Letras desprendidas de una pluma muy sencilla, donde el amor y el desamor son desgranados por sueños y fantasías hilvanados con alguna realidad. Son las hojas de mi otoño tardío cuando comencé a lagrimear tinta en el silencio de mis horas.

Hacer versos malos, depara más felicidad que leer los versos más bellos... Hermann Hesse

El poeta es un modisto que en sus creaciones, siempre hace tallas grandes de sus pensamientos o sentimientos… Elda

Avísame si dejo de soñar... E
.



24.9.13

Desamores

Triste y confundida he caído,
y mis alas se han quebrado,
ya no volaré amores
porque los amores han volado.

Cincelado tenía el corazón
con adornos de fantasías,
se clavó el cincel como punzón
y se desangró el alma mía.

Velados los ojos de lágrimas
formaran largos riachuelos,
por haber perdido el consuelo
que de pié me mantenía.

Ya no volverán los ruiseñores
a cantar en mi ventana,
las he cerrado con telones,
no quiero amanecer mañanas.

Los atardeceres son  míos
para esconder en la noche,
mis labios de amores fríos.

Con la piel vacía de caricias
y la almohada de pasiones,
voy a morir deprisa
y enterrar mis ilusiones.




13.9.13

Mañan volveré, por si acaso


La senda de la vida recorro sin mi amor,
el trayecto se hace largo, insustancial.
Es aciago andar el camino para llegar a la estación
donde espero todos los días mirando pasar el tren,
atenta al viaje de un viajero que no llega.
Y es que partió muy tarde…
con sus ojos bordados en el pasado
del que no se puede descoser.

Y yo, aquí me encuentro,
vestida en su corazón
con la mirada perdida en el horizonte,
enhebrada a un banco de madera,
mientras otro tren se aleja
por las vías del olvido.

Me quedo abstraída en las esferas de vapor
de la vieja máquina,
que se abrazan a las nubes para llorar y reír juntas,
hasta diluirse en un cielo azul
cuando brille el sol para siempre.

Miro el reloj del anden,
¡han dado las cuatro!
y pienso:
Mañana volveré… por si acaso.