Letras desprendidas de una pluma muy sencilla donde el amor y desamor son desgranados por sueños y fantasías, hilvanados con alguna realidad.
Son las hojas de mi otoño tardío cuando comencé a lagrimear tinta, en el silencio de mis horas.
*
*
El poeta es un modisto que en sus creaciones,
hace tallas grande de sus pensamientos y,
emociones……….. Elda
*
*Hacer versos malos, depara más felicidad que leer los versos mas bellos* Hermann Hesse




30.7.13

¡Ah, qué pesadilla!

¡Ah, qué pesadilla!,
amanece un nuevo día
y sigues tatuado en mi pensamiento
atormentando mi vivir.

Eres como el calor pegajoso 
de un tórrido verano
pegado a mi piel,
que no desaparece aunque 
nade en las profundidades
de mis frías realidades.
Eres mirlo blanco
revoloteando en las 
pupilas de mis transparencias,
velando el paisaje de mis horas,
llenas o vacías, pero siempre presente.

¡Ah, qué pesadilla!, 
recordarte a cada instante
y saber que tu eres mar
y yo cielo que nunca van a encontrarse
en ese horizonte ilusorio, 
de dos colores semejantes.

¡ Ah, qué pesadilla!,
pensarte y pensarte...
sin la esperanza de verte
acariciando mis labios pintados e inertes.
Y no, no es un sueño, 
ni quimera,
ni fantasía, 
ni el viento soplando en mi ventana, 
ni la niebla llorando al alba...
Esto es un desasosiego que quiero eludir
o enterrarlo para siempre 
entre los pliegues del firmamento,
allí, donde el sol da su último suspiro
llamando a la noche.


19.7.13

Entre paréntesis



Entre paréntesis… 
(tu nombre) tengo guardado para no olvidarlo,
y aunque hable de otros amores,
ahí estás, en la punta de mi lápiz
apostillado.
Y entre comillas en mis sueños, 
“duermo en tu cuerpo,
la mejilla en el pecho
escuchando los latidos de tu corazón
acompasado por ese amor que sueño“.
Pero el viento entra 
regateando la noche que me cubre,
y entre guiones tatuados susurra en mis oídos
-que no es cierto lo que sueño,
que tú no estás, ni eres…
nada más que un aliento en mi corazón
que se funde entre el rosaceo de un amanecer
inventado-
No hago caso al viento, 
ni a la niebla que llueve debajo de mi alero, 
ni al eco, ni al eco, ni al eco
que murmura 
entre las paredes vacías de mis anhelos,

Y entre paréntesis, 
(sigo pensando en ti) 
“aunque no quiero”




8.7.13

¿Porquénosiquiero?

Una mágica fuerza me lleva hacia ti,
más no puedo dar un paso,
no sé donde caminas,
solamente mi pensamiento sagaz
 es capaz de encontrarte entre las hojas
secas de mi viejo tronco,
donde el otoño dejó un sello que no puedo borrar.
Y te veo a ti, mi caballero,
recorriendo los caminos de la realidad
donde  no puedo entrar.
Pero sueño porque quiero soñar,
y porque nada puede impedir 
que te deslices en mi mundo de fantasía,
donde las nubes se peinan 
con tirabuzones del viento
y se visten con vaporosas muselinas,
mientras pienso que tus ojos me miran
y me vuelven a mirar acariciando mis pupilas
cada vez más tiernas por la edad,
Pero lloro, y beben los pájaros 
cuando tú, el hombre de mi corazón no estás.
Despierto al encontrarme fatigada de fantasear,
y veo como la luna brilla y pestañea por el horizonte
acallando los grillos que cantan en mi jardín,
y entonces… me duermo en la noche velada
envuelta en el murmullo de tu aliento
que respira dos notas: Mi, Sol, y sueeeño.