir a tu encuentro.

Pero se va perdiendo el amor
no hallo ni suelo ni huella
solo zapatos de lejos
que siguen su propia estrella.

De seguir y seguir tus pasos
los pies tengo muy dañados
me han salido juanetes
y mis dedos se han curvado.
               
Son como las garras curvas
que tengo en el corazón
el que ha querido atraparte
sin conseguir su intención.

Y aquí se acaba la historia
que mis fantasías reparten
las que disfruto escribiendo
pero…
¡Me gustaría tanto besarte!

23.4.15

Se van de ti, se van de mi

Se va de ti mi pensamiento,
azogue de tantos días sin freno.
Ya no me importan tus palabras,
adornos y florituras de tu verbo galante
que se ha llevado el viento sin demasiado aire.
Se van de mi esas ganas de abrazarte
en días de tormenta, 
al ver bajo el candil encendido
tus letras escritas en agua que se va por el desagüe.

Se van de ti mis labios ausentes,
los que dejé prendidos en tu solapa
como broche sugerente.

Se van de mi las notas de una guitarra imaginaria
tocada por tus dedos delante de mi ventana. 

Se van de ti se van de mi
las palabras que gritan en silencio amores. 

No me oigas, no me hables…
la vida es bella aunque de ella,
no formes parte.

Por la vereda voy recogiendo flores,
doblando la cintura de primavera,
hasta tener el más hermoso ramillete
que coloco en este cuento, 
a mi manera,
escrito sobre la misma almohada que sueño siempre.

Me voy de ti, y te vas de mi…
¡qué pena!

17.4.15

Solo hay un momento

Solo hay un momento, 
que logra oscurecer mi sentir positivo;
es una nube que se cruza en mi pensamiento,
pasajera, 
pero en la trayectoria nubla el sol del ambiente
que oscurece esa parte de mi, que no ha crecido
y es primavera siempre.
Alguien me produce esa sensación
odio amor, una raya cruzada entre dos palabras,
anudando la desconfianza en el corazón
y produciendo un sentir negativo, electrizante,
que arruga los poros de mi piel,
¡pero solo es un instante!.
La mente reposa, y todo ese momento se borra
con el llanto de una vena que sobra en mi cuerpo,
como tú… 

10.4.15

Imaginé

He visto la luz en un atardecer rojo,
con el sol transparente donde imaginé
tus ojos acariciando los míos tristes.
Imaginé una melodía de suaves notas,
que caían gota a gota empapándome el oído
hasta inundar mi corazón.
Imaginé viendo el mar plata con la última luz del día,
tus labios pegados a los míos, 
nadando entre olas sorprendidas 
que besaban nuestra piel
libre de vestidos.
Seguí imaginando y, se esfumó el amor
...soñaba despierta 
mientras mis pies caminaban por la arena
suspirando el cálido aliento del atardecer,
de un día cualquiera a la orilla de un mar,
donde la brisa acaricia los instantes…

6.4.15

¿De qué nos quejamos?...Auswitch

Hola a todos los que tengan a bien visitar este humilde rincón, donde la literatura brilla por su ausencia, ya que no estudié nada que tenga que ver con ella, solamente fue que comencé a poner una frase detrás de otra con poco conocimiento, descubriendo -aún no sabiendo expresarme bien- que me gustaba darle al lápiz o a la tecla, y ello me sirve para distraer mi aburrimiento y soledad de algunos momentos.
Bueno, después de este comienzo -que supongo a nadie le importa- voy a editar cuatro palabritas sobre una visita que hice esta Semana Santa casualmente a Polonia, digo casualmente porque no tenía pensado viajar allí, ya que tenía otro destino elegido, pero por circunstancias, lo tuve que cambiar a un lugar donde jamás había pensado viajar y menos en estas fechas, y todo hay que decirlo, porque no quedaba otro. ¿Me gustó?… precioso viaje para hacerlo en verano; ¿frío?, como jamás había pasado… con lo cual no me enteré de las explicaciones de los guías en ninguna de las ciudades porque estaba deseando que terminaran... solo quería irme al hotel a calentarme un poco.
De este frío tan intenso que pasé, viene a cuento lo que quiero exponer aquí cuando visité los campos de concentración de Auswitch. ¿Me impresionó?, exactamente no, pero si me hizo reflexionar sobre lo que nos quejamos de cosas nimias desde nuestra cómoda casa, caliente y acogedora (o no tanto, pero en nuestra casa) con todos lo aparatos electrónicos de última generación etc. (con lo cual, es que no nos va tan mal).
Muerta de frío pero abrigada y tapada hasta la punta del pelo en un día lluvioso y nevando a ratos, por un instante me puse en el lugar de tantas personas que pasaron por estos campos con su uniforme de rayas, raído y desgastado, amontonados en unos barracones llenos de suciedad y en los patios a veinte grados bajo cero como poco, y sentí una pena inmensa, lo mejor que le podía pasar a estas gentes era morir cuanto antes, porque lo demás tuvo que ser un sufrimiento increíble.
Ya lo sé, no es nada nuevo pues, ¿quién no ha visto La lista de Schindler?, en la que se refleja todas estas calamidades;

pero el ver las fotografías éstas… creo que sirven de concienciación para las mentes tan sensibleras -que no sensibles- y darnos cuenta que la vida que nos rodea es bella, a pesar de los pesares que tenga cada cual.

zapatitos de los niños
peines cepillos etc
cajas de cremas o betún de la época
enseres de cocina y diversos
retratos de victimas


letrinas, con un tiempo escaso,
y el que no hubiera terminado, le daban un tiro
donde llevaban sus cositas

Las fotos no son buenas, hechas a través de un cristal; quizás un poco macabras, sobre todo una sala donde por respeto hacia las victimas no dejaban hacer fotos; una sala enorme como todas estas anteriores, solo dedicada a los cabellos de las personas, un exposición que realmente te hacia cosquillas en el estómago, por eso quiero resaltar:
¿por qué nos quejamos tanto...?
 super helada, digamos por gusto...
¿Y estos angelitos por qué?

Estas exposiciones, son enseñadas por los guías con mucho respeto, y aunque sirve para dar de comer a mucha gente que vive en este pueblo y alrededores, sirve para que no olvidemos nunca el genocidio de la segunda guerra mundial, donde fueron asesinados seis millones de judíos y más de cinco millones de gitanos discapacitados y homosexuales.  

Por muy mal que te vaya la vida, sin ninguna duda, tu vida es bella.











25.3.15

Mis dedos hablan

Pienso en ti, y mis dedos hablan...
hablan entre la transparencia del viento,
en el añil del mar de lo cuentos blancos,
en el elhixir de las dulces sensaciones.
Hablan y no piden permiso
para regar los jazmines de tu jardín,
y hacer del otoño floridos abriles.
Hablan cuando le sonrie el alma,
cuando la tristeza vela los cristales de su cara,
hablan cuando quieren decir
que les faltan tus palabras
y sin ellas, se quedan mudos
en la alameda gris de los sentimientos.

Pienso en ti, y mis dedos hablan
derramando tinta en el papiro.

21.3.15

Girando unos cuantos grados

Quise escribir para ti
las letras más bellas del mundo,
pero mi verbo es sencillo y tímido,
como nube que navega paralela al mar 
enamorada de su azul intenso,
sin atreverse a descender
en tan gran inmensidad.
Desde su altura,
se refleja en el grandioso cristal
que la observa en ese momento…
y llora entre los hilos de sus cúmulos
para mezclarse con las aguas que tanto desea,
como yo tus besos.

*****
¡Oh qué cuento!
¿por qué escribes si no tienes nada que contar?.
Tu vida es plana, buena buena,
de momento no tienes penas,
tus sentimientos los inventas
porque careces de ellos
y de esas sensibilidad que no deseas,
porque hace sufrir y hace pequeño.

A ti, que estás ahogado en la susceptibilidad,
a veces la luz del sol no te llega,
has cerrado las ventanas,
estás a oscuras 
a la sombra de tus nefastos pensamientos
que no te dejan ver el color del paisaje, 
ni del cielo.
¡Abre las sombras!,
arráncate el rejón del pecho
y sal a sembrar nenúfares 
en el lago de tus profundos ojos
para que salgan flores. 
Y vive la vida con alegría,
total… si lo piensas bien,
para que amargarse si son dos días.
Mírate, 
solo llueve debajo de tu paraguas,
y a tu alrededor ríe el sol.