Letras desprendidas de una pluma muy sencilla donde el amor y desamor son desgranados por sueños y fantasías, hilvanados con alguna realidad.
Son las hojas de mi otoño tardío cuando comencé a lagrimear tinta, en el silencio de mis horas.
*
*El poeta es un modisto que en sus creaciones,
hace tallas grande de sus pensamientos y,
emociones……….. Elda
*
*Hacer versos malos, depara más felicidad que leer los versos mas bellos* Hermann Hesse

....




31.1.13

Caminando por los sueños

20100329021229-caminando.jpg

 
Se abrió una puerta en mi corazón
y entró una luz hasta el fondo,
en forma de estrella infinita
con sus puntas llenas de besos,
girando como molinos de viento
trillando mis sentimientos,
y dando aliento a la vida donde respiro
para volar por los sueños;
unos sueños que cantan en mis oídos
de tus labios a los míos.
Pero no llegó la melodía,
ni al fijarme vi la luz brillante,
ni la ventana tan grande,
solo un diminuto hueco
por donde recaló la luz
que me aturdió el sentido,
creyendo ver el amor donde solo hay olvido.

¡Ay de mi!, pesar de mis pesares,
dónde irá mi corazón
que le veo por los zarzales,
buscando una mora verde
para quitar la mancha azul
que ha caído en mi pensamiento,
pensando que era amor,
y tan solo fue un reflejo que me quitó
la razón… y ahora, no la encuentro.

 

 

19.1.13

Me gusta llamarte guapa


Autor de estas quintillas, mi admirado y querido poeta TROVADOR

Me gusta cuando te miro
y devuelves la mirada
forzando tu cuerpo al giro
y se te escapa un suspiro
de mujer enamorada.

Me gusta princesa amada,
perla que al sol encandilas,
verte pasar sonrojada
con la luna reflejada
en tus preciosas pupilas.

Me gusta llamarte guapa
cuando contigo me veo,
el corazón se me escapa
y tu mirada destapa
el misterio del deseo.

Si dejaras vida mía
que de tus labios bebiera,
de tu boca bebería
y mi otoño al fin sería
la más bella primavera.

Trovador

15.1.13

Recuerdo de un compás


Al compás de un tango,
mis ojos cruzaron con los tuyos
y con pasos de miradas enamoradas,
dos almas
quedaron prendadas
en tus ojos y los míos.

Con el roce de tu rostro
los poros se transmitieron,
amores que allí prendieron
hasta que volatizaron...

Hoy la música del bandoleón,
recorre dulcemente mi piel
llorando en mis oídos
melodías de antaño,
que duelen el corazón
mientras mis recuerdos
bailan tango
activando mis sentidos.