...

...

5.5.14

Y no llegó

No llegó la misiva,
ni llegó lo que esperaba,
y lloró el cielo, los ríos crecieron,
y el mar enfureció
a la vez que las olas besaban la playa
mojando sus pies descalzos
en una tarde de otoño,
cuando las caracolas
cantan melodías de amores,
y ella, enamorada de la luz
mira como se va apagando
la farola en una noche quebrada.

Las gotas que el viento roba al mar
azotan su rostro recordándole,
que la risa del sol llegará en el alba,
cuando sueñe envuelta en hilos dorados:
que él se acerca y le coge de la mano,
para perderse más allá de la lluvia
cerca del arcoíris de sus labios,
esos que tan dulce le saben
y le hacen palpitar sin haberlos besado.

10 comentarios:

  1. Muy bonito Elda... me ha encantado con la sensibilidad que te expresas, yo siempre me quedo con una pequeña frase, y la que me ha impactado es la que dice...
    "cerca del arco iris de sus labios que tan dulce le saben y le hacen palpitar sin haberlos besado"
    Precioso final, cuantas veces habremos sentido esa sensación en nuestras vidas...
    Un saludo....

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Llorenç por tu bonito comentario, ha sido un verdadero placer tu visita.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Grandioso poema Elda, se siente la nostalgia de esos momentos que nunca pasaran al olvido, un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por tus cumplidos a mis letrillas, es siempre muy placentero tus comentarios.
    Un abrazo amigo Carlos.

    ResponderEliminar
  5. Qué bueno volver a leerte Elda (después de un tiempo) me reconforta hacerlo.
    Lo vuelvas nostálgicamente, justo.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Char, cuanto me alegro de verte en mi rinconcito.
      Muchas gracias por tu visita y comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. ¡Es que es tan fácil ser poeta con comentaristas como tú!
    Un abrazo grande y mi cariño desde Madrid.

    ResponderEliminar
  7. Es que cuando una cosa me gusta de verdad, soy muy expresiva, jajaja, y contigo desde luego es muy fácil serlo.
    Un abrazo Antonio.

    ResponderEliminar
  8. Qué será que la naturaleza (el sol, el mar, la brisa, los ríos, la lluvia, las nubes), son siempre los compañeros inseparables de nuestros sentimientos más poéticos. Un poema precioso, como todos los tuyos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la naturaleza que forma parte de la nuestra propia...
      Gracias Josep por venir a leerme, es siempre un placer encontrarte.
      Un abrazo y buen domingo.

      Eliminar